27/12/2017, 11.13
BANGLADESH
Enviar a un amigo

P. Cagnasso: Carta de Navidad, en el recuerdo del Papa Francisco a Bangladés

de Franco Cagnasso

La vista a Daca del pontífice hizo que los católicos: “estuviesen contentos de ser el centro de la atención”. Un año transcurrido con dificultad, sin el párroco el p. Quirico Martinelli que estaba en Italia para curarse. El grupo de la casa de la ternura de Rajshahi y el del hostal de Bandarban. La escuela para niñas y niños de la favela de Notun Bazar en Daca. Una navidad feliz y “reconocedora”.

Daca (AsiaNews)- Queridísimos amigos, empecé a escribir esta carta a fines de octubre, en Dinajpur, donde pasé unas jornadas muy agradables, en compañía de los otros misioneros del PIME en Bangladés, reunidos para una asamblea. Hemos gustado el clima fresco, las charlas entre amigos, el compartir nuestras vidas, la oración en común, las risas que salen aún en los momentos difíciles, cuando nos recordamos de las cosas hechas juntos. Necesitaba este breve intervalo, después de cinco meses a causa de la ausencia del párroco el p. Quirico Martinelli que estaba curándose en Italia y que se prolongaron. Pero, ahora el padre volvió, podemos ayudarnos es todo, juntos. Entonces reinicio mi carta.

En estos días, del 30 de noviembre al 2 de diciembre, hemos tenido entre nosotros al Papa Francisco. La pequeña y esparcida grey de los cristianos en Bangladés, también no católicos, se preparó con entusiasmo para recibirlo, contentos de ser- por 3 días el centro de la atención. ¡Estamos también nosotros! Muchos de otras religiones han demostrado interés y por primera vez en la Tv han transmitido amplios servicios sobre la visita, también en directa, comprendida la larga celebración de la misa en el parque central de Daca.

Todo se desarrolló pacíficamente, una “peregrinación del espíritu”-dijo el Card. Patrick D´Rozario, arzobispo de Daca. El Papa elogió a Bangladés como “modelos” de convivencia entre religiones y nos alentó a vivir nuestra fe sin timidez, con alegría, abiertos al encuentro con los otros y a reconstruir la belleza de seguir a Jesús también cuando esto cueste sacrificio, marginación, peligros.

Para la ocasión, vino de Rajshhi también un grupo de los más grandes entre los 42 miembros de la Comunidad Sneharir (Casa de la ternura). Hace 25 años atrás el primer niño, huérfano y atacado de poliomielitis, fue acogido por sor Gertrudis y por el p. Mariano. No existían programas ni proyectos; Snehanir inició y creció paso a paso, “alentada” y “obligada” por la Providencia, que confiaba a las hermanas Shanti Rani y las Misioneras del PIME, niñas y niños en graves dificultades por alguna discapacidad o por la extrema pobreza y sin nadie que pudiese ayudarlos. En la misa del Papa tuvieron un lugar “especial”, cerca de él: un pequeño signo que, en el Reino de los Cielos, aquellos que nosotros pensamos sean los últimos serán en vez los primeros…

En enro festejaremos los 25 años de Sneharir. Mientras tanto, estamos recogiendo de quién vive o vivió en la comunidad hasta cuando encontró su camino en la vida. Quisiéramos demostrar que quien tiene alguna forma de discapacidad también tiene muchas habilidades, que no deben ser sofocadas o no expresadas y es un don preciso para aquellos que saben acogerlo. Haremos una pequeña publicación y una bella fiesta, recordando con  reconocimiento a vosotros que nos ayudan y todos aquellos que acompañan Snehahir con simpatía, oración, donaciones, amistad.

De hace más de 2 años pueden visitar a los jóvenes y a las muchachas Marma del hostal en Bardarban, porque el gobierno prohibió a los extranjeros ir a esas zonas, considerada “peligrosas”. El reciente agravarse de la crisis de los Rohingyás y el gran número de ellos que hallan justamente en la región de Bardarban, hacen que esta situación sea todavía más delicada. Nuestro hostal por ahora no tuvo fastidios, pero existe una preocupación. Las poblaciones aborígenes de toda la zona (y los Marma entre ellos), ya acosadas por emigrantes internos de Bangladés en busca de tierras, ven en los Rohingyás como un peligro para sus pueblos y no tienen confianza en la protección de las numerosas fuerzas militares distribuidas en la zona, temiendo sean más un apoyo de los “invasores” que protección de los residentes: una penosa rivalidad entre pobres… En el hostal, igualmente, gracias al proyecto “Hermana agua”, hemos mejorado la provisión y la distribución de agua. “Hermana agua” pero nos hicieron una fea broma y en el mes de setiembre la demasiada lluvia dañó los fundamentos de dos edificios, que ahora debemos reforzar y arreglar.

No pudiendo ir yo a Bandarban, invité a los jóvenes a hacer un largo viaje hasta Daca, para transcurrir dos jornadas de juegos, danzas, compartir, oraciones (cada uno según la propia fe) junto a los jóvenes de nuestra parroquia. No necesitaremos mucho para hospedarlos: algunas esteras en el suelo de nuestras salas para los encuentros, mientras que para la comida tenemos aquí a una “patrulla de pronto socorro” que se arregla muy bien ollas, arroz y todo lo que sea necesario.

La escuela para las niñas y los niños de las favelas junto a Notun Bazar, en Daca, “empresa” valiente de Dino y Rotna, no obstante los miedos crecidos después del atentado terrorista de julio pasado, encontró amigos que ayudan también en mejorar la calidad de la enseñanza y de la formación de los alumnos, comprendida la atención para que las muchachas no sean obligadas a matrimonios precoces. Se está convirtiendo en una escuela modelos-naturalmente sin dejar de cuidar el ofrecer cada día una buena comida a más de 120 alumnos y alumnos.

En Rajshahi continúa el servicio del CAM (Centro de Asistencia Enfermos). En Bangladés se están difundiendo dispensarios médicos, pequeñas clínicas, centros de maternidad, etc. Que no existían hace pocos años atrás. Por esto, al CAM, llegan menos enfermos para casos “ordinarios” y siempre más enfermos en condiciones difíciles, complejas y que necesitan curaciones costosas, enfermos del corazón, pacientes de quimioterapia o en diálisis. Mantenerse al día en las nuevas exigencias no es fácil, pero queremos continuar porque se trata de un servicio precioso también en la parroquia, pero queremos tres habitaciones a disposición de quien debe venir a Daca para curas especiales. Acogemos, acompañamos, aconsejamos, visitamos a aquellos que están internadas. Los jóvenes que viven con nosotros “pierden tiempo” hablando con los enfermos, creando un clima del cual alguno se queda fascinado y agradecido porque- si bien son de otra religión-recibe atención y simpatía inesperadas.

A propósito de los jóvenes que viven con nosotros en la parroquia, Rergan Gomes, que había estado en la comunidad por 4 años fue ordenado sacerdote para el PIME y está ya en Lisboa, donde estudia portugués para ir a su misión en Guinea Bissau. Es el quinto misionero originario de Bangladés. Después de él, 5 jóvenes se están preparando continuando los estudios en el seminario del PIME en Monza; tres entraron en el seminario de Daca, otros han tomado otros caminos o llegaron nuevos; ahora aquí son 13 en total: una comunidad en la cual me encuentro muy bien, ¡Allá la diferencia de edad!

Junto a ellos, junto a muchos niños, jóvenes, enfermos, pobres que gracias a vuestra ayuda pueden estudiar, curarse, vivir un poco mejor y junto a los cristianos de nuestras comunidades, les auguramos de corazón una Navidad serena, con la alegría que el Amor de Dios viene a donarnos, en Jesús.

Un cordial y agradecido saludo.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Misionero en Bangladés: somos un ‘pequeño resto’ guiados por el Espíritu Santo
02/12/2017 10:46
El Papa en Dacca: Iglesia Chiesa de Bangladés, semillita de mostaza, que crece en la alegría
02/12/2017 14:18
Daca, Premier Sheikh Hasina festeja la Navidad con los líderes cristianos
22/12/2017 15:33
Daca: en vista de los comicios, los partidos ‘redescubren” las minorías religiosas
27/12/2018 14:00