05/11/2017, 14.05
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: El mal ejercicio de la autoridad. La beatificación de sor Rani María en Indore

En el Ángelus, el Papa Francisco critica a “cuantos tienen autoridad ya sea civil o eclesiástica”. “La autoridad es una ayuda, pero si viene mal ejercida, se vuelve opresiva, no deja crecer a las personas y crea un clima de desconfianza y de hostilidad y lleva también a la corrupción”. Personalmente me duele ver a personas que psicológicamente viven corriendo detrás de los honores”. La beata Regina (Rani) María Vattalil, mártir. “Su sacrificio sea semilla de fe y de paz, especialmente en la tierra de India”. La llamaban “la hermana de la sonrisa”.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- Las “críticas severas a los escribas y fariseos” en la boca de Jesús son también “importantes consignas o entregas a los cristianos de todos los tiempos, por lo tanto también a nosotros”, para evitar “un mal ejercicio de la autoridad”. Lo dijo el Papa Francisco comentando el Evangelio de la misa de hoy (Mt 23,1-12) a los peregrinos reunidos en la plaza de san Pedro para el Ángelus. El pontífice también recordó la beatificación de sor Regina (Rani) María Vattalil, asesinada en 1995 a causa de la fe.

Citando las críticas a escribas y fariseos que “dicen y no lo hacen”, es que «atan fardos pesados, difíciles de llevar, y se los cargan en la espalda a la gente, mientras ellos se niegan a moverlos con el dedo», Francisco  agregó: “Un defecto frecuente en quienes tienen una autoridad, es exigir de los demás cosas, inclusive justas, pero que ellos no practican en primera persona. …” “Esta actitud es un mal ejercicio de la autoridad, que en cambio debería tomar su principal fuerza precisamente del buen ejemplo. La autoridad nace del buen ejemplo para ayudar a otros a practicar lo que es justo y debido, sosteniéndolos en las pruebas que se encuentran en el camino del bien. La autoridad es una ayuda, pero si se ejerce mal, se vuelve opresiva, no permite que la gente crezca y crea un clima de desconfianza y hostilidad y lleva también a la corrupción”

Jesús denuncia abiertamente algunos comportamientos negativos de los escribas y fariseos: «Les gusta ocupar los primeros puestos en las comidas y los primeros asientos en las sinagogas; que los salude la gente por la calle y los llamen maestros » (vv.6-7). Esta es una tentación que corresponde a la soberbia humana y que no siempre es fácil de vencer. La actitud de vivir sólo de la apariencia.

Las “consignas” a sus discípulos: «Ustedes no se hagan llamar maestros, porque uno solo es su maestro, mientras que todos ustedes son hermanos […] uno solo es vuestro Guía, Cristo”

 “Nosotros, los discípulos de Jesús - continuó el Papa - no debemos buscar títulos de honor, de autoridad o supremacía, porque debe haber una actitud fraternal entre nosotros. Todos somos hermanos y no debemos dominar a los demás de ninguna manera. Si hemos recibido cualidades de nuestro Padre Celestial, debemos ponerlas al servicio de los hermanos, y no aprovecharlas para nuestra satisfacción personal. No debemos considerarnos superiores a los demás; la modestia es esencial para una existencia que quiere estar conforme a las enseñanzas de Jesús, que es manso y humilde de corazón”. No debemos considerarnos superiores a los otros; la modestia es esencial para una existencia que quiere estar de acuero acon las enseñanzas de Jesús, el cual es manso y humilde de corazón y que vino no para ser servido sino para servir”

“La Virgen María - concluyó - «humilde y alta más que otras criatura» (Dante, Paraíso, XXXIII, 2), nos ayude con su intercesión maternal, a rehuir del orgullo y la vanidad, y a ser dóciles al amor que viene de Dios, para el servicio de nuestros hermanos y para su alegría, que también será la nuestra”.

Después de la oración mariana-recordó el pontífice- "Ayer, en Indore, India, fue proclamada Beata Regina Mary Vattalil, religiosa de la Congregación de las Hermanas Franciscanas Clarisas, asesinada por su fe cristiana en 1995",  mártir. 

"La hermana Vattalil -agregó el pontífice - dio testimonio de Cristo en el amor y la mansedumbre, y se une a la larga fila de mártires de nuestro tiempo. Su sacrificio es una semilla de fe y paz, especialmente en tierra india". Era tan buena que la llamaban la hermana de la sonrisa”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Papa: San Esteban, el mensaje de Jesús es incómodo y nos incomoda
26/12/2017 12:37
Papa: Como el ciego curado, "salir a la luz", renacer a una nueva vida
30/03/2014
Papa: “Un cristiano que no se deja atraer por el Padre hacia Jesús vive en condiciones de huérfano”
19/04/2016 12:37
Papa: Esperamos la venida del esposo. Y el sueño de la muerte no nos asusta
12/11/2017 14:19


Viajes