18/03/2014, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: La Cuaresma es para "estar más cerca del Señor", pero "un acercamiento sincero", no como los hipócritas que "se maquillan de buenos" y piensan salvarse por sí mismos

Todos "tenemos que cambiar la vida", para buscar "el bien en nuestra alma", donde siempre encontrará algo. La piedra de toque para los que no somos hipócritas y nos acercamos más al Señor " es "cuidar prójimo: los enfermos, los pobres, de los necesitados, los ignorantes". "Los hipócritas no saben cómo hacer esto, ellos no pueden, porque están tan llenos de sí mismos que son ciegos para ver a los otros".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - "La Cuaresma es para ajustar la vida, arreglar tu vida, cambia tu vida, para estar más cerca del Señor", pero "un acercamiento sincero", no como los hipócritas que "se maquillan de buenos", "ponen cara de estampita", creen que no tienen necesidad de Dios y esperan ser salvados por sí mismos. Es la advertencia dirigida por el Papa Francisco durante la misa celebrada esta mañana en la Casa Santa Marta, centrada en el tema de la conversión.

El Papa, de hecho, según informa Radio Vaticano, comenzó la homilía recordando que la conversión es la palabra clave de la Cuaresma, un tiempo favorable" para acercarse "a Jesús al comentar la primera lectura, tomada del libro de Isaías, señaló que el Señor llama a la conversión las dos "ciudades pecadoras" como Sodoma y Gomorra. Todo esto demuestra que "tenemos que cambiar la vida", para buscar "el bien en nuestra alma", donde siempre encontrará algo. Cuaresma es, pues, esta "revisión de la vida", acercándose al Señor. Él, "nos quiere cerca" y asegura que "nos espera para perdonar". Pero el Señor quiere "un acercamiento sincero" y nos advierte de ser hipócritas. "¿Qué hacen los hipócritas? Ellos usan maquillaje, se maquillan de buenos: ponen cara de estampita, rezan mirando al cielo, haciéndose ver, sintiéndose más justos que otros, desprecian a los otros. 'Bueno - se dice - soy un católico, porque mi tío era un gran benefactor, esta es mi familia y yo soy... he aprendido... he conocido al obispo tal, al cardenal tal, el padre tal... Yo soy... '. Se sienten mejor que otros. Esto es hipocresía. El Señor dice: ' no, no es eso". Nadie es justo por sí mismo. Todo el mundo tiene que ser justificado. Y el único que nos justifica es Cristo Jesús".

Para ello debemos acercamos más al Señor: "Pero no ser cristiano maquillado, que cuando pasa esta apariencia, se ve la realidad que no son cristianos". ¿Cuál es, entonces, "la piedra de toque para no ser hipócritas y nos acercamos más al Señor?". La respuesta la da el mismo Señor en la primera lectura, cuando dice: "Lavaos limpiaos, borrad de mis ojos la iniquidad de vuestras obras, deja de hacer el mal, aprended a hacer el bien". Esta es la invitación. Pero "¿cuál es la señal de que vamos en un buen camino?". "'Socorrer a los oprimidos, hacer justicia al huérfano, defender la causa de la viuda'. Cuidemos prójimo: los enfermos, los pobres, los necesitados, ignorantes. Esta es la piedra de toque. Los hipócritas no saben hacer esto, no pueden, porque están tan llenos de sí mismos que son ciegos para ver a los demás. Cuando uno camina un poco y se cerca del Señor, la luz del Señor le hace ver estas cosas y va a ayudar a los hermanos. Esta es la señal, ésta es la señal de la conversión".

Claro, "no es toda la conversión", que en realidad "es el encuentro con Jesucristo", pero "una señal de que estamos con Jesucristo es la siguiente: curar a nuestros hermanos y hermanas, a los más pobres, los enfermos, como el Señor nos enseña" y como leemos en el capítulo 25 del Evangelio de Mateo. "La Cuaresma es para ajustar la vida, arreglar la vida, cambiar la vida, para estar más cerca del Señor. La señal de que estamos lejos del Señor es la hipocresía. El hipócrita no tiene necesidad del Señor, se salva a sí mismo, así piensa, y se disfraza de santo. La señal de que nos acercamos al Señor con el arrepentimiento, pidiendo perdón, es que nos preocupamos por los hermanos necesitados, el Señor nos da toda la luz y el valor: luz para conocer lo que sucede en el interior nuestro y valentía para convertirse, para acercarnos más al Señor. Es agradable estar cerca del Señor". 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: "mil veces Jesús prefiere los pecadores" a los "hipócritas"
03/03/2015
Papa: el Espíritu Santo, "sello" de la identidad cristiana, a través del cual Dios ha dado el cielo como un "depósito" de eternidad
17/10/2014
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: el perdón de Dios por nuestros pecados ‘nos reconcilia y nos da la paz’
07/04/2019 13:50