17/05/2015, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Nosotros y las cuatro nuevas santas, testigos de la resurrección, "donde lo más fuerte es el olvido de Dios y la pérdida del hombre"

Francisco proclama santas a cuatro hermanas, una francesa, una italiana, dos palestinas: María Alfonsina Danil Ghattas, la fundadora de las Hermanas del Rosario, y María del Carmelo de Jesús Crucificado (Maria Bawardy). Presente Mahmoud Abbas, el presidente de la Autoridad Palestina. "Permanecer en Cristo" y cultivar "la unidad entre nosotros" son signos esenciales del testimonio. María Bawardy, "instrumento de encuentro y comunión con el mundo musulmán".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - Ser un "testigo de su resurrección, especialmente en aquellos entornos domde es más fuerte el olvido de Dios y la pérdida del hombre": esto se aplica a todos los cristianos y en particular se aplica a las cuatro monjas que la Iglesia proclama santas.

El Papa Francisco ha resumido el valor de la canonización de Juana Emilia de Villeneuve (1811-1854), una monja francesa, fundadora de la Congregación de las Hermanas de la Inmaculada Concepción de Castres, un orden comprometido con los pobres; María Cristina de la Inmaculada Concepción (1856-1906), religiosa napolitana, fundadora de las Hermanas, víctimas expiatorias de Jesús en el Santísimo Sacramento; Maria Alfonsina Danil Ghattas (1843-1927), religiosa, fundadora de la congregación de las Hermanas del Rosario de Jerusalén; María de Jesús Crucificado (Maria Bawardy), (1846-1878), monja profesa de la Orden de las Carmelitas descalzas.

Estas últimas las primeras dos santas palestinas. Por lo tanto, entre los más de 40 mil fieles reunidos en la plaza había muchos fieles de Tierra Santa, Egipto, Siria, Líbano, Irak, junto con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, quien se ha reunido personalmente con el papa Francisco. Entre los invitados había también algunos mufti musulmán.

Inspirado por la lectura del día (el séptimo domingo de Pascua), el Papa ha esbozado algunos elementos clave que hacen los fieles testigos del Resucitado.

Primero "permanecer en el Cristo resucitado y en su amor". "Jesús - dijo el Papa - Jesús lo había repetido con insistencia a sus discípulos: «Permanezcan en mí… Permanezcan en mi amor» había dicho (Jn 15,4.9). Este es el secreto de los santos: permanecer en Cristo, unidos a Él como los racimos a la vid, para dar muchos frutos (Cfr. Jn 15,1-8). Y este fruto nos otra cosa que el amor. Este amor resplandece en el testimonio de Sor Juana Emilia De Villeneuve, que consagró su vida a Dios y a los pobres, a los enfermos, a los encarcelados, a los explotados, haciéndose para ellos y para todos un signo concreto del amor misericordioso del Señor”. 

“La relación con Jesús resucitado es – por así decir – la “atmósfera” en la cual vive el cristiano y en la cual encuentra la fuerza para permanecer fiel al Evangelio, también en medio de los obstáculos y la incomprensiones. “Permanecer en el amor”: esto también ha hecho Sor María Cristina Brando. Ella fue conquistada completamente por el ardiente amor por el Señor; y por la oración, del encuentro corazón a corazón con Jesús resucitado, presente en la Eucaristía, y de ahí recibía la fuerza para soportar los sufrimientos y donarse como pan compartido a tantas personas alejadas de Dios y hambrientas de un amor auténtico”.

Otro aspecto esencial del testimonio es "la unidad entre nosotros": "la misión de anunciar a Cristo resucitado no es una tarea individual es de vivir en una comunidad, con el colegio apostólico y con la comunidad."

“Y resuena también hoy en el Evangelio la oración de Jesús en la vigilia de la pasión: «Sean una sola cosa, como nosotros» (Jn 17,11). De este amor eterno entre el Padre y el Hijo, que se infunde en nosotros por medio del Espíritu Santo (Cfr. Rom 5,5), toma fuerza nuestra misión y nuestra comunión fraterna; de ella emerge siempre nuevamente la alegría para seguir al Señor en el camino de la pobreza, de la virginidad y de la obediencia; y este mismo amor nos invita a cultivar la oración contemplativa. Lo ha experimentado en modo eminente Sor María Baouardy, humilde e iletrada, supo dar consejos y explicaciones teológicas con extrema claridad, fruto del diálogo continuo con el Espíritu Santo. La docilidad al Espíritu Santo también la ha hecho un instrumento para el encuentro y la comunión con el mundo musulmán. Así como también Sor María Alfonsina Danil ha entendido que cosa significa irradiar el amor de Dios en el apostolado, convirtiéndose en testimonio de mansedumbre y unidad. Ella nos ofrece un claro ejemplo de cuanto sea importante hacernos responsables los unos de los otros, de vivir uno al servicio del otro”.

“Permanecer en Dios y en su amor, para anunciar con la palabra y con la vida la resurrección de Jesús, testimoniando la unidad entre nosotros y la caridad hacia los demás. Esto es lo que han hecho las cuatro Santas proclamadas hoy. Su ejemplo luminoso también interpela nuestra vida cristiana: ¿Como soy testimonio de Cristo resucitado? Es una pregunta que debemos hacernos ¿Cómo permanezco en el Él, cómo vivo en su amor? ¿Soy capaz de sembrar en familia, en el trabajo, en mi comunidad, la semilla de aquella unidad que Él nos ha donado haciéndonosla participe de la vida trinitaria?”.

“Regresando hoy a casa, llevemos con nosotros la alegría de este encuentro con el Señor resucitado, cultivemos en el corazón el compromiso de vivir en el amor de Dios, permaneciendo unidos a Él y entre nosotros, y siguiendo las huellas de estas cuatro mujeres, modelos de santidad, que la Iglesia nos invita imitar”.

Después de la misa y antes del rezo del Regina Caeli, Francisco les agradeció su presencia a las "delegaciones oficiales de Palestina, Francia, Italia, Israel y Jordania". Y pidió la intercesión de los nuevos santos, "El Señor conceda por su intercesión un nuevo impulso misionero a los respectivos países de orígen. Inspirándose en su ejemplo de misericordia, de caridad y de reconciliación, los cristianos de estas tierras miren al futuro con esperanza, continuando por el camino de la solidaridad y de la convivencia fraterna".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Santas palestinas, llama de amor que ilumina los cristianos perseguidos en Oriente Medio
15/05/2015
El Papa Francisco canonizará a dos monjas palestinas, “rocío” para Medio Oriente
12/05/2015
El padre Pierbattista Pizzaballa administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén
24/06/2016 13:32
En enero de 2018 hubo un boom ‘extraordinario’ de peregrinaciones a Tierra Santa
05/02/2018 13:21
Jerusalén, Semana de la Unidad: los cristianos, ‘satélites alrededor del único sol, que es Cristo’
22/01/2018 13:45