27/08/2018, 15.22
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: entre pedidos de perdón y pedidos de renuncia

de Franco Pisano

Al término del viaje a Irlanda, Francisco renovó el pedido de perdón, por los abusos cometidos por personas de la Iglesia. Pero en un expediente del ex nuncio en los EEUU se lo acusa de haber encubierto las malas conductas del Card.  McCarrick y piden que presente su renuncia.

Roma (AsiaNews) – Pedir la renuncia del Papa Francisco podría no ser más que un nuevo capítulo del contraste que rige en el seno de la Iglesia entre “conservadores” y “progresistas”. Sin lugar a dudas, se trata de un hecho sin precedentes. Sobre todo, por los motivos que se citan: haber encubierto las malas conductas del Card. Theodore McCarrick, acusado de acosar sexualmente a jóvenes seminaristas.

Una acusación que resulta aún más grave por el hecho de darse a conocer cuando acaba de concluirse el viaje del Papa a Irlanda, durante el cual Francisco en reiteradas oportunidades expresó “vergüenza” y “dolor” por los abusos ocurridos en el pasado dentro de la Iglesia, y no sólo irlandesa.  Incluso ayer, en la misa de cierre del Encuentro Mundial de las Familias, en el acto penitencial, el pontífice leyó una serie de pensamientos escritos en español, que evidentemente eran de su puño y letra: “Ayer me encontré con ocho personas, sobrevivientes de abusos de poder, de conciencia y sexuales. Recogiendo lo que me dijeron, quisiera poner delante de la misericordia del Señor estos crímenes, y pedir perdón por ello. Pidamos perdón por los abusos en Irlanda, abusos de poder y de conciencia, abusos sexuales por parte de miembros calificados de la Iglesia. De un modo especial, pidamos perdón por todos los abusos cometidos en instituciones de diverso tipo, dirigidas por religiosos y religiosas y por otros miembros de la Iglesia. Y pidamos perdón por los casos de explotación laboral, a la cual han sido sometidos tantos menores”.  

“Pidamos perdón por las veces en las que, como Iglesia, no hemos ofrecido a los sobrevivientes del abuso que fuere, compasión, búsqueda de justicia y de verdad, con acciones concretas. Pidamos perdón”.

“Pidamos perdón por algunos miembros de la jerarquía, que no se han hecho cargo de estas situaciones dolorosas y que permanecieron en silencio. Pidamos perdón”.

“Pidamos perdón por los niños que fueron apartados de sus mamás, y por todas aquellas veces en que se dijo - a tantas madres solteras que trataron de buscar a sus hijos de los cuales las habían separado, y a los hijos que buscaban a sus mamás- que era pecado mortal: esto no es pecado mortal, es el cuarto mandamiento. Pidamos perdón”.  

“Que el Señor mantenga y haga crecer este estado de vergüenza y arrepentimiento, y nos de la fuerza para comprometernos para que jamás vuelvan a suceder estas cosas y para que se haga justicia. Amén”.

En este panorama, resulta disruptiva la acusación contra Francisco, contenida en un largo y articulado informe del ex nuncio apostólico en los EEUU, Mons. Carlo Maria Viganò: Francisco no habría escuchado las denuncias que circulaban desde hace años contra Mc Carrick, quien habría apoyado su elección como Papa durante el último cónclave, pese a que en julio de ese mismo año le quitó el cardenalato, precisamente a causa de los abusos. Por ese mismo motivo, Benedicto XVI había intentado imponer el aislamiento de Mc Carrick, sin lograrlo, debido a la protección brindada al purpurado estadounidense por ciertos grados elevados de las jerarquías eclesiásticas vaticanas. En el expediente desfilan decenas de nombres de prelados, acusados de diversa manera.

En cuanto a Francisco él habría sido informado personalmente por el mismísimo Mons. Viganò en junio de 2013.

Referida al tema del expediente y a las acusaciones vinculadas al mismo, ayer fue formulada una pregunta, dirigida a Francisco, durante el vuelo que, desde Irlanda, lo llevó de regreso a Roma, en el habitual encuentro con los periodistas. “He leído ese comunicado esta mañana”, respondió Francisco. “Lo he leído y sinceramente –agregó- tengo que decirles esto: lean ustedes mismos, atentamente, el comunicado y juzguen. Yo no voy a decir ni una sola palabra sobre esto. Creo que el comunicado habla por sí solo, y ustedes tienen suficiente capacidad como periodistas para sacar las conclusiones del caso. Es un acto de confianza: cuando haya pasado un tiempo, y ustedes saquen sus conclusiones, quizás, entonces, hable. Pero quisiera que vuestra madurez profesional haga este trabajo: les hará bien, de verdad. Es suficiente con esto”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El Papa en Irlanda: en el santuario de Knock, con ‘Un Rosario de oro para la Madre’
26/08/2018 13:09
El Papa en Irlanda: Un Pentecostés doméstico para las familias. La larga lista de pedidos de perdón
26/08/2018 18:34
Card. Gracias sobre el escándalo de los abusos sexuales: la Iglesia de Asia sostiene en un 100 por ciento al Papa Francisco
03/09/2018 11:41
El ex Card. McCarrick reducido al estado laical
16/02/2019 11:49
Hong Kong, un mes de oración y penitencia por la Iglesia y por las víctimas de abusos
30/08/2018 10:10