11/04/2019, 16.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: la trata es una mercantilización del otro, un acto contra el proyecto de Dios

“La trata, de hecho, desfigura la humanidad de la víctima, ofendiendo su libertad y dignidad. Pero, al mismo tiempo, ella deshumaniza a quien la realiza, negándole el acceso a la ‘vida en abundancia’”. Las acciones que apuntan a “restaurar y promover” nuestra humanidad y la de los otros y aquella de los otros en línea con la misión de la Iglesia.

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- La trata de seres humanos es una “mercantilización del otro”, un acto contra el proyecto de Dios sobre el hombre y por lo tanto “un crimen contra la humanidad”. Como consecuencia, las acciones que la contrarrestan para restaurar la dignidad de las personas forman parte de la misión de la Iglesia. Se desarrolló sobre tales líneas el discurso que el Papa Francisco dirigió hoy a los participantes en la conferencia internacional sobre la trata de personas organizada por la Sección migrantes y refugiados del Ministerio para el servicio del desarrollo humano integral.

Sobre la trata de personas, observó Francisco, “se hizo y se está haciendo mucho, pero aún queda mucho por hacer”, porque ella constituye un flagelo profundo en la humanidad de quien la sufre y de quien la realiza”. “La trata, de hecho, desfigura la humanidad de la víctima, ofendiendo su libertad y dignidad. Pero, al mismo tiempo, ella deshumaniza a quien la realiza, negándole el acceso a la ‘vida en abundancia’. Al final, la trata, daña gravemente a la humanidad en su conjunto, lacerando a la familia humana y también el Cuerpo de Cristo”.

Ella, evidenció Francisco, es una “mercantilización del otro” que en las víctimas viola en modo “injustificable” las dimensiones “constitutivas” del ser humano “deseado y creado por Dios”: la libertad y la dignidad. “por esto ella se la debe considerar como un crimen contra la humanidad. La misma gravedad, por analogía, debe ser imputada a todos los desprecios de la libertad y dignidad de cada ser humano, ya sea un connacional o un extranjero” y es fruto de “actitudes que tienden a considerar a los otros en una perspectiva meramente utilitaria, atribuyendo a ellos un valor según criterios de conveniencia y ventaja personal”. “Entre las manifestaciones más dramáticas de esta mercantilización va colocada la trata de personas. Ella, en sus múltiples formas, constituye una herida “en el cuerpo de la humanidad contemporánea”.

Por esto las acciones que apuntan a “restaurar y promover” nuestra humanidad y aquella de los otros están en línea contra toda forma de trata y en el compromiso tendiente hacia el rescate de los sobrevivientes; una lucha y un compromiso que tienen efectos benéficos también sobre nuestra misma humanidad, abriendo el camino hacia la plenitud de la vida, fin último de nuestra existencia”.

Francisco luego subrayó el compromiso que muchas Iglesias locales han “generosamente asumido” en tal ámbito pastoral, con numerosas iniciativas que la ven “en primera línea” para “prevenir la trata, proteger a los sobrevivientes y perseguir a los culpables”. “Siento que tengo que expresar un particular agradecimiento a las tantas congregaciones religiosas que han obrado- y continúan obrando, también en red entre ellas- como ‘vanguardias’ de la acción misionera de la Iglesia contra cualquier forma de trata. Frente a un fenómeno “tan complejo cuánto oscuro” como la trata de personas, es esencial asegurar la coordinación de las diversas iniciativas pastorales, a nivel local e internacional. “Las oficinas encargadas de las Iglesias locales, las congregaciones religiosas y las organizaciones católicas están llamadas a compartir experiencias y conocimientos y a unir las fuerzas, sus fuerzas, en una acción sinérgica que interese a los países de origen, tránsito y destinación de las personas objeto de trata. Para rendir más adecuada y eficaz su acción, la Iglesia debe saberse aprovechar de la ayuda de otros actores políticos y sociales. La estipulación de colaboración estructuradas con instituciones y otras organizaciones de la sociedad civil será garantía de resultados más incisivos y duraderos”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Caritas Líbano contra el tráfico de vidas humanas: ayuda y apoyo para reconstruir el futuro
12/04/2019 14:50
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Misionera franciscana: la desesperación en los campos, ‘es lo que abastece’ la explotación sexual
19/03/2018 13:46