06/02/2015, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: también hoy muchos "son perseguidos, odiados, expulsados de sus casas, torturados, masacrados" porque son cristianos

El martirio de los cristianos no es una cosa del pasado. "Nuestros mártires, que terminan sus vidas bajo autoridades corruptas de gente que odia a Jesucristo". "También yo terminaré". "Todos terminaremos" y "esto, al menos para mí, hace rezar para que esta anulación se asemeje los más posible a Jesucristo, a su morir".

Ciudad del Vaticano AsiaNews)- El martirio de los cristianos no es una cosa del pasado, también hoy hay "hombres, mujeres, niños que son perseguidos, odiados, expulsados de sus casas, torturados, masacrados" porque sus vidas anuncian la de un Dios que otros odian. Lo dijo el Papa Francisco durante la misa de esta mañana en la casa S. Marta, comentando el pasaje del Evangelio de Marcos, que narra el fin trágico de Juan  el bautista. Él que "jamás traicionó su vocación", "consciente que su deber era sólo anunciar" la "proximidad del Mesías"-, consciente de ser solamente "la voz", porque "la Palabra era Otro"- "termina su vida como el Señor, con el martirio".

Y sobre todo cuando termina en la cárcel por manos de Herodes Antipa, que el "hombre más grande nacido de mujer" se vuelve, dice el Papa Francisco. "pequeño, pequeño, pequeño", antes golpeado por la "obscuridad del alma"-  cuando duda que Jesús sea aquel al cual le preparó el camino- luego cuando para él llega el momento del fin, ordenado por un rey fascinado y al  mismo tiempo perplejo por Juan. Y "al final, después de esta purificación, después de esto, bajar continuamente hasta el anonadarse, haciendo los ismo que le sucederá a Jesús, y así termina su vida. Aquel rey perplejo se vuelve capaz de una decisión, pero no porque su corazón se haya arrepentido, sino porque el vino le dio coraje. Y así Juan termina su vida bajo la autoridad de un rey mediocre, borracho y corrupto, por el capricho de una bailarina y por el odio vengador de una adúltera. Así termina el Grande, el hombre más grande, nacido de mujer".

"Cuando yo leo este pasaje- agregó el Papa- les confieso que me conmuevo" y siempre pienso "en dos cosas". "Primero, pienso en nuestros mártires, en los mártires de nuestro días, esos hombres y mujeres, niños que son perseguidos, odiados, echados de sus casas, torturados, masacrados. Y ésta no es una cosa del pasado: esto sucede hoy. Nuestros mártires, que terminan sus vidas bajo la autoridad corrupta de gente que odia a Jesús. Nos hará bien pensar en nuestros mártires. Hoy pensamos en Pablo Miki, pero eso sucedió en 1600. ¡Pensemos en los hoy! Los del 2015".

Este disminuirse de Juan el Grande, "continuamente hasta la nada", en concreto, nos hace pensar "que estamos en este camino hacia la tierra, donde todos terminaremos". Me hace en "mí mismo". "También yo terminaré". "Todos terminaremos". "Nadie tiene la "vida comprada". También nosotros, queriéndolo o no, vamos sobre el camino de la anulación existencial de la vida, y esto, al menos para mí, me hace pedir y rezar para que este finalizar se asemeje los más posible al de Jesucristo, a su anulación".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Bartolomé I: el Niño Jesús, obligado a ser un refugiado: “es el real defensor de los prófugos de hoy”
23/12/2015
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Sacerdotes chinos festejan la primera participación de sus obispos en el Sínodo
03/10/2018 16:29
Papa: San Esteban, también hoy la Iglesia experimenta una severa persecución hasta la prueba suprema del martirio
26/12/2016 13:05
Papa: el martirio es don de la vida, testimonio que la vida tiene valor sólo al donarla
08/02/2019 14:15