11/07/2020, 10.11
IRAK
Enviar a un amigo

Patriarca caldeo, al clero: más allá del coronavirus, debemos estar unidos a Dios y cerca de la gente

Para el Card. Sako, las “circunstancias difíciles”, determinadas por el coronavirus, requieren de un nuevo modo de ser sacerdote. A los creyentes hay que mostrarles el significado de la “paternidad” y del “cuidado humano y espiritual”. Es un tiempo que debe ser aprovechado para un crecimiento espiritual, a través de la lectura, la meditación y la oración. La vida común entre los sacerdotes, una oportunidad de crecimiento.

Bagdad (AsiaNews) - En las “circunstancias difíciles” determinadas por la pandemia de Covid-19, el sacerdote es llamado a encontrar nuevos modos de mostrar su “cercanía a las personas”, y sostenerlas en el plano moral, ayudándolas a permanecer “unidas a Dios” y a ser “solidarias con los demás”. Es lo que pide al clero caldeo el primado y Card. Louis Raphael Sako, quien invita a los sacerdotes a tomar la oportunidad que se presenta en medio del drama que estamos viviendo y a redescubrir “los dones y lo que tenemos”. Que a su vez son funcionales para un “mejor servicio a las personas”, siguiendo el ejemplo de Cristo y de tantos religiosos del pasado. 

En su mensaje, que fue enviado a AsiaNews a modo informativo, el purpurado invita a “mostrar a nuestros creyentes” el “significado de la paternidad y del cuidado humano y espiritual”. Y a hacer esto con “delicadeza y ternura”, dejando de lado las “desigualdades y críticas”, por el bien “de aquellos que están cerca nuestro”. Este tiempo, agrega, debe ser aprovechado, como enseña San Efrén, para un crecimiento espiritual, a través de la lectura, la meditación y la oración. 

En las últimas semanas, el primado caldeo ya había recordado que la pandemia de coronavirus puede ser la ocasión para una fe más profunda y para una sociedad más solidaria, en un contexto que sigue siendo crítico en muchas partes del país, sobre todo en la capital. Este año, la emergencia sanitaria ha obligado a cancelar el retiro espiritual y los festejos comunitarios, así como los encuentros deportivos y las convivencias.

En Irak, sigue en pie la lucha contra el Covid-19, con medidas de aislamiento sanitario, distanciamiento social, límites a las actividades y suspensión de los encuentro de oración, misas y otros servicios. Sin embargo, según el Card. Sako, “la mayor parte de nuestros sacerdotes permanece fiel” y “comprometido” en su misión. “Estamos orgullosos por esto y agradecemos el esfuerzo” que están realizando al servicio de la Iglesia y de las personas, aún cuando no nos ahorra la herida provocada por aquellos pocos que han abandonado su parroquia y su diócesis, hoy como en el pasado

Por último, el patriarca subraya la importancia de una colaboración entre los sacerdotes, cuya vida comunitaria ha de ser considerada como una “oportunidad” de crecimiento y una “bendición”. “He vivido la mayor parte de mis años sacerdotales con los curas - escribe el purpurado - y he aprendido mucho de ellos”, en un intercambio recíproco que sigue vivo en mi memoria. Él exhorta a resolver los problemas y dificultades “con esperanza, paciencia y coraje”, adoptando el lenguaje “del diálogo sereno y responsable”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
P. Gilyana: mi vocación, en la huella de los mártires de la Iglesia iraquí (III)
25/09/2020 14:07
Seminarista iraquí: volverse sacerdote luego del drama del ISIS (II)
24/09/2020 13:36
Card Sako: la Iglesia iraquí necesita nuevas vocaciones masculinas y femeninas (I)
23/09/2020 12:53
P. Shamil en Bagdad: mi vocación, siguiendo a Mons. Rahho y a los mártires iraquíes
31/01/2020 14:27
La Iglesia iraquí festeja la ordenación de dos sacerdotes. Card. Sako: sigan a Cristo
18/01/2020 14:40