02/02/2018, 14.29
EGIPTO
Enviar a un amigo

Por las elecciones, al-Sisi apuesta a la economía y lucha contra la yihad. La oposición propone un boicot

A fines de marzo, el país es llamado a las urnas para elegir el próximo jefe de Estado. El gran favorito es el presidente saliente. La oposición llama a desertar de las urnas; no hay una personalidad capaz de enfrentarse a la actual dirigencia. Al-Sisi relanza mega-proyectos de infraestructura e inversiones en el sector energético. El rol del islam y la guerra contra el fundamentalismo.

El Cairo (AsiaNews) – Lucha contra la corrupción, crisis económica, guerra al fundamentalismo y un nuevo impulso al turismo, sector clave que hace tiempo viene atravesando dificultades a raíz de la ola de violencia que ha embestido al país. Son algunos de los temas centrales de la campaña electoral, que llevará a los egipcios a elegir el próximo jefe de Estado en el marco de las elecciones presidenciales, a fines de marzo. El gran favorito sigue siendo el líder saliente, el ex general Abdel Fattah al-Sisi, que se dispone a asegurarse un segundo mandato, también porque hasta ahora no ha surgido un candidato capaz de hacerle frente.

El primer llamado de las elecciones presidenciales está programado del 26 al 28 de marzo de 2018. En caso de balotaje, la votación se llevará a cabo del 19 al 21 de abril para el exterior, y del 24 al 26 de abril, en suelo patrio. El ganador será anunciado el 2 de abril, en caso de ser elegido en el primer llamado, en tanto el nombramiento se postergará para el primero de mayo, en caso de requerirse una segunda vuelta.  

En estas horas, el presidente saliente al-Sisi ha lanzado una advertencia a sus opositores políticos, que han amenazado con un boicot en las urnas en el mes de marzo. Al día de hoy, sólo hay dos candidatos oficiales: quien desafía al ex general es un ex sostenedor y otrora fidelísimo, Mousa Mustafa Mousa, que, sin embargo, no parece poner en riesgo la reelección. Los otros rivales posibles se han retirado de la carrera electoral, tras ser arrestados o recibir intimidaciones.  

En respuesta a la campaña de represión emprendida por el gobierno, algunos partidos de oposición y al menos 150 personalidades destacadas del país han llamado a ejercer un boicot en las urnas, bajo el eslogan “Quedaos en casa”. Uno de los principales sostenedores es el ex rival político de al-Sisi en las elecciones del 2014, Hamdeen Sabahi, quien define la situación actual como “una brutal tiranía en el poder”.

Entre aquellos que días atrás retiraron su candidatura, figuran el ex Primer Ministro Ahmed Shafiq y Mohamed Anwar al Sadat, nieto del presidente Sadat, asesinado en 1981. También él renunció a último momento, aludiendo al clima “hostil” que rige en el país. A éstos se suma el arresto, el 23 de enero pasado, del general y ex Jefe de Estado Mayor del Ejército, Sami Hafez Annan, por violación de los términos de la candidatura. Por último, también debe señalarse la renuncia del abogado y activista por los derechos humanos Khaled Ali, que se ha mostrado crítico en relación a la dirigencia actualmente en el poder.

Según ciertas fuentes, al-Sisi querría obtener la reelección con un amplio margen, para echar mano de la Constitución, y eliminar la restricción de dos mandatos cuatrienales. Otros denuncian el clima de creciente represión e intolerancia en relación a los opositores. En realidad, la gran mayoría de la población, y esto no se limita a los medios y a los principales comentaristas, considera al presidente saliente como la única figura capaz de resolver los problemas de Egipto, tanto a nivel económico como en tema de democracia y derechos.   

Dos de los principales desafíos que deberá afrontar el próximo presidente conciernen a la economía y a la lucha contra el terrorismo de matriz islámica.  Hace tiempo que el país es teatro de atentados y hechos de violencia, que han terminado afectando a la minoría cristiana copta. En marzo del año pasado, la violencia obligó a cientos de familias a abandonar sus hogares y tierras en al-Arish. El último atentado se consumó el 29 de diciembre pasado, cuando ocho fieles fueron muertos en un tiroteo en la entrada de la iglesia de Mar Mina, en el suburbio homónimo, situado a uno 30 km al sur de la capital egipcia.  

En una aparición pública reciente, al-Sisi –que en principio defiende la libertad religiosa- ha asegurado su máximo empeño para dar vida a una nación civilizada y moderna, aunque no faltan críticas en lo que respecta al  carácter democrático de sus políticas. Un punto a favor es el hecho de hacer logrado que el país crezca en el plano internacional, en particular en la región medio-oriental, consolidando las relaciones con los Estados Unidos frente a un aumento de la tensión con Turquía, Qatar y Sudán (que se muestran cercanos a la Hermandad Musulmana).

En materia de economía, a pesar del aumento de precios y la explosión demográfica, al-Sisi ha emprendido “mega-proyectos” de infraestructura y grandes obras en el sector energético. Entre ellos, la apertura de la zona económica del canal de Suez, y la explotación de los yacimientos a lo largo de la costa. El hallazgo más significativo en el sector ha sido el yacimiento de Zohr, cuya producción fue puesta en marcha recientemente gracias a la cooperación entablada con empresa italiana ENI. La colaboración entre Roma y El Cairo ha crecido en los últimos años, a pesar de las tensiones por el homicidio de Giulio Regeni, el investigador asesinado en enero de 2016, en circunstancias misteriosas y con la presunta complicidad de las autoridades egipcias.  El mismo al-Sisi ha vuelto sobre el caso durante la inauguración del yacimiento en Zhor, asegurando que “no dejaremos de buscar a los criminales” autores del homicidio, para “entregarlos a las autoridades judiciales”.(DS)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Vocero de la Iglesia Católica: el capital humano, prioridad del segundo mandato de al-Sisi
03/04/2018 15:57
Iglesia egipcia: Ciudadanía, salud y educación, para un futuro de paz y desarrollo
06/02/2018 12:57
Activista egipcio: nos manifestamos por la economía y los derechos. No al regreso de los Hermanos Musulmanes
26/04/2016 16:08
El presidente de al-Sisi concede la amnistía el pensador islámico Islam Béheiri
21/11/2016 13:21
Minya, jóvenes cristianos en la cárcel por "insultar al islam"
26/02/2016 15:38