17/10/2016, 13.12
SIRIA - TURQUIA
Enviar a un amigo

Rebeldes sirios y el ejército turco le arrancan Dabiq al Estado islámico

Tropas en el terreno y ataques aéreos de Ankara han favorecido la reconquista de la pequeña ciudad situada en la frontera turco-siria. El enorme valor simbólico de Dabiq para los yihadistas. Según la tradición sunita, es el lugar de la batalla final entre el bien y el mal. Continúa el tira y afloja entre Moscú y Occidente. EEUU y Gran Bretaña amenazan con nuevas sanciones económicas contra Moscú y Damasco. 

Damasco (AsiaNews)- Las milicias rebeldes ligadas al Ejército sirio libre (FSA) y apoyadas por el ejército de Ankara han retomado ayer el control de Dabiq -pequeña ciudad situada al norte de Alepo, a poca distancia de la frontera turco-siria- que estaba en manos de los yihadistas del Estado islámico (EI). Según lo que refiere el Observatorio sirio para los derechos humanos, ONG con base en Londres que cuenta con una enorme red de informadores en el terreno, grupos combatientes apoyados por ataques aéreos turcos, “han capturado Dabiq, luego de que los miembros del EI se retiraron de la zona”

El director del Observatorio, Ramil Abdel Rahman agrega que los milicianos se apoderaron también de la cercana ciudad de Sawran.

Fuentes del grupo rebelde Fastaqim Union afirman que Dabiq cayó “después de una feroz batalla contra Daesh” [acrónimo árabe por el Estado islámico, ndr]. Los grupos combatientes difundieron en las redes sociales las imágenes de su ingreso a la ciudad. La agencia del Estado turco Anadolu agrega que los rebeldes están llevando a cabo operaciones para limpiar el territorio, en busca de minas y artefactos sepultados o abandonados por los yihadistas antes de su huida.

En la batalla de ayer habrían muerto al menos nueve combatientes rebeldes sirios y otros 28 resultaron heridos.

Dabiq es un pequeño suburbio cerca de la frontera con Turquía, que antes de la guerra contaba con unos cinco mil habitantes. Reviste una importancia estratégica limitada si se compara con Raqqa, pero tiene un altísimo valor simbólico, porque aquí -según una profecía del islam- se consumará el enfrentamiento final entre el islam y los infieles, con la victoria de los musulmanes. Una batalla del “bien” contra el “mal” en la visión sunita y no, como  es reportado por ciertas agencias en estas horas, el lugar del “enfrentamiento final” entre “fuerzas cristianas y musulmanas”, dando una interpretación confesional de la historia.

El alto valor simbólico de la pequeña ciudad es confirmado también por el hecho de que “Dabiq” es también el nombre de la revista trimestral oficial en lengua inglesa del “Califato”, publicada en la web -con  una notable realización y paginada- desde 2014 hasta el verano de 2016 y dirigida a un público occidental.

En Dabiq, símbolo de la propaganda yihadista, surgí también el mausoleo del sétimo califa de la dinastía omeya Sulayman Ibn Abd Al-Malik (674-717); en nombre de la lucha iconoclasta contra los así llamados “símbolos de la idolatría”.

Mientras tanto, continúa el tira y afloja entre Moscú (primer aliado del gobierno de Damasco) y el bloque occidental, después del fracaso de los coloquios del pasado fin de semana en Lausana (Suiza). Los EEUU y el Reino Unido amenazaron con nuevas sanciones económicas contra Rusia y Siria en el caso de que continúen los ataques aéreos contra Alepo, devenido el epicentro del conflicto sirio. El secretario de Estado americano, John Kerry, habla de “desastres humanitarios” de enorme escala  y advierte al Kremlin que la guerra “no puede terminar sin un acuerdo político”. Por último, vuelve a lanzar la acusación de “crímenes contra la humanidad” que se estarían realizando en la metrópolis del norte de Siria.

Le hace eco el ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, según el cual es necesario alcanzar un cese del fuego “restableciendo la mesa de negociaciones de Ginebra” y manteniendo alta la “presión” diplomática ejercida sobre Rusia.

Fue pronta la réplica del presidente ruso, Vladimir Putin, quien afirma que eventuales sanciones contra Moscú serían “contraproducentes”; el Kremlin renueva el compromiso común por la paz, aunque permanezcan las divisiones con Occidente en el terreno.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Yo, un yihadista converso, del ISIS pasé a ser cristiano: espada y Kalashnikov no conducen a Dios
27/04/2017 12:03
Metamorfosis del Estado islámico, minado por las discrepancias internas y el derrumbe de la ideología
28/02/2017 12:43
Más de 33.000 muertos, 4.900 ataques y 11.000 secuestros: las cifras del Estado islámico
20/08/2016 12:13