13/05/2021, 11.52
EDITORIAL
Enviar a un amigo

Regreso a Hong Kong, después de 18 años de misión en AsiaNews

de Bernardo Cervellera

La despedida del director de AsiaNews. Su antigua y ahora nueva misión será en Hong Kong y China. Agradece a Dios, al personal de AsiaNews y especialmente a los lectores por su generosidad. La misión en el campo de la comunicación, "el primer areópago" de la misión contemporánea.

Queridos amigos y lectores,

El 31 de mayo se concluye mi trabajo como director de AsiaNews y AsiaNews.it. El superior del PIME (Instituto Pontificio para las Misiones Extranjeras), instituto al que pertenezco, me ha destinado a la misión de Hong Kong-China, donde espero llegar a principios de agosto.  Ya estuve viviendo en Hong Kong y China, como misionero, en los años 1990-1997 y la pasión por el destino del pueblo chino y de la Iglesia siempre ha estado en mi corazón y en mi compromiso, incluso en Italia. En relación con mi nuevo (y antiguo) destino, algunos medios de comunicación han especulado sobre las tensiones con el Vaticano, por la posición de AsiaNews respecto a la Iglesia china y al Acuerdo Sino-Vaticano, que habría obligado a mis superiores a apartarme de la agencia de noticias. En realidad, mi viaje a Hong Kong y a China es un reencuentro con mi misión principal, acercándome a un punto caliente y sangrante del planeta, donde sufren las personas, los cristianos y las religiones, y donde un gigante autoritario como China propaga ondas de inquietud sobre el resto del mundo. Es importante que precisamente ahí resuene y se testimonie la salvación y la esperanza que Jesucristo trajo para todos los hombres y mujeres. Incluso para los que son prisioneros de un régimen y para los que construyen el futuro de su pueblo sobre la esclavitud política o sobre la aparente falsa libertad del consumismo, que es la otra cara de una esclavitud fundada en la producción y el materialismo. Por eso agradezco a mis superiores por esta decisión.

Tengo que agradecer a muchos por los 18 años que he pasado trabajando en AsiaNews. En primer lugar, a Dios, que nos ha permitido ser un instrumento de amplificación de las voces de las Iglesias y de los pueblos tantas veces olvidados y víctimas de la indiferencia, o utilizados como instrumento de lucro y de placer exótico en un diálogo entre Oriente y Occidente basado exclusivamente en la economía y el interés obtuso.

También debo agradecer a todo el personal de AsiaNews con el que he colaborado. Siempre ha estado dispuesto a vivir este trabajo como una misión, superando con generosidad los horarios y el ritmo de trabajo, brindando tiempo, espacio y amistad a la gente de Asia.

El agradecimiento más importante es para todos nuestros amigos y lectores: en estos 18 años, AsiaNews ha podido continuar gracias a su generosidad, a su ayuda financiera, compartiendo con nosotros la idea de que nuestras noticias deben ser difundidas y no "pagadas". Nuestro administrador ha calculado que en todos estos años, AsiaNews ha podido existir y trabajar gracias a sus donaciones, que ascienden a unos 4,5 millones de euros (sin que jamás se haya fijado un precio de suscripción, y con el aporte del PIME, que ha contribuido con un total de 500.000 euros). Les puedo asegurar que nunca hemos dejado de rezar por ustedes, para que su generosidad florezca en frutos de paz y amor para el mundo y para ustedes mismos.

La misión de AsiaNews no es el lucro. Su misión es ser la voz de los pueblos y de las Iglesias de Asia, con la certeza de que Jesucristo es el Redentor del hombre y que el hombre es el camino de la Iglesia. Por eso, se observan los hechos, los acontecimientos, las declaraciones, incluso las catástrofes, para entender cómo los seres humanos pueden ser más verdaderos, más ellos mismos, más felices en estas situaciones, siempre y sobre todo salvaguardando la dignidad de las personas, ya sean pobres, leprosos, víctimas de terremotos, inundados, o ricos, magnates, déspotas, violentos.

La dignidad absoluta de todo hombre o mujer se basa en su condición de criatura, generada por Dios. Por ello, nuestra primera batalla ha sido siempre por la libertad religiosa no sólo de los cristianos, sino de todos los credos.

Un periodismo apasionado por el hombre -y no por el lucro- puede ser también profético: intuye pistas y caminos como un centinela al acecho que, al regresar, invita a otros a seguir ese camino. Nuestras campañas han servido para ello. La primera fue por la liberación del cristiano Sage O'Connor y los prisioneros en las cárceles saudíes. En las señales de apertura -algunas reales, otras ambiguas- que muestra Riad, vemos el fruto de la sangre derramada y el dolor que vivieron Savio y otros cristianos o hindúes.

Otra campaña importante ha sido "Adopta un cristiano de Mosul": nació en 2014 para ayudar a los refugiados cristianos que huyeron del Estado Islámico en Irak. Se ha convertido en el modelo de muchas campañas a favor no solo de los cristianos, sino también de los yazidíes, musulmanes suníes y chiíes, mandeos, etc. Son los mismos que el Papa Francisco visitó en Irak el pasado mes de marzo.

Ha habido campañas "más pequeñas": para los cristianos de Orissa, las víctimas del terremoto de Nepal e Indonesia, las víctimas de las inundaciones en Filipinas, los estudiantes chinos ... La última y una de las más conmovedoras, es la que promovimos para liberar de la esclavitud a 52 familias de trabajadores desocupados de una fábrica de ladrillos en Kamalpur (Pakistán). Ahora hay varios grupos en Italia y en el extranjero que quieren continuar con esta obra.

En cuanto a mi futuro, aún no está definido a qué me dedicaré: si al área pastoral, cultural o al trabajo en las prisiones… Todo dependerá de las oportunidades que surjan tras mi regreso al mundo chino.

El futuro de AsiaNews y AsiaNews.it está en manos de los superiores y de su visión. Al P. Mario Ghezzi, nuevo director de AsiaNews, un atento misionero que se ha desempeñado en Camboya, le hago llegar mis mejores deseos y mis oraciones por la continuación de la misión en el campo de la comunicación que -como dijo San Juan Pablo II- es "el primer areópago" de la misión contemporánea (Redemptoris Missio, n. 37).

En la foto: una imagen del Mar de China Meridional tomada desde la Casa del PIME en Hong Kong.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: la red social complementa un encuentro de carne y hueso
25/01/2019 14:42
Papa: De Juan el Bautista a Jesús. El drama de la gente sin hogar
24/01/2021 13:09
El Papa: el ‘Ven y lo verás’ del Evangelio también es necesario para el buen periodismo
23/01/2021 14:01
Falleció el p. Robert Astorino, fundador de UCA News
26/06/2020 09:50
Hong Kong, tempestad sobre Leung: recibió millones no registrados de una empresa australiana
09/10/2014