24/01/2018, 12.43
MYANMAR-BANGLADESH
Enviar a un amigo

Retrasos en el repatrio de los Rohinyás. Naypyitaw acusa a Daca

Ningún prófugo volvió a Rakhine. Las autoridades birmanas: “Prontos en respetar los acuerdos”. Para Bangladés el proceso de compilación y verificación del elenco de las personas que hay que enviar está incompleto. Los refugiados ponen en duda el proceso y hacen pedidos. Tensión en los campos.

Yangon (AsiaNews/Agencias)- Myanmar acusa a las autoridades de Bangladés por el atraso en el programa de repatrio de los refugiados Rohinyás, el día después que caducó el término para el inicio de retorno de la minoría musulmana al Estado de Rakhine, devastado por la guerra. Dando inicio los compromisos tomados el pasado 23 de noviembre, los gobiernos de Napyitaw y Daca se pusieron de acuerdo el 16 de enero para la primera clara hoja de ruta sobre el retorno voluntario a Myanmar de centenares de miles de refugiados, dentro de dos años a partir de ayer.

Sin embargo, el comisario bangladesí para los refugiados y el repatrio. Mohammad Abul Kalam anunció hace dos días que el proceso habría tenido atrasos, porque el proceso de compilación y verificación del elenco de las personas que hay que enviar está incompleto. “hay todavía muchas cosas que faltan, entre las cuales la creación de campos de tránsito”. En realidad Myanmar preparó en su frontera dos estructuras para la acogida temporánea de los primeros 30 mil refugiados, antes que éstos vuelvan a sus “lugares de origen” o “a la localidad más cercana”.

Las autoridades de Myanmar refieren que ningún Rohingyás todavía volvió a Rakhine, teatro el pasado agosto de atroces violencias étnicas. “Nosotros estamos listos para recibirlos y acogerlos según los acuerdos”, declaró hoy Kyaw Tin, ministro de la Cooperación Internacional. “Hemos leído la noticia que Bangladés no está listo, pero no hemos recibido ninguna comunicación oficial”.

El complejo proceso de registración fue puesto en duda por los refugiados, que denuncian el miedo de volver a la escena que las Naciones Unidas han definido como “limpieza étnica”. En el campo de refugiados de Palong Khali, cerca del río Naf que marca la frontera entre los dos países, un grupo de líderes Rohingyás se reunió la mañana del 22 de enero con un auto-parlante y un cartel donde estaban escritas una serie de pedidos para su vuelta a Myanmar.

Éstas incluyen garantías de seguridad, la concesión de la ciudadanía y el reconocimiento del grupo como una de las minorías étnicas oficiales de Myanmar. Los Rohingyás piden también que las casas, las mezquitas y las escuelas que fueron incendiadas o dañadas en la operación militar sean reconstruidos. Las fuerzas de seguridad de Bangladés irrumpieron en el campamento y dispersó a una multitud de al menos 300 personas que se habían reunido para escuchar a los líderes. Como demostración de las tensiones ligadas a la cuestión del repatrio, el mismo día uno de los líderes Rohinyás fue asesinado en uno de los campos de Bangladés, presumiblemente por haber aprobado el programa del retorno. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Rohingyás, en enero se inicia la repatriación a Myanmar
20/12/2017 10:40
Rohinyás: el gobierno ofrece otras 1.500 casas para los refugiados. Pero sólo 177 volvieron
23/10/2018 11:58
Naypyitaw, ‘idóneos para el repatrio’ menos de 400 Rohingyá sobre 8 mil
15/03/2018 12:56
EEUU: sanciones contra la cúpula militar birmana por ‘abusos contra los rohingyás’
17/07/2019 13:51
Aung San Suu Kyi: ‘Narraciones de odio’ dividen a Myanmar
22/06/2018 16:18