12/08/2019, 13.39
IRAK
Enviar a un amigo

Sínodo caldeo: invitación a la unidad y a una mayor presencia de los laicos en la Iglesia

Las autoridades de la Iglesia iraquí expresan el deseo de que, en breve, se pueda concretar el retorno de las familias desplazadas por el ISIS y fortalecer el proceso de reconstrucción. La “justa representación” de los cristianos en las instituciones y el objetivo de una “ciudadanía plena”. Se planea realizar una Conferencia de jóvenes caldeos en el 2020 y otra dedicada a los laicos, en el 2022.

Erbil (AsiaNews) - Lanzar nuevamente, como objetivo, la “unidad” de los cristianos, a través “del diálogo y la comunicación” y asumir la tarea de ser un “puente” entre las distintas etnias y grupos “para promover la coexistencia” y favorecer “el desarrollo de la nación y de sus ciudadanos”. Es la invitación del Card. Louis Raphael Sako y los obispos caldeos, tras la conclusión del Sínodo caldeo, que se realizó del 3 al 10 de agosto en Ankawa, el barrio cristiano de Erbil, en el Kurdistán iraquí. En el comunicado final, que fue enviado a AsiaNews para su conocimiento, se trazan los lineamientos de la misión en una fase crucial de la vida de la Iglesia iraquí.

El primado caleo exhorta a los fieles que se encuentran “dentro y fuera” del país a unirse y reforzar su identidad caldea, según los principios de la fe, la ética cristiana y la pertenencia a la Iglesia misma, a la patria y a la lengua. A esto se suma la tarea primaria de garantizar “el retorno de las familias que fueron desplazadas” por el Estado Islámico (EI, ex ISIS). Muchas de ellas aún siguen viviendo en condiciones de grave dificultad

Desde este punto de vista se vuelve esencial, “sostener el proceso de reconstrucción” de Mosul y de las pequeñas ciudades de la Llanura de Nínive, devastadas por los yihadistas. La cúpula de la Iglesia caldea alienta a las familias cristianas que debieron desplazarse, a “regresar y no vender sus casas y propiedades”, ya que ellas pertenecen “a su patrimonio” histórico y cultural. 

La Iglesia iraquí renueva la invitación a defender firmemente los derechos de los cristianos, comenzando por su “justa representación” en el seno de las instituciones de gobierno. Además, debe emprenderse el camino orientado al nacimiento de un Estado “Civil” para todos sus miembros, basado en la “igualdad, la justicia y el derecho”, y que se oponga a la ideología sectaria. 

En lo que respecta a los procesos electorales, en el comunicado se reafirma la importancia de que sean los cristianos mismos los que elijan a sus representantes en el Parlamento y en los consejos provinciales, en particular para las “cuotas” reservadas a las minorías, sin la intervención de los “grandes partidos”, que manipulan los votos y el consenso. Además, se expresa el deseo a futuro de que pueda darse la creación de un fondo conjunto en el seno del Patriarcado, “para sostener proyectos puntuales” y “las necesidades de las diócesis en singular”; a esto se suma un “estudio económico” para “determinar las condiciones en base a las cuales contribuir al mismo fondo”.    

El Sínodo caldeo -durante el cual los participantes retomaron los textos de la liturgia-, que acaba de concluirse, también será recordado por la participación de laicos (toda una primicia) que se unieron a los obispos durante dos días de trabajo, el 6 y 7 de agosto, En los encuentros estuvieron presentes 16 personas, inclusive mujeres, que promovieron seis sesiones dedicadas a diversos temas, como las modalidades de estudio para favorecer su propia participación en la vida de la Iglesia local. 

Al término del evento, los participantes han subrayado algunos lineamientos para el futuro próximo: desde el reforzamiento de la identidad caldea en el lenguaje y en la liturgia, llegando a la organización de una Conferencia de caldeos, que habría de celebrarse en el 2022, y cuya antesala será el encuentro de jóvenes laicos caldeos, previsto para el año próximo. Los temas centrales serán la fe, la apertura a los demás, el sacramento del matrimonio y el discernimiento vocacional. 

En el Sínodo participaron obispos provenientes de Irak, Irán, Siria, Líbano, Estados Unidos. Canadá y Australia. En el marco del evento, enviaron una carta a Papa Francisco en la cual reafirman el amor y la gratitud hacia el pontífice. La misiva se cierra con el deseo de que el Papa pueda venir a visitar el país en el 2020, como fue anunciado.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Por primera vez, el Sínodo caldeo abre sus puertas a los laicos, favoreciendo la vida de la Iglesia
19/07/2019 12:38
Louis Sako: Un Irak unido para poder rescatar a Mosul del Estado islámico
05/10/2016 12:05
Patriarcado caldeo: Políticos cristianos al gobierno
05/04/2016 15:14
Patriarca de Bagdad a los musulmanes: Condenen el extremismo, reconstruyan Irak con los cristianos
30/09/2014