14/01/2014, 00.00
VIETNAM
Enviar a un amigo

Saigón: amenazas y presiones contra los católicos de parte de las autoridades por los terrenos en litigio

de HT
Al centro de la controversia la parroquia de Thu Thiem y los edificios usados por un grupo de religiosas. Los jefes del distrito 2 quieren tomar posesión del área, no obstante la presencia centenaria de la comunidad cristiana, en abierta violación de los derechos y a la Constitución. Los fieles acusan a la administración de Ho Chi Ming City de "cubrir los abusos" y tapar "tradiciones históricas y culturales".

Ho Chi Ming City (AsiaNews)- Las autoridades del Distrito número 2 de Ho Chi Ming City, quieren expropiar terrenos y propiedades de la arquidiócesis de Saigón, cerrando dos institutos centenarios para dar vida a un proyecto de "Nueva urbanización". Al centro de la disputa está la parroquia de Thu Thien, al servicio de la comunidad de hace más de 150 años y los edificios ocupados por las religiosas de la congregación Amantes del Sagrado Corazón (entre ellos una capilla muy frecuentada) siempre en Thu Thien, presentes en el área desde hace 173 años. Ya en diciembre el distrito local del Comité popular comunista había emanado una ordenanza de secuestro, número 4825/UBND; ahora intenta iniciar una acelerada operación y expropiar a los católicos del terreno y de los relativos anexos.

Para los jefes de la comunidad católica el secuestro va contra las leyes estatales y constituye un "evidente violación de la libertad religiosa". Las autoridades del distrito no pueden disponer la liquidación y expropiación de terrenos, por esto la directiva de los vértices comunistas de la zona representa un "atropello" actuado mediante "persuasión, coerción y amenazas" contra dos institutos religiosos.

En los últimos tiempos los miembros del distrito 2, primero han intentado de aprovechar de un período de enfermedad del Card. Jean Baptiste Pham Minh Man para negociar la venta de los bienes, poniendo bajo presión al purpurado para que diese su autorización a tal operación. Por los terrenos y anexos de la parroquia de Thu Thien, que tiene unos 4 mil metros cuadrados. Ofrecieron 750 mil dólares; poco más de 1 millón y 300 mil dólares en vez, por las más de 2 hectáreas pertenecientes a la congregación de las hermanas.

En un segundo momento han iniciado con reales amenazas o coerciones contra un sacerdote (J.B Le Dang Liem), mientras se encontraba en condiciones físicas precarias en una cama en el hospital. Sin embargo, el párroco de Thu Thiem no se doblegó y respondió a ellos que estaba "listo para el martirio por la parroquia y la Iglesia de Vietnam"

Un fiel de la parroquia de Thu Thiem explica a AsiaNews que la administración de Ho Chi Ming City ha "tapado los abusos cometidos por los vértices del Distrito 2" y que éstos, como sucede siempre cuando de dinero y negocios se trata, no dudan en perpetrar todo tipo de abusos y violaciones de los derechos. Le hace eco otro parroquiano, según el cual "las autoridades de la ciudad consideran más importante el dinero que las tradiciones históricas y culturales". Los proyectos de urbanización, advierten los ciudadanos, destruirán el ambiente, contaminarán más el área y acarrearán mayores daños a la población, en particular a las nuevas generaciones.

En los últimos años la Iglesia vietnamita y la comunidad católica se desencontraron varias veces con las autoridades por cuestiones atinentes a la posesión de los terrenos y de los edificios, parte de los cuales de gran valor histórico y artístico. Por otro lado la antigua cuestión de las propiedades (terrenos y no) en el País es fuente de repetidos abusos y expropiaciones forzadas hacia individuos o comunidades; una práctica que no sólo viola el derecho y la Constitución, sino que representa también un freno notable al desarrollo económico de la nación. Y la alarma no viene sólo de los eclesiásticos, sino de los ismos expertos del banco Mundial, según el cual el fenómeno puede dar lugar a "revueltas sociales".

Hoy en Vietnam, con una población de unos 87 millones de personas, los budistas son el 48%; los católicos un 7%, seguidos de los sincretistas con un 5,6%; y hay una franja del 20% que se declara atea. Si bien sea una minoría (pero significativa), la comunidad cristiana es activa particularmente en la educación, salud y en los social. Por otro lado, la libertad religiosa está en constante disminución: la introducción del Decreto 92 impuso de hecho, mayores controles y restricciones a la práctica del culto, que está siempre más vinculada a los dictámenes y directivas del gobierno y del Partido único comunista. 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Banco mundial e Iglesia vietnamita contra las expropiaciones forzadas: un freno al desarrollo
20/12/2013
Saigón, edificios católicos en la mira de los comunistas. Las Hermanas luchan contra las expropiaciones
17/11/2015
Monjes de Thiên An Huế amenazados y humillados por el Comité del pueblo. Secuestrada la ‘Colina de la Cruz’
17/08/2020 12:33
En Thiên An, ocupan terrenos de un monasterio y los venden a “capitalistas rojos”
07/11/2018 14:16
Maharashtra, victoria de los campesinos: el gobierno acoge sus reclamos
13/03/2018 10:56