30/05/2014, 00.00
FILIPINAS
Enviar a un amigo

"Silsilah": 30 años de diálogo islámico-cristiano fundado sobre la espiritualidad

El p. Sebastiano D´Ambra, fundador y alma del movimiento, cuenta de un camino iniciado "en modo simple" y que trata de ser "un signo de esperanza" entre la gente. Una histórica presencia de formación, sensibilización cultural y de compartir en Mindanao, que en el tiempo ha recibido premios y reconocimientos. Entre sus sucesos el haber formado líderes cristianos y musulmanes.

Zamboanga City (AsiaNews)- El movimiento de "diálogo y paz", iniciado "en modo simple" gracias al empeño de cristianos y musulmanes de Zamboanga (Mindanao), creió en los años y de una isla del archipiélago filipino, "ahora empieza a extenderse a nivel mundial". El encuentro y la confrontación entre el islam y el cristianismo son aspectos fundamentales de la modernidad y es esencial que estos partan "de la espiritualidad", un "factor esencial del movimiento" pero que va traducido en "proyectos concretos". Es cuánto dice a AsiaNews el p. Sebastiano D´Ambra, sacerdote del Pime, desde 1977 en el sur de Filipinas, en una de las zonas más sensibles en cuanto a extremismo islámico, pero donde también hay fundadas esperanzas de una paz duradera. Justo para favorecer y reforzar el encuentro, la confrontación entre los fieles de las dos religiones monoteístas, él ha fundado en 1984 el Movimiento para el Diálogo "Silsilah", histórica presencia de sensibilización cultural, de formación y de compartir que, en mayo cumplió ya 30 años.

Desde la sede en el "Pueblo de la Armonía" a la periferia de Zamboanga-sur de Filipinas, única nación asiática de mayoría católica- donde reside una consistente comunidad musulmana de 6 millones de personas, "Silsilah" ha tratado de aliviar las tensiones y aplacar los focos de violencia. Una tarea que está radicado en nombre del mismo movimiento, derivado de la mística islámica sufí, que significa "cadena" o "ligamen" y une al hombre con Dios.

El trabajo desarrollado por "Silsilah" en estos años obtuvo también prestigiosos reconocimientos a nivel internacional: en el año 2013 el Goi Peace Award, asignado por la Goi Peace Foundation, ente japonés comprometido en la promoción de la paz, además que eliminar barreras en cuanto a raza, religión o credos.. y también en la edición 2014 del World Interfaith Harmony Week (WIHW), premio promovido y apoyado por el rey de Jordania Abdullah II. Cuando recibió el premio, el p. D´Ambra hizo notar que "cuando las fuerzas de la destrucción trabajan fuerte, es este el momento en el cual las fuerzas de la paz y de la armonía son aún más fuertes".

Su trabajo está lleno, entre sucesos y reconocimientos, también en los momentos de dificultad nacidos de la frutración, como sucedió en septiembre pasado, cuando un ataque del ejército filipino en el Sur causó miles de evacuados y alimentó el clima de desconfianza de naturaleza étnica y confesional. En ese caso el Movimiento multiplicó sus esfuerzos y recursos para restituir un clima de confianza y de confrontación en el área y limitar al máximo los daños y las violencias del conflicto.

El misionero Pime recuerda los primeros pasos que hizo "Silsilah" bajo "el régimen de Marcos, con la ley marcial en vigor", uno de los secretos es que el instituto "más que una Ong que resuelve problemas-afirma- es un movimiento de diálogo y de paz, que parte justamente de la espiritualidad". Un elemento d difícil comprensión en un primer momento, pero que hoy "empieza a difundirse a nivel mundial" gracias también a eventos extraordinarios como "la carta de los 138 sabios musulmanes enviaron al Papa Benedicto XVI", basada en el Corán y en la Biblia. "Estos hechos-agrega- poco a la vez entran y hacen brecha: uno de los sucesos del Movimiento es haber formado, en el curso de los campos de verano, líderes musulmanes y cristianos que hoy están a cargo de comunidades religiosas o instituciones".

La espiritualidad del movimiento emerge también de las experiencias de camino propuestas en el tiempo por "Silsilah", como el núcleo Emmaus Catholic Circle que ha formado a católicos, laicos y no, a la misión para el diálogo y la paz. Nuestro sueño, nos dice el p. Sebastiano es el de "hacer lo mismo con los musulmanes" y garantizar también a ellos "este contexto privilegiado de formación". De la reciente Semana nacional para el diálogo interreligioso al Congreso nacional de la espiritualidad, son muchas las iniciativas propuestas por el movimiento y también de confrontación, "una cultura que parte de Dios y que vuelve a Dios".

El misionero Pime auspicia que el acuerdo de paz entre manila y el Milf (el Moro Islamic Liberation Front)- el Comprehensive Agreement on the Bangsamoro Cab, pueda traer la paz, si bien hay voces contrarias. El trabajo de "Silsilah" es aún largo, concluye, "se ven frutos pero el camino que recorrer es mucho y tenemos uqe ser siempre signo de esperanza para la gente".

 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Los musulmanes filipinos festejan el Eid al-Adha. Silsilah: ‘Una ocasión de paz’
12/08/2019 14:25
Al p. Sebastiano D’Ambra, PIME, el premio ‘P. Andrea Santoro’
31/07/2019 16:45
Silsilah: un diálogo y una formación que también llegan a los detenidos de Zamboanga
10/07/2019 11:35
P. Sebastiano D’Ambra: La reconstrucción de Marawi parte del compromiso de las mujeres
05/09/2018 15:55