12/11/2019, 14.29
TAILANDIA-VATICANO
Enviar a un amigo

Tailandeses unidos alrededor del Papa para ‘ser Iglesia, vivir y re-confirmar en la fe’

El superior delegado del PIME en Tailandia sobre la visita apostólica del Papa Francisco. Casi 70 mil personas se esperan para la misa en el Supachalasai National Stadium de Bangkok. Para el p. Arioldi, la presencia del pontífice sacudirá a la comunidad católica. “Una fe exclusivamente devocional no soporta el choque con el secularismo, consumismo y globalización”

 

Bangkok (AsiaNews) – Durante la visita apostólica del papa Francisco (20-23 noviembre), los católicos tailandeses “tendrán la posibilidad de ser Iglesia, vivir la fe que han recibido y re-confirmarla alrededor del pontífice”. Lo declara a Asianews el p. Mauricio Arioldi, superior delegado del Pontificio Instituto Misiones Extranjeras (PIME) para Tailandia y Myanmar. El sacerdote es párroco de Nuestra Señora del Monte Carmelo y de la beata Chiara Luce Badano en Ngao, en la provincia septentrional de Lampang (diócesis de Chiang Rai). La misión sirve a cerca de 15 pueblos tribales (8 de etnia Akha, 2 yao, 4 Karen y 1 Tahi)- o sea casi a unas 3.500 personas, entre adultos y niños.

De lema: “Discípulos de Cristo, discípulos misioneros”, la visita del Papa Francisco se la esperaba desde hace mucho tiempo y tendrá lugar en el año en el cual la Iglesia de tailandia celebra el 350mo aniversario del vicariato apostólico de Siam- erigido en 1669. Francisco es el segundo Pontífice que visita el país después de San Juan Pablo II en 1984. El programa del viaje es intenso y culminará en la solemne misa del 21 de noviembre. La celebración tendrá lugar en el Supachalasai National Stadium de Bangkok, en presencia de casi 70 mil personas. El pasado 28 de octubre, la Conferencia episcopal (CBCT) declaró en una conferencia de prensa que “un número de personas, ya sea tailandesas como extranjeras, se registraron para participar en la misa”. Sin embargo, la limitada capacidad del establecimiento pidió la aplicación de cuotas al número de fieles para cada una de las parroquias.

“De la pequeña comunidad de Ngao iremos 40-afirma el p. Airoldi-. En la selección de los  participantes, la diócesis de Chiang Rai decidió dar precedencia a  los ‘prayer leader’ y catequistas, o sea gente que cada día sostiene y anuncia el Evangelio entre la propia gente, no obstante las dificultades y las fatigas. Además de los dos grupos citados, en Ngao hemos decidido invitar a los fieles que atraviesan situaciones particulares. Entre éstas está una mamá viuda, que tiene u hijo dependiente de anfetaminas. Junto a ella hay también un muchacho, cuya joven madre murió recientemente a causa de un cáncer. Queremos expresar apoyo a estas personas, ofreciendo a ellos una posibilidad que de otro modo jamás podrían tener. Creemos que les hará bien participar en la misa y escuchar al Papa Francisco, la fe de la Iglesia”.

Son muchas las expectativas que los católicos ponen en la llegada del Papa. “Por el momento-prosigue el misionero-es difícil prever en qué modo esta visita apostólica cambiará a la Iglesia tailandesa. Espero y creo que ella dará un fuerte impulso al testimonio: la presencia del Papa estará en grado de estimular y mover tantas situaciones. La tailandesa es una Iglesia autosuficiente, nacionalista y a veces demasiado cerrada dentro de la propia dimensión. Dependerá de nosotros y de la Conferencia episcopal cóm serán recibidos los mensajes del S. Padre y cómo ellos serán declinados en las elecciones de cada día. Imagino que el Pontífice nos dará un aliento para salir de nuestro patio. Siendo una minoría (el 0,46% de la población), es comprensible que en la comunidad católica tailandesa haya una tendencia hacia el ‘estar bien entre nosotros”’.

Muchos están convencidos que el viaje del Papa Francisco pueda colmar las distancias entre las dos almas de la comunidad tailandesa: la del Norte que es un Iglesia aún ‘catecumenal’, animada por las conversiones de las comunidades tribales ; en Bangkok y en las grandes ciudades es “más institucional” e inmerso a fondo en el contexto tailandés. A tal respecto, el p. Arioldi afirma: “Espero que la llegada del Papa Francisco acerque tales contextos. Esta es una de las situaciones que vivimos también nosotros como PIME. El arzobispo de Bangkok, el Card.  Francis Xavier Kriengsak Kovithavanij, ya insiste mucho sobre la misionariedad en el ambiente urbano: la escuela no puede ser el único campo de evangelización. El prelado quiere que en la ciudad haya ‘puntos de evangelización’, donde el anuncio del Evangelio sea dirigido en el signo de la caridad y en el apoyo a los marginados, no sólo en la educación”.  

El cardenal quiso la institución de 3 parroquias misioneras “experimentales”, una confiada al PIME (con el p. Adriano Pelosin), una a los Saverianos y una a las sociedad para las misiones extranjeras de París (MEP). “También la Iglesia del Norte-concluye el superior delegado del PIME- no debe sentarse; si bien misionera, debe ir en profundidad. Los tribales son sensibles, atentos; responden en modo positivo al anuncio, pero es necesario evitar el riesgo de detenerse en la sola sacramentalización de la fe. Hay peligros entre ambas Iglesias, también a nosotros en el Norte. Una fe exclusivamente devocional no rige el choque con el secularismo, consumismo y globalización” (PF)

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Bangkok, los católicos, ‘atareados y felices’, intensifican los preparativos por la llegada del Papa
08/11/2019 14:20
Yangon, los católicos: “se disponen a recibir al Santo Padre”
21/11/2017 14:59
Después de la visita del Papa, la amistad entre budistas y católicos es aún más profunda
25/11/2019 17:29
Jóvenes: la visita del papa, una esperanza ‘para todos los tailandeses’
22/11/2019 17:27
Cientos de católicos chinos en Tailandia, para abrazar al Papa (Vídeo)
22/11/2019 09:50