20/02/2018, 13.35
UZBEKISTAN
Enviar a un amigo

Taskent, retiraron 18.000 nombres de la ‘lista negra’ de extremistas

En la era de Karimov, con la justificación de la lucha contra el extremismo religioso, los servicios secretos cometieron abusos y se enarbolaron como brazo armado contra el disenso.  Mirzyoyev denuncia las torturas contra personas inocentes y promete entregar a los culpables ante la justicia.

Taskent (AsiaNews/Agencias) – Este año, más de 18.000 ciudadanos uzbekos fueron eliminados de  la lista de personas acusadas de extremismo religioso. Lo anunció ayer ante el periodismo Pulat Bobojonov, ministro del Interior. Desde que asumió el cargo, el presidente Shavkat Mirziyoyev está tratando de reformar el país, combatiendo las persecuciones contra la libertad religiosa y el disenso, así como el flagelo de la explotación en los campos de algodón.

Durante la era del régimen de Islam Karimov, que duró 27 años, hasta su muerte, el Uzbekistan National Security Service (SNB) se volvió famoso a raíz de los abusos cometidos en nombre de la lucha contra el extremismo religioso. En Uzbekistán, la mayor parte de los 32 millones de ciudadanos son musulmanes; son llevados a prisión de a miles con acusaciones de extremismo, e incorporados a una lista negra, como extremistas en potencia.

Precisamente contra los servicios secretos se descargó el presidente, al declarar que “se acabó el tiempo” de su poder hegemónico, durante un encuentro con algunos activistas locales en la provincia de Bukhara, el 16 de febrero pasado. Sucesor del KGB soviético, el SNB fue el brazo armado contra el disenso durante el régimen de Karimov. Desde que asumió en el cargo, Mirziyoyev ha expresado su intención de limitar el rol del SNB. El 31 de enero desplazó de su posición al jefe de los servicios secretos, Rustam Inoyatov, quien había estado al mando de la agencia durante casi 23 años. Además, el presidente ordenó al SNB remover a sus agentes de las misiones diplomáticas y prohibió a las fuerzas de seguridad efectuar registros o interceptar comunicaciones sin el permiso previo de una Corte.

Según Mirziyoyev, que está entrando en el segundo año de su mandato, los “perros locos” de los servicios de seguridad son responsables de la barbarie perpetrada contra inocentes, en particular contra cualquiera “que tuviera éxito en los negocios”. Él sostiene que la situación “ni siquiera fue así en 1937”, aludiendo a la era estaliniana conocida como el “Gran Terror”. “Incluso tengo fotos que muestran torturas”, denuncia. “Sé los nombres de los inspectores que cometieron estas atrocidades”. Y promete entregar a los culpables ante la justicia: “Descontarán 20 años en prisión, de ser necesario”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La primavera uzbeka, después de años de cuasi-estalinismo
24/10/2018 12:52
Masacre de Andiján, luego de 12 años, liberan a activista de derechos humanos
23/02/2018 11:04
Bujará, condenaron por torturas a cinco funcionarios de los servicios secretos de la era Karimov
30/06/2018 12:57
Shavkat Mirziyoye es el nuevo presidente de Uzbekistán
05/12/2016 15:41
Periodistas y activistas liberados, la nueva visión de “tolerancia” de Shavkat Mirzyaev
11/03/2017 10:53