12/12/2015, 00.00
TAILANDIA
Enviar a un amigo

Tharae-Nongsaeng: católicos, budistas y turistas extranjeros en la procesión de las estrellas de Navidad

de Weena Kowitwanij
La manifestación recibió el apoyo del ente del turismo tailandés, que la promueve n su propio sitio. De ser una pequeña celebración local, se transformó con el tiempo en un evento que atrae a centenares de miles de personas. El 80% de las cuales no es de fe católica. El obispo: “Comunidad orgullosa de vivir en una tierra de mártires y de una fe profunda”.

Bangkok (AsiaNews)- De ser una pequeña celebración característica de la fiesta cristiana, que atraía a un pequeño grupo de fieles, se transformó en los años en una atracción turística en grado de capturar la atención de centenares de miles de visitadores, entre los cuales ciudadanos tailandeses y turistas extranjeros. El 80% de los cuales, confirman fuentes eclesiásticas locales, no son católicos pero quieren participar igualmente en la fiesta. Estamos hablando de la “Procesión de las Estrellas de Navidad” que se realiza en la arquidiócesis de Tharae- Nongsaeng, provincia de Sakon Nakhon, en el nordeste de Tailandia que se convirtió hoy en una de las principales atracciones de todo el país en este último período del año, tanto que fue promovida en el sitio de internet oficial del Ente del turismo tailandés (Tat).

La arquidiócesis de Tahrae-Nongsaeng cubre un área de 25 mil quilómetros cuadrados y se extiende en cuatro diversas provincias del nordeste, los católicos son casi cincuenta mil, frente a una población total superior a los 3 millones. Se trata de una zona llena de significado por la tradición católica local, porque también es la tierra de los siete mártires tailandeses proclamados santos por Juan Pablo II el 22 de octubre de 1989.

La tradicional procesión se desarrolla del 23 al 25 de diciembre de cada año, corazón pulsante de la celebración. Que desde el 2003 recibió el reconocimiento oficial por parte de los vértices de Tat-la catedral de san Miguel Arcángel.

En 1982 el entonces arzobispo, mons. Lawrence Khai Saen Ohon-On (1980-2004) tuvo la intuición de promover una procesión natalicia, tomando como referencia la estrella que ha guiado el camino de los reyes magos hasta la gruta donde había nacido Jesús. Para los primeros quince años la procesión, formada por una veintena de camiones adornados y preparados para desfilar por el centro de la ciudad, encontró la participación de los fieles locales. Sin embargo, en el tiempo además de representar una manifestación de la fe de la comunidad cristiana ella recogió el interés de los ciudadanos no católicos y de los turistas presentes en la zona durante las fiestas. “La gente del lugar-cuenta el arzobispo actual mons. Louis Chamniern Santisukniran al mensual católico Udomsarn- está orgullosa de vivir en una tierra de mártires y practica con constancia y profundidad la fe”. Los católicos, agrega el prelado, participan en modo activo a las actividades de la diócesis y a la vida de la Iglesia.

Es justamente la procesión de la Estrella de Navidad que se convirtió en el tiempo en la cita más importante del año. Se parte del primer día, el 23 de diciembre, con una procesión “interna” en la cual participan los miembros de la comunidad de Tharae. El recorrido de los fieles se mueve por las calles principales de la ciudad, en una atmósfera característica formada por la arquitectura de la época de la colonia, casa de madera y edificios de la tradición vietnamita combinada con las influencias del estilo occidental. Continúa el 24, con un festival que se hace en el centro de Sakhon Nakhon y al cual participan turistas y la población local. A las seis de la tarde del 25 de diciembre el culmen de la manifestación, con la tradicional procesión que ve desfilar (hoy) a más de 200 camiones decorados con estrellas, imágenes de Navidad y reproducción de loa ángeles. La marcha inicia frente a la estatua del rey Rama V y se desarrolla por las calles de la ciudad, entre alas de una multitud entusiasmada y curiosa.

Acompañan a la procesión en el arco de los tres días una cantidad de exhibiciones referidas a la Navidad, música, representaciones, bailes, muestras, cantos tradicionales; al final se cierra con una exhibición de fuegos artificiales, que atrae la atención de adultos y de los niños. La fiesta es una ocasión especial para reunir a las familias- son muchos los estudiantes que dejan la capital, Bangkok para ir a los de sus padres por algunos días- y para contar a las jóvenes generaciones el misterio del nacimiento de Jesucristo.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Misionero del PIME: La gracia del Adviento entre los niños de las barracas
10/12/2018 19:29
Misionero Pime: en las periferias de Bangkok, el Adviento es esperanza para las personas abandonadas
10/12/2015
Misionero del Pime en Tailandia: en el adviento reconstruimos el tejido social, a través de la escuela y del Evangelio
09/12/2014
Procesiones y Rosario refuerzan la devoción Mariana de los católicos en Sri Lanka
24/10/2013