15/03/2016, 11.26
SIRIA
Enviar a un amigo

Vicario de Alepo: gobierno y rebeldes por la finalización de las hostilidades, en la ciudad volvieron el agua y la corriente eléctrica

Para Mons. Georges Abou Khazen, el retiro parcial de las tropas rusas demuestra que la situación “se está estabilizando”. El conflicto se “atenuó”, pueblos y pequeñas ciudades presionan por “la paz y la reconciliación”. Según el prelado, el miedo y la tensión comienzan a disminuir. En Alepo mejora la situación, ya están disponibles el agua, la electricidad y los abastecimientos. Llegó el tiempo de la paz.

Alepo (AsiaNews)- El retiro de las tropas rusas demuestra que la situación en Siria “se está estabilizando”, en  muchas regiones “el conflicto se atenuó”, siempre más “pueblos y pequeñas ciudades piden la paz y la reconciliación”. Es cuánto narra a AsiaNews el vicario apostólico de Alepo de los Latinos, Mons. Georges Abou Khazen, que demuestra un “cauto optimismo” por el esfuerzo diplomático en acto en Ginebra y confirma el “deseo de paz” entre la “población siria, martirizada después de cinco años de violencia”. Para el prelado es evidente la voluntad de “no combatir más” y son los mismos ciudadanos lor que “piden a los grupos armados, sobre todo a los yihadistas extranjeros, que abandonen el país”, porque están exasperados de la guerra.

Esta mañana Rusia inició el retiro de equipamientos militares de Siria; una movida que sigue a la declaración de ayer hecha por el presidente Putin, según el cual las fuerzas rusas han logrado sus objetivos y ahora es necesario apuntar a los esfuerzos diplomáticos. Mientras tanto en Ginebra prosiguen los negociados entre el gobierno de Damasco y los rebeldes, bajo la égida de las Naciones Unidas.

El vicario apostólico concuerda con cuánto afirmado por el enviado especial Onu para Siria, Staffan de Mistura, según el cual este es el “momento de la verdad” y no existe un “plan B”, porque la sola iniciativa en los coloquios de paz es un retorno al conflicto a todo campo. “Tiene razón-explica Mons Khazen- la gente está cansada y quiere la paz”. “Prevalece un parcial, cauto optimismo” y existe una conciencia difundida que “llegó el momento de poner fin a la violencia”.

Por el resto “el miedo y la tensión” entre la población civil “empiezan a disminuir”. Agrega el prelado y todos miran “a los coloquios de Ginebra con la fuerte esperanza que surjan efectos positivos”. Es fundamental “dejar el campo a los sirios”, a las varias almas del país, para “que se pongan de acuerdo entre ellos, dejando de parte los intereses de las potencias regionales e internacionales, que siempre han creado confusión y alimentado la tensión”. “Este es el punto central de la cuestión”. “El dolor más grande para Siria- agrega- vino de estas potencias regionales e internacionales y si éstas se van las cosas serán más fáciles para todos”.

Mons. Georges narra que “muchos grupos armados” comprometidos en el conflicto sirio “se alejaron de los yihadistas, de al-Nusra y del Estado islámico”. Sólo recientemente, agrega, “42 grupos de combatientes han dejado las armas, rompiendo la alianza con los fundamentalistas”. “He aquí por qué este es el momento de la verdad y también el gobierno sirio quiere realmente la paz”.

Mientras tanto en el terreno, si bien lentamente, la situación comienza a mejorar gracias a la tregua de las últimas semanas que, si bien con alguna excepción, en el complejo se mantuvo y permitió ahorrar muchas víctimas, sobre todo entre los civiles. “E Alepo- cuenta el vicario apostólico de los Latinos- volvió la electricidad, después de casi siete meses. Y después de dos meses volvió el agua, los suministros llegan con regularidad y están disponibles también en las regiones después de un largo asedio”. Él subraya que “el clima está más distendido y un mejoramiento ya se ve”. “También la gente inicia a estar mejor, no vive más en el miedo y no quiere volver al período de los combates más sangrientos”.

“Muchos combatientes sirios han dejado las armas y volvieron a la vida civil-confirma el prelado- y esto es uno de los signos más evidentes de la reconciliación interna”. “Centenares de personas en todas las regiones, han vuelto al estado civil, con la aseguración por parte del gobierno que no serán perseguidos”. “Y otros han decidido volver a formar parte del ejército regular”. He aquí por qué, concluye Mons. Georges, “reafirmo una vez más lo que he dicho muchas veces también en el pasado: basta de suministrar armas  a los grupos yihadistas, hablemos de paz y continuemos los coloquios y detengamos el comercio de armas”. (DS). 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Diálogos de paz: Damasco excluye la hipótesis de coloquios “directos” con los grupos de oposición
17/03/2016 09:56
Putin ordena el retiro de la “mayor parte” de las tropas rusas de Siria
15/03/2016 10:26
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
La oposición siria boicotea los diálogos en Sochi. También fracasan los de la ONU
27/01/2018 13:59
​Moscú, Estados Unidos y la ONU en Ginebra para dialogar sobre Siria
10/12/2015