09/03/2016, 14.56
YEMEN
Enviar a un amigo

Vicario de Arabia: la hermana Sally, que sobrevivió a la matanza de Aden, está bien, pero en estado de shock

Mons. Hinder se reunió con la superiora de los Misioneros de la Caridad en Yemen, ahora de forma segura en el extranjero. Está "afectada", pero en términos generales "aceptables". Ahora necesita paz y tranquilidad". Aún incierto es el destino del sacerdote. Abiertos los canales, pero es necesaria la precaución y la prudencia. En Yemen Situación humanitaria "precaria", condiciones difíciles para millones de personas.

Sanaa (AsiaNews) - "Me reuní con la monja que escapó de la matanza. Está bastante bien, aunque, como es comprensible, está en un fuerte estado de shock. Ciertamente, está afectada por este suceso, pero físicamente la situación es aceptable". Esto es lo que dice Mons. Paul Hinder, Vicario Apostólico de Arabia del Sur (Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen), que a esta hora se ha encontrado con la hermana Sally. La religiosa india de las Misioneras de la Caridad de Adén, en el sur de Yemen, es la única sobreviviente de la masacre del 4 marzo pasado en el hogar para las personas mayores de las monjas. En el asalto los jihadistas han ejecutado cuatro hermanas y se apoderaron de un cura; muertos otros 12 empleados, civiles y en su mayoría musulmanes, de la estructura.

Un comando extremista, probablemente relacionada con el Estado Islámico (EI), aunque no hay afirmaciones oficiales, atacó la casa de reposo para ancianos y discapacitados de Adén, en el sur del país, a cargo de las hermanas de la Madre Teresa. Los asaltantes ejecutaron cuatro hermanas - hermana Anselma de la India, la hermana Marguerite y la hermana Reginette de Ruanda, la hermana Judit de Kenia (en la foto) - y otras 12 personas que trabajaban en el edificio. Sólo la superiora logró salvarse de la brutalidad de los agresores; en la incursión los yihadistas han secuestrado al sacerdote salesiano indio de 56 años, p. Tom Uzhunnalil.

La hermana que escapó a la furia extremista, dijo Mons. Hinder, "va a ir a un lugar seguro en el extranjero, donde esperara la decisión de la superiora de la orden. Ahora ella está a salvo - añade el prelado - y es importante protegerla no sólo de enemigos y del recuerdo de esta experiencia terrible, sino también de los medios de comunicación, por la curiosidad, por los que quieren arrancarle un comentario, una historia. Ahora necesita descansar, de un poco de paz y tranquilidad".

Con respecto al padre Tom, la situación sigue siendo muy incierta. Se han abierto canales y negociaciones para la liberación, pero no hay noticias sobre su destino y también las voces - incluyendo la noticia de su asesinato que circuló ayer - que corren y rebotan sólo generan más confusión. "Parece que todavía está vivo - dijo Mons. Obstaculizan - pero no hay más elementos de juicio".

El objetivo es no poner en peligro el trabajo iniciado por su liberación, por lo que "es mejor permanecer en silencio y no alimentar rumores y noticias" que no tienen confirmación sólida. Todos los canales están abiertos para iniciar negociaciones, advirtió el prelado, pero "hay que ser cautos y prudentes".

Desde enero del año pasado, la nación del Golfo es el teatro de un sangriento conflicto interno que ve oponerse a los líderes sunitas, apoyado por Arabia Saudita, y los rebeldes chiitas Houthi, cercanos a Irán. En el mes de marzo, los sauditas al mando de una coalición han lanzado un raid aéreo contra los rebeldes en un intento de liberar a la capital, Saná, y devolver el país al presidente (primero en el exilio y luego regresado) Abdu Rabu Mansour Hadi. Para Arabia Saudita, los Houthi, aliados a las fuerzas leales al ex presidente Ali Abdullah Saleh, son apoyados militarmente por Irán; un cargo que Teherán rechaza al remitente con desdén. En el país también están activos grupos extremistas vinculados a Al Qaeda y las milicias yihadistas vinculados al Estado Islámico, que han ayudado a aumentar la espiral de violencia y terror.

En este momento hay un intercambio de prisioneros entre rebeldes Houthi y el ejército saudí. El acuerdo fue alcanzado durante una visita de una delegación de las fuerzas rebeldes en el reino saudí y es el primero desde el comienzo de los bombardeos; el objetivo es lograr una "tregua" en la frontera, para facilitar el paso de la ayuda humanitaria y medicinas en las áreas de la zona de guerra.

"Durante meses, no puedo entrar en el país - dice Mons. Hinder - pero a partir de la información que he reunido, la situación humanitaria sigue siendo precaria, con millones de personas que sobreviven en condiciones difíciles, reina la confusión, y los grupos extremistas hacen presa fácil en una realidad tan caótica. Además, las alianzas cambian todos los días y es difícil de averiguar en quién se puede confiar". "Conozco a muchas personas en Yemen - dijo el prelado – que están decepcionados por la situación e incluso más después de lo ocurrido a las hermanas. La gente estaba contenta con su presencia; las autoridades y la población han querido compartir el sufrimiento por el ataque. No hay una hostilidad general, sino que son grupos minoritarios, radicales, pero tienen las armas y la fuerza".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Delhi: el p. Tom “está bien”, últimos esfuerzos para su liberación. El Vicario de Arabia pide prudencia
18/05/2016 12:00
Vicario salesiano: el sacerdote raptado en Yemen aún está vivo. Recemos por él
05/05/2016 13:32
Mons. Menaparampil visita a los familiares del p. Tom: Ejemplo de coraje y misión
08/04/2016 13:28
Cardenal Gracias: El triduo de la Divina Misericordia dedicado al p. Tom, raptado en Yemen
01/04/2016 15:42
Obispos de la India: El gobierno hace todo lo posible por el p. Tom, salesiano secuestrado en Yemen
31/03/2016 12:34