01/07/2020, 11.14
CHINA-HONG KONG
Enviar a un amigo

Zhang Xiaoming: la ley de seguridad, un ‘regalo’ de Beijing para Hong Kong

de Wang Zhicheng

Según el vice jefe de la Oficina para Hong Kong y Macao, muchos hombres de negocios han expresado su agradecimiento por haber salvado la ‘estabilidad’ del territorio. En la nueva ley, las definiciones de cuatro crímenes -secesión, subversión, terrorismo, colaboración con fuerzas extranjeras - son tan amplias, que podrían incluir las situaciones creadas este año en Hong Kong con las manifestaciones a favor de la democracia. La ley fue redactada en seis capítulos y 66 artículos. Los crímenes cometidos en el exterior también son punibles. La educación nacional. 

Beijing (AsiaNews) - En una conferencia de prensa celebrada esta mañana en la capital,  Zhang Xiaoming, el vice-jefe de la Oficina a cargo de los asuntos de Hong Kong y Macao, dijo que la nueva ley de seguridad para Hong Kong, que rige desde la una horas de anoche, es un “regalo de cumpleaños” para la ciudad, al cumplirse 23 años del retorno de Hong Kong a la madre patria, conmemorando aquél primero de julio de 1997. 

Anunciada en el pasado mes de mayo, en la Asamblea Nacional del Pueblo, la ley fue redactada sin que la población de Hong Kong tomara conocimiento del texto. El parlamento local no debatió el proyecto en absoluto. Desde anoche, la ley es aplicada y solo se conoce el texto en chino, publicado hace algunas horas.

Aún así, Zhang se defendió diciendo que en las últimas semanas, él tuvo encuentros con numerosas personalidades de Hong Kong – muchos hombres de negocios y representantes de sectores sociales – que le expresaron su agradecimiento por haber salvado la “estabilidad” de Hong Kong. Para Zhang, la nueva ley garantizará el principio “Un país, dos sistemas”, asegurando el estilo liberal del territorio. “Nadie conoce mejor que nosotros cómo defender [este principio]  – dijo - y nadie comprende la verdad mejor que nosotros”.  

 

La ley de seguridad

La nueva ley consta de seis capítulos y tiene por objeto prevenir y castigar cuatro crímenes: secesión, subversión, terrorismo, colaboración con fuerzas extranjeras que amenacen la seguridad nacional. Las definiciones de estos cuatro crímenes son tan amplias que podrían abarcar algunas situaciones creadas este año en Hong Kong, durante las manifestaciones a favor de la democracia.  

En el caso de la secesión, por ejemplo, se apunta a golpear a aquellos grupos que invocan la independencia del territorio de China, como “Demosisto”, que ayer – previendo esta situación - fue disuelto oficialmente.

En relación con la subversión, con la ley se prohíben las “graves interferencias, obstrucción o perjuicios” en el ejercicio del poder de los órganos de Estado o de Hong Kong. Un caso puntual de ello es la invasión del parlamento de Hong Kong el año pasado, para impedir la votación de la ley de extradición. 

Dentro de los actos que podrían ser condenados como terrorismo se incluyen los incendios, el uso de sustancias tóxicas y la destrucción de medios de transporte y de infraestructuras: todos, actos cometidos en episodios de vandalismo, luego de las manifestaciones democráticas y pacíficas. 

En cuanto al crimen de colaboración con fuerzas extranjeras, la definición es tan amplia que podría abarcar el uso de medios ilícitos que causen odio hacia los gobiernos de Hong Kong y China. Muchas personalidades del territorio han solicitado – a los EEUU o a Gran Bretaña – que se ejerza presión sobre Beijing, aplicar sanciones sobre representantes del gobierno hasta el punto de promulgar una ley sobre el status fiscal de Hong Kong.  

En la rueda de prensa, al referirse a “odio”, Zhang citó las voces que afirman que la policía dio muerte a algunos manifestantes en la estación Prince Edward del subterráneo metropolitano, hace un año. El gobierno de Hong Kong siempre negó estas muertes, pero los rumores persisten y muchos rinden un homenaje a estos difuntos en la salida del metro.

Apoyar financieramente y alojar a los grupos que se manchan con estos crímenes también es considerado un crimen. De esta forma, se apunta a ahuyentar a los partidarios de los grupos de oposición. 

Las penas van de 10 años de prisión a cadena perpetua, en el caso de los címenes “más serios”; y de tres años a 10, para aquellos más “regulares”. 

La ley también pretende influir sobre la educación de los jóvenes. El gobierno de Hong Kong tiene el deber de promover la educación en la seguridad nacional a través de la escuela, los grupos, los medios e Internet. Este fragmento de la norma azotará a los educadores que hasta ahora sostenían al movimiento democrático, y permitirá que el gobierno pueda entran con mayor poder y fuerza en un ámbito tan neurálgico como son las escuelas. 


 “Una nación, un sistema”

Pese a que Zhang declaró que la nueva ley defiende el principio “Un país, dos sistemas”, hay muchas críticas respecto a algunos aspectos de la ley.  

Ante todo, al hecho de que para el control – según algunos, “para espiar” - sobre crímenes que atenten contra la seguridad, Hong Kong contará con una oficina (National Security Office) que depende directamente del gobierno central y no está sometida a la ley de Hong Kong. Es más, en caso de que la ley de seguridad choque con la legislación del territorio, la primera tiene prevalencia sobre la segunda. Y, tal como sucede en China, en caso de procesos referidos a la seguridad que involucren “secretos de Estado”, estos podrían llevarse a cabo a puertas cerradas.  

Por otro lado, en la ley se mencionan casos raros  – la implicación de fuerzas extranjeras, en cuyo caso el gobierno de Hong Kong no está facultado para actuar - que requerirán la actuación del poder central y la intervención de la Corte Suprema del pueblo chino. Muchos críticos aseveran que esto significa que la ley admite la extradición a China en el caso de los criminales, un punto contra el cual la población de Hong Kong ha luchado  por un año entero. Otro hecho inquietante es que los ciudadanos de Hong Kong, tanto los residentes permanentes como los no-permanentes, pueden ser perseguidos a su ingreso a Hong Kong, inclusive por actos cometidos en el exterior. 

En la conferencia de prensa, Zhang Xiaoming aseguró que la ley no será aplicada de forma retroactiva, en línea con ‘los principios jurídicos modernos’.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Card. Zen: La ley de seguridad no garantizará plena libertad religiosa
03/07/2020 12:35
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
La nueva ley de seguridad desata las críticas del mundo entero, menos de Cuba
02/07/2020 12:52