29/07/2022, 15.00
LÍBANO
Enviar a un amigo

Beirut: dos años después de la explosión siguen controversias sobre la demolición de los silos

de Fady Noun

El gobierno libanés quiere demoler los gigantescos contenedores del puerto, dañados por el desastre que causó 220 muertos. Pero los familiares de las víctimas consideran que se deben conservar como un recuerdo. Sin embargo ahora se ha producido un incendio por la fermentación de los cereales que no fue posible extraer y en la parte norte corren peligro de derrumbarse. Mientras tanto, la investigación sobre la responsabilidad de la catástrofe sigue paralizada.

 

Beirut (AsiaNews)- El 4 de agosto el Líbano celebrará con un “Día de Luto Nacional”  el segundo aniversario de la explosión de un depósito en el puerto de Beirut que contenía cientos de toneladas de nitrato de amonio almacenadas sin precauciones. El desastre causó más de 220 muertos y 6.500 heridos arrasando barrios enteros de la capital libanesa.

Los gigantescos silos de granos del puerto, situados frente al depósito, fueron alcanzados por la explosión y colapsaron parcialmente. Estos silos, que han pasado a ser un símbolo de la tragedia, también se han convertido en el centro de una polémica: ¿deben ser demolidos o no, mientras la investigación sobre las causas de la tragedia está paralizada desde hace meses por obstruccionismo político?

En los últimos meses el destino de los silos parece oscilar continuamente. El 16 de marzo el gobierno de Nagib Mikati aprobó la demolición, pero la decisión fue cuestionada apenas dos días después por el ministro de Cultura, Mohammad Mortada, quien decidió catalogar los silos y conservarlos como lugar de memoria, según el deseo de los familiares de las víctimas de la explosión. El 14 de abril, sin embargo, el ejecutivo retomó sus esfuerzos y encargó  la demolición de la estructura al Consejo de Desarrollo y Reconstrucción.

La polémica parecía haberse calmado pero recrudeció recientemente debido a un incendio en la parte norte de los silos. El primer ministro, partidario de su destrucción, aprovechó la oportunidad y lanzó una advertencia formal: "Los silos en la parte norte corren peligro de derrumbarse", dijo, citando al ministro de Medio Ambiente.

Según los expertos, el incendio fue causado por los vapores de metano procedentes de la fermentación del cereal acumulado, combinados con las altas temperaturas. Según las autoridades, algunos silos todavía contienen entre 3.000 y 6.000 toneladas de trigo y otros granos que no se pudieron extraer por el riesgo de derrumbe.

El incendio reavivó el trauma de los familiares de las víctimas. Contrariamente a la opinión del director general de los silos del puerto, Assaad Haddad, que considera que el fuego no dañará la estructura de los silos, la diputada de Beirut Paula Yacoubian acusó al gobierno de que -con el pretexto de "dejar que el fuego se apague por sí mismo”- quiere que se fundan las estructuras metálicas de los silos y estos se derrumben solos, para poder proceder a la demolición completa.

“Sabemos que si se intenta apagar el fuego con agua podría acelerarse el proceso de fermentación del grano y alimentar los vapores de metano -dijo Yacoubian-, pero si el gobierno actuara de buena fe, podría apagar el incendio con hielo seco". Sin embargo, la intervención de la Sra. Yacoubian parece llegar demasiado tarde. La parte norte de los silos, irremediablemente debilitada, ya ha comenzado a inclinarse a un ritmo de 2-2,5 milímetros por hora, aunque el derrumbe de esta parte de la estructura no implica necesariamente el colapso de todos los silos.

A la espera de que ocurra ese colapso, -en tiempos que es imposible calcular- el gobierno está trabajando seriamente en una demolición controlada de los silos. Según los expertos, se pueden utilizar dos métodos: la implosión mediante la instalación de explosivos dentro de las columnas gigantes, o bien usando una bola de destrucción de acero. Pero algunas voces consideran que ese procedimiento podría tener consecuencias en el medio ambiente humano debido a la formación de nubes de polvo, con el riesgo de dispersar partículas de asbesto potencialmente tóxicas en los alrededores. Los que se oponen a la demolición, sin embargo, niegan la presencia de esta fibra.

En el frente judicial, por otra parte, la investigación de la explosión a cargo del juez Tarek Bitar está paralizada desde hace meses. Varios ministros convocados por el magistrado plantearon objeciones formales y bloquearon la investigación, insistiendo en que se trata de "negligencia criminal".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Investigación independiente y gobierno de ruptura: la receta del patriarca Rai para el Líbano
14/09/2020 12:42
Beirut, crisis política: el patriarca Raï aboga por un Ejecutivo de emergencia
07/09/2020 11:05
Choque frontal entre el patriarca Rai y los grupos chiítas, por el ministerio de Finanzas
21/09/2020 11:06
Beirut: apoyo popular a Geagea, en la mira por los enfrentamientos en Tayyouné
27/10/2021 16:36
El Patriarca maronita pide que se libere al poder judicial de la 'injerencia' política
18/10/2021 13:47


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”