28/09/2022, 12.52
LÍBANO - SIRIA
Enviar a un amigo

Beirut: ira y dolor por la peor tragedia en los mares del Mediterráneo oriental

de Fady Noun

Más de cien víctimas, entre ellas 10 niños, en el naufragio del "barco de la muerte" cargado de migrantes que se produjo el 23 de septiembre. Equipos de voluntarios siguen buscando a los desaparecidos. Había alrededor de 150 personas a bordo, solo 20 sobrevivieron. Los relatos desesperados de los que consiguieron salvarse.

 

Beirut (AsiaNews)-  A pesar de que han pasado varios días, todavía no se ha calmado la conmoción que produjo en la opinión pública libanesa el reciente naufragio de una embarcación cargada de migrantes que partió del Líbano y sigue despertando ira y dolor. Según la agencia oficial siria Sana, que cita fuentes hospitalarias, anteayer se encontró otro cuerpo frente a la ciudad siria de Tartus, donde ocurrió la tragedia, lo que eleva a 100 el total de cadáveres recuperados tras el naufragio. La armada siria ha puesto en marcha una masiva operación de rescate en busca de sobrevivientes y de los cuerpos de las víctimas, que luego son transportados al hospital Bassel de la ciudad costera para ser identificados y repatriados.

El balance de este naufragio es el más mortífero del Mediterráneo oriental, con solo 20 sobrevivientes rescatados hasta el momento frente a un total de 150 pasajeros. Las personas que viajaban a bordo del barco que zarpó de la ciudad de Trípoli (norte del Líbano) eran en su mayoría libaneses, sirios y palestinos. Según la directora regional de UNICEF para Oriente Medio y Norte de África. Adèle Khodr, también hay 10 niños entre las víctimas.

En el "barco de la muerte", como se le ha llamado en la Tierra de los Cedros, viajaban cerca de quince libaneses. Uno los que escaparon de la tragedia es Wissam al-Tallawi, un padre de familia que vivía en Trípoli y era originario de Akkar. Los cuerpos de las dos hijas, de cinco y nueve años, fueron repatriados al Líbano. La esposa de Tallawi y otros dos hijos varones siguen desaparecidos.

Moustafa Misto era un taxista de Bab el-Raml, uno de los barrios más pobres de Trípoli. Cuando decidió emprender la aventura con su familia soñaba con una sola cosa: vivir de manera digna. Murió en el mar con sus tres hijos, solo su esposa logró sobrevivir. Moustafa pagó a los contrabandistas casi 5.000 euros por adulto y la mitad del precio por sus hijos. Y para hacerlo, había vendido su auto y pedido dinero prestado a sus hermanos. Su madre incluso había vendido algunas joyas para ayudarlo.

El joven Zein El-Dine Hamad y su esposa embarazada se salvaron solo gracias a un bote patrullero de la armada rusa. En el momento del naufragio, el hombre tuvo el reflejo de tirarse al agua con su mujer antes de que la embarcación volcara. Ella perdió al bebé después de pasar más de 12 horas en el mar, aferrada a un trozo de los restos de la embarcación. “El momento más difícil -dijo el hombre al canal de televisión Al-Jadid- fue cuando mi esposa empezó a delirar y me pidió que le comprara una gaseosa”. Luego agregó, con la voz quebrada por la emoción, que muchos de los que escaparon del hundimiento intentaron salvarse aferrándose a los restos del barco, pero después se soltaron y murieron. Todos los pasajeros que quedaron debajo de la embarcación cuando volcó murieron ahogados.

Según varios testimonios los pasajeros habían rogado al piloto del barco que regresara cuando se rompió el motor y la embarcación comenzó a ser sacudida por las grandes olas que golpeaban el casco. Pero los contrabandistas trajeron a bordo un motor de repuesto. El piloto incluso habría recibido amenazas de muerte si cambiaba de rumbo.

El propietario del barco, Bilal Nadim, fue detenido para ser interrogado. Según un comunicado del ejército difundido hoy, el hombre confesó su participación y confirmó que era el jefe de una red de traficantes de inmigrantes de la costa norte libanesa. Al parecer, no sólo participó en la organización de cruces ilegales sino también en el tráfico de drogas, aprovechando el paso por la costa norte del Líbano, más barato y complicado que la ruta turca. La periodista Jana el-Douhaybi, citada por el diario francófono L’Orient-Le Jour, habla de “crimen organizado” que goza de la complicidad de las fuerzas del orden locales. Y esto también explicaría por qué los contrabandistas arrestados por lo general recuperan la libertad pocos días después.

La ONG libanesa Legal Agenda afirma que el costo de operar un barco de migrantes requiere entre 30 y 50 mil euros por viaje y el precio a pagar por "cabeza" varía entre 30 y 40 mil euros. Los activistas afirman que casi todos los días hay un intento de cruzar desde el Líbano hacia Chipre o las costas de Italia.

En cualquier caso, este naufragio no solo es un signo que revela la enorme profundidad de la crisis económica y financiera libanesa sino que es también el símbolo del "naufragio moral" de sus dirigentes, enfrascados en una carrera desenfrenada por el poder. Ellos han abandonado a su suerte a la mayoría de la población, que no cuenta siquiera con la más mínima asistencia.

En este momento todos los indicadores sociales se encuentran en rojo. Algunas personas ya no tienen reparos en robar cables eléctricos y barandas para tener algún tipo de ingreso. Según un testimonio recogido en Trípoli, un hombre vendió la barandilla de hierro de su balcón para reponer su garrafa de gas. Entrevistado por AFP, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, dijo que este naufragio era "una nueva tragedia" y pidió a la comunidad internacional que ayude "a mejorar las condiciones de las personas que se han visto obligadas a huir de su país y también de las comunidades que las acogen". En el Libano viven más de un millón de refugiados sirios que han huido de la guerra en su país y cuya repatriación se ve obstaculizada por cuestiones políticas regionales que plantean las propias instituciones internacionales, aunque gran parte del territorio sirio ya ha recuperado la calma.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: Jesús quiere que todos puedan recibir el amor del Padre y tener vida
25/04/2021 13:58
Sylhet, controles a 88 agencias de viaje: traficaban migrantes en el Mar Mediterráneo
14/05/2019 11:56
Papa: Tengo dos dolores en el corazón: Colombia y el Mediterráneo
20/01/2019 14:57
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Continúa la muestra 'Mediterráneo', destinada a las religiosas trapenses de Siria (Vídeo)
19/12/2018 10:32


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”