22/04/2021, 13.46
AUSTRALIA-CHINA
Enviar a un amigo

Canberra hunde dos proyectos de la Belt and Road

Habían sido acordados por el Estado de Victoria. Para los australianos, la iniciativa de Xi Jinping es una herramienta de propaganda. Relaciones cada vez más tensas entre los dos gobiernos. El Covid, la oposición estadounidense, la inestabilidad geopolítica, las deudas de los países socios y la falta de recursos amenazan las nuevas Rutas de la Seda.

Canberra (AsiaNews) - China utiliza la Iniciativa Belt and Road con fines de propaganda. El ministro de Defensa australiano, Peter Dutton, defendió hoy la decisión del gobierno de cancelar dos acuerdos firmados por el Estado de Victoria en el marco de las nuevas Rutas de la Seda de Beijing.

El anuncio de la suspensión se hizo ayer. Según la administración Morrison, la Belt and Road es contraria a la política exterior de Australia. Xi Jinping lanzó el proyecto en 2013 para convertir a China en el centro del comercio mundial. Dutton dejó en claro que Canberra no tiene problemas con el pueblo chino, pero se opone a los valores del Partido Comunista Chino.

Si considera que es una amenaza para la seguridad nacional, el ejecutivo australiano puede bloquear los acuerdos que las administraciones del país - incluidos los gobiernos estatales - suscriban con entidades extranjeras. Esa potestad está reconocida por una ley aprobada el año pasado, que según muchos observadores tiene un claro sesgo anti-Beijing.

Esta mañana la embajada de China en Australia condenó la medida de Canberra, que considera "irrazonable" y "provocadora". Para los diplomáticos chinos, contribuirá a empeorar las ya tensas relaciones entre ambos países y eventualmente se volverá contra los intereses australianos.

Ya hace tiempo que las relaciones entre los dos gobiernos se están deteriorando. Los australianos están preocupados por el creciente activismo militar de China en el Mar de China Meridional y fueron unos de los primeros en unirse al boicot de Huawei patrocinado por Washington. La confrontación alcanzó niveles preocupantes cuando hace un año Canberra se unió a otros países para pedir una investigación internacional sobre el origen del coronavirus y el manejo de la pandemia por parte de Beijing.

En represalia, el gigante asiático puso en la mira las exportaciones australianas, prohibiendo la importación de carbón e imponiendo aranceles a productos como el vino, la cebada, el azúcar, la madera, el algodón, la carne y la langosta.

La decisión de Canberra abre otra brecha en la Belt and Road. La Comisión de Reforma y Desarrollo de China señaló recientemente que la iniciativa se ve amenazada por la oposición de Estados Unidos y muchos de sus aliados. También constituyen un problema la inestabilidad política de muchos países socios de Beijing y los pocos recursos que las empresas chinas y los organismos estatales pueden invertir en las nuevas Rutas de la Seda.

Luego está la dramática situación de la deuda de algunos países que cooperan con los chinos en la Belt and Road. El caso más llamativo es el de Sri Lanka. En los últimos días, China otorgó un préstamo de 500 millones de dólares a Colombo, el segundo tramo de un rescate financiero de mil millones de dólares acordado el año pasado.

El país ya tiene que saldar una deuda elevada con China. Según informes de la prensa, la nueva línea de crédito se otorgó después de que la administración de Rajapaksa se comprometiera a respetar el contrato de arrendamiento del puerto de Hambantota a Beijing y a reconocerle a China un poder de supervisión sobre el nuevo puerto de Colombo.

Pero los chinos afirman que el mayor daño a la Belt and Road provino de la pandemia Covid-19. Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, debido a la crisis pandémica de 2020 una quinta parte de los proyectos ha sufrido serios reveses; el 40% tuvo dificultades; y entre el 30 y el 40% se vieron afectados de forma limitada. Como señala el China Global Investment Tracker, las inversiones chinas en la Belt and Road en realidad comenzaron a retraerse antes de la emergencia sanitaria. En 2018 sumaron un total de 118 mil millones de dólares; un año después bajaron a 103 mil millones, y finalmente colapsaron a 46,6 mil millones en 2020.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La Belt and Road de Beijing cambiará el rostro del sur de Asia
15/09/2020 12:36
Primer Ministro Rajapaksa: El nuevo puerto de Colombo será fuente de riqueza para todos
18/09/2020 13:37
Belt and Road: los países pobres tienen deudas por cientos de miles de millones con Beijing (INFOGRAFÍA)
29/09/2021 16:41
B3W: muchos obstáculos para la alternativa occidental a la Belt and Road de Beijing
16/06/2021 16:43
La 'guerra comercial' de Beijing contra Canberra es un fracaso
08/10/2021 14:34