28/06/2022, 13.00
SRI LANKA
Enviar a un amigo

Colombo: la crisis económica afecta a los trabajadores autónomos

de Arundathie Abeysinghe

Conductores de tuk tuk, propietarios de hoteles, fotógrafos, todos en Sri Lanka comparten los mismos problemas. El combustible sigue faltando, lo que impide los desplazamientos. No se pueden retirar grandes cantidades de moneda extranjera y en consecuencia muchas compras están bloqueadas. Muchísimos negocios que ya han cerrado.

 

Colombo (AsiaNews)- La crisis económica del país ha golpeado a todas las categorías de trabajadores, desde los 3 millones de autónomos hasta los de pequeñas y medianas empresas (PYMES), que juegan un papel fundamental en la economía nacional. Según analistas y expertos, dado que Sri Lanka no cuenta con un programa de seguro de desempleo y las políticas del mercado del trabajo son débiles, sería necesario garantizar una cobertura social adecuada sobre todo para los trabajadores autónomos.

Pero en este momento hay otros muchos sectores que afrontan dificultades cada vez más graves, en particular los relacionados con el turismo. Los propietarios de hoteles y restaurantes tienen problemas en múltiples frentes, desde la compra de combustible hasta conseguir alimentos fundamentales como vegetales y pescado, cuyo precio se ha disparado. Para reemplazar el gas muchos han recurrido a la leña, que es igualmente escasa y costosa, especialmente en la ciudad. Los que no tenían espacio para encender fuego con leña se han visto  obligados a cerrar.

Según fuentes del All Island Three-wheeler Drivers Union, debido al aumento del precio del combustible las tarifas de los tuk tuk (taxis de tres ruedas) han subido a 100 rupias por kilómetro (26 centavos de euro) cuando antes era de 75 rupias por km (20 centavos). Los conductores temen una reducción de los pasajeros a largo plazo, pero generalmente el problema se plantea mucho antes, cuando deben conseguir gasolina. Para comprar combustible hay que pasar muchos días en la fila y a veces, aún así, no hay forma de conseguirlo. Perera, que vive en Negombo y es conductor de un taxi de tres ruedas, realizaba varios viajes al día, pero ya no tiene pasajeros. Dice que muchos jóvenes han renunciado a su trabajo y se han ido del país en busca de empleo.

El primer ministro Ranil Wickremesinghe ha decidido nombrar una autoridad reguladora para los vehículos de tres ruedas, pero muchos conductores de tuk tuk opinan que la decisión no tendrá el resultado deseado, porque los consejos provinciales son lentos y la  legislación sobre los conductores de tuk tuk -afirman- se debería introducir en el Parlamento.

También está en marcha una iniciativa para promover los taxis eléctricos y con energía solar, pero la conversión podría costar de 600 mil y 700 mil rupias (de 1574 a 1836 euros): una inversión difícil de recuperar en el futuro y, por lo tanto, probablemente poco recomendable. Según Tissera y Dissanayaka, dos conductores de tuk tuk de Colombo, también sería necesario contar con una extensa red de puntos de recarga y paneles solares en las estaciones de servicio.

Otros trabajadores por cuenta propia también explicaron sus dificultades a AsiaNews: los propietarios de dos estudios fotográficos de Kandy, que trabajaban para varias empresas de publicidad, tenían un negocio rentable en los últimos años. Pero ahora las empresas de Sri Lanka han "recortado sus presupuestos publicitarios" y los que se dedican a la fotografía comercial tienen dificultades para encontrar clientes. El propietario de un estudio fotográfico en Ratnapura, que adquiere sus equipos e insumos por Internet en sitios de comercio electrónico, explicó que se encontraba limitado por la restricción de importar un máximo de 100 dólares por mes que ha impuesto el gobierno debido a la crisis. Las posibilidadades de desplazamiento también están limitadas por la falta de combustible y los cortes en el suministro de energía impiden el editing fotográfico, de manera que muchos no consiguen entregar el trabajo a tiempo.

Romesh y Sarath, dueños de tiendas de computación, también se han visto afectados por la crisis del dólar. Como los bancos no entregan billetes, no pueden comprar equipos de computación para vender. Ni siguiera recurriendo a otros bancos han podido obtener cartas de crédito y les preocupa que pronto puedan verse obligados a cerrar su negocio.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Con una inflación del 23%, Laos arriesga una crisis política
06/07/2022 15:43
Colombo negocia con Moscú el suministro de combustible barato
06/06/2022 15:39
El trabajo infantil, la lacra oculta de Colombo
13/06/2022 12:14
Daca: el precio del combustible empuja hacia arriba la inflación
10/08/2022 14:16
La guerra ruso-ucraniana azota la economía de Colombo
22/03/2022 11:41


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”