10/03/2022, 13.00
MYANMAR
Enviar a un amigo

Demoso: bombardean una iglesia y un convento de religiosas

Esta mañana la junta militar birmana bombardeó un edificio que las Hermanas de la Reparación utilizan como hogar de ancianos y hospital. Hace dos días también atacaron una iglesia. El Gobierno de Unidad Nacional pide a Occidente sanciones más estrictas como las impuestas a Rusia. ONU: hay más de 500 mil desplazados internos y al menos 100 viviendas quemadas.

 

Rangún (AsiaNews) - Una iglesia católica y un convento de religiosas sufrieron graves daños tras ser bombardeados. No ocurrió en Ucrania sino en Myanmar, donde el conflicto civil lleva ya más de un año.

El 8 de marzo la junta militar birmana que derrocó al gobierno civil encabezado por Aung San Suu Kyi el 1 de febrero de 2021, bombardeó en un ataque aéreo la iglesia de Nuestra Señora de Fátima en la aldea de Saun Du La, destruyendo el techo y las ventanas.  Y esta mañana bombardeó el convento de las Hermanas de la Reparación, que se utiliza como como alojamiento y hospital para las religiosas más ancianas, en el pueblo de Doungankha. La iglesia que se encuentra junto al convento fue bombardeada el 6 de junio de 2021. Ambos edificios están ubicados cerca de la ciudad de Demoso, en una región de mayoría cristiana donde las milicias antigolpistas de las Fuerzas de Defensa del Pueblo están combatiendo contra las tropas del Tatmadaw, el ejército birmano.

Como en Ucrania, también en este caso el propósito expreso del ataque ha sido aterrorizar a la población civil: “En esa zona no había ningún conflicto armado en curso. Fue un ataque planificado contra la iglesia y civiles inocentes”, dijo un sacerdote.

Los militares birmanos, respaldados con armamentos por el presidente ruso Vladimir Putin, utilizan contra la población los mismos aviones desplegados en Ucrania, el M-24 y el Sukhoi 30, de fabricación rusa.

Y al igual que en la guerra de Ucrania, las fuerzas antigolpistas piden que se prohiba la venta de petróleo a la junta militar birmana: "Sin combustible, el ejército no puede usar la aviación", dijo Zin Mar Aung, ministra de Relaciones Exteriores del Gobierno de unidad nacional, formado por exdiputados de la Liga Nacional para la Democracia (el partido de Aung San Suu Kyi) actualmente en el exilio. “Si sus aviones no pueden volar, no pueden bombardear. Es muy sencillo".

No se sabe de cuántas reservas de combustible dispone la junta militar birmana, explica el Wall Street Journal. En los últimos años Myanmar siempre ha importado el 100% de su combustible del exterior, proporcionado por empresas occidentales que lo vendían a intermediarios. Partía de Singapur, India y Malasia para llegar a su destino final en puertos birmanos.

Recientemente el Consejo de la Unión Europea ha incluido en la lista de entidades sancionadas a algunos miembros del Tatmadaw y algunas empresas estatales birmanas, entre ellas la Myanma Oil and Gas Enterprise (Moge), la empresa nacional de petróleo y gas.

En la diócesis de Loikaw, en el Estado oriental de Kayah, la junta militar destruyó al menos ocho iglesias con ataques aéreos, ignorando el pedido de los obispos de respetar a los civiles que buscan refugio en lugares de culto. Al menos 16 de las 38 parroquias fueron bombardeadas, obligando a huir a las religiosas y sacerdotes.

El último informe de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, que se pulblicó a principios de este mes, estima que el conflicto ha provocado hasta ahora más de 500.000 desplazados internos, con un aumento de 50.000 personas solo en la última semana. En Loikaw, la capital del estado de Kayah, y en la cercana Demoso incendiaron más de 100 viviendas.

Ante esta situación, la Fundación PIME decidió abrir el Fondo S145 Emergenza Myanmar para apoyar las iniciativas de las Iglesias locales, muchas de las cuales fueron fundadas por misioneros del PIME antes de la expulsión de los misioneros extranjeros en 1966.

El objetivo de la campaña es ofrecer ayuda inmediata a miles de personas, apoyando la red de acogida que han organizado las diócesis de Taungoo y Taunggyi. Muchas realidades religiosas locales están colaborando en esta emergencia y lo hacen mostrando el rostro más hermoso de Myanmar: un pueblo que a pesar de todos los sufrimientos que han marcado su historia elige el camino de la solidaridad. A ellos enviaremos la ayuda, comenzando por las necesidades básicas de las personas: techo, comida y escuela para los pequeños, a la que ya no asisten -entre pandemia y guerra- desde hace dos años.

Se puede donar al fondo “S145 – Emergenza Myanmar”:

directamente en línea en este enlace eligiendo entre las opciones el proyecto "S145 - Emergenza Myanmar".

por transferencia bancaria a nombre de Fondazione Pime Onlus

IBAN: IT 11 W 05216 01630 000000005733  (se recomienda enviar copia del comprobante de la transferencia bancaria por correo electrónico a uam@pimemilano.com indicando nombre, apellido y domicilio, lugar y fecha de nacimiento, código fiscal)

en cuenta corriente postal n. 39208202 a nombre de Fondazione Pime Onlus via Monte Rosa, 81 20149 Milano

en efectivo o con cheque en el Centro PIME de Milán en via Monte Rosa 81 de lunes a viernes (9.00-12.30 y 13.30-17.30).

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Rangún: China visita a la junta militar mientras siguen los enfrentamientos con las milicias étnicas
01/09/2021 15:28
Yangon: conversaciones entre el Gobierno de Unidad Nacional y el Ejército de Arakan
17/05/2022 13:57
Llamamiento de los obispos birmanos: corredores humanitarios, iglesias-refugio, que termine la violencia
12/06/2021 13:33
Monjes budistas huyen de los enfrentamientos en el Estado de Kayah
17/01/2022 14:01
Pekhon: dos sacerdotes católicos arrestados por los militares golpistas
24/02/2022 12:19


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”