01/07/2022, 11.12
RUSIA
Enviar a un amigo

El efecto de la guerra en Ucrania: empresas extranjeras abandonan la isla de Sajalín

de Vladimir Rozanskij

Debido a las sanciones occidentales, ExxonMobil y Shell se retiran y suspenden sus inversiones en la industria petrolera local. No sólo financiaban actividades mineras, sino también proyectos en los ámbitos de la educación, la salud y la cultura. Gran parte del crecimiento de la sociedad civil local se debe a estos programas, según los habitantes de la zona.

Moscú (AsiaNews) - Abandonan la isla de Sajalín todos los inversores extranjeros del sector de la extracción de petróleo. Una actividad de la que dependen gran parte de los negocios y la economía de la región. Una semana después de la invasión de Ucrania del 24 de febrero, ExxonMobil ya había declarado su intención de retirarse del proyecto Sajalín-1 -en el que era el principal patrocinador, con su filial Exxon Neftegaz Limited- y de suspender sus inversiones en Rusia. Shell, por su parte, anunció su salida del proyecto Sajalín-2.

En la participación accionaria, las dos empresas sólo cubrían el 30% y los representantes de otros Estados asiáticos sostienen que estarían dispuestos a comprar las acciones de Exxon. Pero lo cierto es que las compañías petroleras estadounidenses y británicas no sólo realizan actividades mineras, sino también un gran número de proyectos en los ámbitos de la educación, la salud y la cultura. Estos programas cesarán, empobreciendo a la población de la gran isla rusa del Pacífico.

Los trabajadores rusos de las empresas petroleras se enteraron de su suerte por la prensa occidental. No recibieron ninguna notificación respecto a estos cambios. Un trato que dista mucho del recibido por empleados de empresas occidentales que se sumaron a las sanciones y cuyos trabajadores pasaron oficialmente a un fondo de desempleo por tiempo ilimitado "na prostoe", como se dice en Rusia ("en el simple estado"). A pesar de la respuesta de Occidente a la guerra, se pensó que estas empresas permanecerían al margen de la reacción, como ya había ocurrido tras los sucesos de 2008 en Georgia y de 2014 en la propia Ucrania.

Los precios del petróleo se dispararon y nadie pensó que se abandonarían unas instalaciones tan rentables. Desde Houston primero se trató de aportar tranquilidad pero la presidenta de Exxon Neftegaz, Shelly Boure, convocó una asamblea general extraordinaria y, con lágrimas en los ojos, anunció la retirada de Sajalín.

En dos días, cientos de empleados extranjeros se marcharon a toda prisa, empacando lo mínimo indispensable. El pueblo de Olimpia, que fue construido para los extranjeros de Exxon, se ha convertido en un desierto: las bicicletas de los niños siguen en las calles y los dispositivos de tecnología y electrónica que quedaron en las casas quizás sean enviados más tarde a sus legítimos propietarios. 

Algunas familias mixtas se separaron de forma repentina, dejando en casa al cónyuge o a la pareja de nacionalidad rusa con la que las relaciones no eran del todo oficiales. En toda Sajalín se tiene la impresión de una catástrofe apocalíptica, como cuentan sus habitantes a Sibir.Realii: "Antes vivíamos una vida segura y llena de comodidades, ahora ya no sabemos cómo pagar nuestros gastos corrientes, y no hay ninguna certeza respecto al futuro". Algunos funcionarios de la rusa Rosneft se presentaron en el lugar para realizar una inspección, asegurando que "todo será como antes, e incluso mejor", y luego desaparecieron.

Aparentemente las acciones de Exxon serán adquiridas por algunas empresas indias, con el apoyo de la propia Rosneft, pero no hubo ningún anuncio oficial al respecto. No hay ninguna garantía sobre la continuidad de los más de 100 proyectos sociales que la empresa llevaba adelante y por los que desembolsaba dos millones de dólares al año. Una de las iniciativas más importantes es el "Club Boomerang", fundado en 1998, que se centra en el "fomentar en el ser humano la relación con el medio ambiente y su protección, mediante actividades ecológicas y educativas, el turismo y el entretenimiento, y el trabajo creativo de los niños y los jóvenes de la región de Sajalín” Su presidenta, Valentina Mezentseva, está desesperada por la partida de los estadounidenses y británicos, "que tanto han hecho por el crecimiento de la sociedad civil en nuestra tierra".

Desde hace muchos años, el club organiza viajes de aventura para los jóvenes, utilizando todo tipo de medios, desde planeadores hasta kayaks, pasando por la "noche de las ballenas". Esta última se desarrolla a bordo de un barco, y se la denomina "Escuela de la Naturaleza", una experiencia tan avanzada que ha sido tomada como modelo en muchas otras partes del mundo. La guerra no sólo destruye cosas y personas, también acaba con su alma.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La neutralidad de Beijing, favorable a Rusia
30/06/2022 12:05
Crisis en Ucrania: Beijing suspende un acuerdo energético con Moscú
26/03/2022 13:04
Las sanciones provocan el colapso de la economía rusa
09/03/2022 10:23
Beijing aprovecha la guerra en Ucrania para comprar petróleo barato a Moscú
08/06/2022 14:33
Ucrania, el efecto de las sanciones: se ralentiza el crecimiento del comercio chino-ruso
13/04/2022 15:23


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”