27/04/2022, 13.16
VATICANO
Enviar a un amigo

El vínculo entre suegra y nuera está bendecido por Dios

En la audiencia general del miércoles, continuando con el ciclo sobre la vejez, Francisco habló sobre la relación entre las distintas generaciones dentro de la familia y tomó como  ejemplo el libro bíblico de Rut. “La fe y el amor permiten superar los prejuicios del sentido común, que generan fracturas insuperables”.

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- El vínculo entre suegra y nuera como “una alianza entre generaciones que abre al futuro”. El Papa Francisco reflexionó esta mañana sobre ese tema en la audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro, donde se reunió con grupos de peregrinos y fieles de Italia y de todo el mundo. Continuando el ciclo de catequesis sobre la vejez, el Papa tomó como referencia  el libro de Rut, al que calificó como "una joya de la Biblia". “Comparado con el Cantar de los Cantares, el Libro de Rut es como el otro panel del díptico del amor nupcial – dijo Francisco -. Celebra la fuerza y la poesía que deben habitar los vínculos de entre generaciones, de parentesco, de entrega, de fidelidad que envuelven a toda la constelación familiar”, “capaces de contener una fuerza de amor inimaginable, que pueden dar nuevo aliento a la esperanza y al futuro”.

Francisco habló de los lugares comunes sobre los lazos de parentesco que crea el matrimonio, sobre todo al que se establece entre suegra y nuera, siempre con una valoración negativa. Sólo la inspiración de la fe puede abrir un horizonte de testimonio que contrarreste los prejuicios.

Para explicar la relación entre suegra y nuera tomó como ejemplo la historia de Noemí y su nuera Rut. La anciana Noemí, presa del pesimismo sobre su futuro, insiste en que su nuera -viuda de sus dos hijos- la abandone. “Ruth se resiste a esta generosa oferta - explicó Francesco -. El vínculo que se ha establecido entre suegra y nuera ha sido bendecido por Dios”. Entonces Noemí, conmovida por la dedicación de Rut, sale de su pesimismo e incluso anima a su nuera a conseguir un nuevo marido en Israel. Noemí, que estaba en la vejez, conocerá la alegría de participar en la generación de un nuevo nacimiento.

«¡Miren cuántos 'milagros' acompañan la conversión de esta anciana! -señaló el Pontífice-. Ella se convierte al compromiso de ponerse a disposición, con amor, del futuro de una generación herida por la pérdida y en riesgo de abandono”. De esa manera la fe y el amor permiten superar los prejuicios del sentido común, que generan fracturas insuperables. “La suegra supera los celos por su propio hijo, que es un peligro, amando el nuevo vínculo de Rut; las mujeres de Israel superan su desconfianza hacia el extranjero (y si las mujeres lo hacen, todos lo harán); la vulnerabilidad de la mujer sola, frente al poder del varón, se reconcilia con un vínculo lleno de amor y respeto”. Y todo ello gracias a la fidelidad de la joven Ruth a un vínculo expuesto al prejuicio étnico y religioso.

“Hoy la suegra es un personaje mítico y siempre se piensa en ella como una figura mala. Pero la suegra es la madre de tu marido o de tu esposa -dijo Francesco-. Pensemos en ese dicho de que cuanto más lejos esté la suegra, mejor. Pero la suegra es madre, es abuela”. El pontífice recordó que, efectivamente, los ancianos reviven cuando ven a sus nietos. “Revisen la relación que cada uno tiene con su suegra: ella le ha dado la maternidad a sus cónyuges”, sugirió el Papa y, dirigiéndose a las suegras, advirtió: “Y ustedes, suegras, tengan cuidado con la lengua".

Para un mañana lleno de bendiciones, será importante que los jóvenes se abran a la gratitud por lo que han recibido y que los viejos tomen la iniciativa para revitalizar su futuro. “Que los jóvenes hablen con los viejos y los viejos con los jóvenes: debemos restablecer con fuerza ese puente, porque allí hay una corriente de felicidad”, concluyó el pontífice.

Cuando saludó a los fieles polacos que se encontraban en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco recordó que hoy es el octavo aniversario de la canonización de San Juan Pablo II, quien fue proclamado santo junto con el Papa Juan XXIII el 27 de abril de 2014: “Por su intercesión , pedimos ser testigos fieles de Cristo y de su amor misericordioso en el mundo, en la familia y en el trabajo”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: La alianza de los ancianos y los niños salvará a la familia humana
17/08/2022 15:52
Papa: honrar a los ancianos es devolver el amor
20/04/2022 14:30
'Creer no es cosa de viejos', dijo el Papa
04/05/2022 14:21
Papa: no nos acostumbremos a vivir como si la guerra estuviera lejos
15/06/2022 13:19
Papa: Afganistán, herido por el terremoto, recibe ayuda de todos
22/06/2022 12:20


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”