20/12/2021, 13.59
HONG KONG-CHINA
Enviar a un amigo

Elecciones 'patrióticas', participación en mínimos históricos. Fracasa la 'democracia' de Xi Jinping

Sólo el 30,2% de los ciudadanos habilitados se presentó a votar. Es la primera elección después de la reforma que eliminó la presencia del campo democrático. De los 90 escaños, 89 fueron para candidatos a favor de Beijing y el restante para un centrista. La diócesis católica expresó su preocupación por la plena democratización de la ciudad. El gobierno central habla de elecciones "representativas" e "inclusivas".

Hong Kong (AsiaNews) - La participación de ayer fue, históricamente, la más baja de las elecciones parlamentarias de la ciudad. Son los primeros comicios que se celebran después de la reforma electoral impuesta por Beijing, que acepta solo diputados "patrióticos" leales al Partido Comunista Chino y eliminar la representación prodemocrática. Un verdadero fracaso para la democracia estilo Xi Jinping.

Solo el 30,2% de los electores se presentó a las urnas. La peor cifra desde 1995, cuando se introdujo el voto para el Legco (el Parlamento local) en la entonces colonia británica. En las elecciones de 2016 había votado el 58,3% de los habilitados; en la votación para los consejos de distrito, que ganaron por abrumadora mayoría los candidatos democráticos con el respaldo de las protestas anti sistema que habían estallado pocos meses antes, participó el 71% de los votantes.

De las 90 bancas que se disputaban ayer, 89 fueron para figuras pro-Beijing, entre ellos el reverendo canónigo Peter Koon Ho-ming, secretario general de la Iglesia Anglicana local; el único funcionario electo que no está formalmente alineado con el establishment es el candidato centrista Tik Chi-yuen.

Las elecciones se llevaron a cabo más de un año después de su aplazamiento y la consiguiente prórroga de los legisladores en funciones. La gran mayoría de las fuerzas pro democráticas no se presentaron. Tras ser examinados por el Comité de Seguridad Nacional, sólo 11 candidatos de los 153 aprobados se declararon ajenos al frente pro-Beijing.

Según la nueva y controvertida ley electoral, solo 20 de los 90 miembros se eligen por voto popular. A los 40 designados por el Comité Electoral pro-Beijing se suman 30 diputados elegidos entre los representantes de las profesiones, que también están vinculados al gobierno. Según varios observadores, la reforma es un atentado contra la autonomía reconocida a la ciudad hasta 2047, que forma parte del acuerdo de 1997 para el traspaso de soberanía de Gran Bretaña a China.

Desde que se adoptó la draconiana ley de seguridad nacional impuesta por Beijing en el verano de 2020, todas las principales figuras democráticas de la ciudad han acabado en la cárcel, bajo investigación o en el autoexilio. Por eso la mayoría de la población prefirió desairar o boicotear un ejercicio electoral carente de las necesarias garantías de pluralismo político. Carrie Lam encajó la bofetada afirmando que la participación no es importante en una elección. El ejecutivo de la ciudad considera que la participación en la votación es un detalle menor, no - como debería ser - una condición necesaria.

El gobierno de la ciudad resta importancia a la participación, pero hasta el final trató de fomentar el voto, ofreciendo incuso transporte público gratuito el día de las elecciones. Sin embargo, los ciudadanos prefirieron aprovechar la oportunidad para visitar la ciudad en vez de acudir a las urnas. Tampoco ayudaron las convocatorias de última hora a los ciudadanos por mensaje de texto, como el de Xia Baolong, jefe de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao del Consejo de Estado de China. Tampoco funcionó el método disuasivo de arrestar a los activistas democráticos que promovieron el boicot a las elecciones o el voto en blanco.

En vísperas de las elecciones, Mons. Stephen Chow había publicado una nota titulada "Preocupación por la democratización de Hong Kong". El nuevo obispo de Hong Kong invitó a los fieles a participar en la votación "según los dictados de su conciencia y las enseñanzas de la doctrina social de la Iglesia". Concluyó su llamamiento pidiendo a todos que "recen para que Dios guíe a Hong Kong hacia la plena democratización".

En un "libro blanco" que se dio a conocer pocas horas después del cierre de las urnas, el gobierno chino elogió el voto en Hong Kong calificándolo de altamente "representativo" e "inclusivo", un paso intermedio hacia el "sufragio universal". Para Xi Jinping, la dictadura del partido único es la verdadera democracia, a diferencia de las "formalidades" del modelo occidental. Los ciudadanos de Hong Kong piensan de otra manera.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Hong Kong: Carrie Lam promete intensificar las medidas de seguridad nacional
16/07/2021 13:11
Apple Daily English se deja de publicar: el diario prodemocrático está a punto de cerrar
22/06/2021 13:17
Tribunal Superior de Hong Kong: es necesario un sistema independiente para las denuncias contra la policía
19/11/2020 15:52
Hong Kong, Beijing quiere una reforma electoral: nuevo golpe a la oposición democrática
23/02/2021 14:02
Hong Kong, no hay cargos para los 53 activistas pro-democracia arrestados por ‘subversión’
08/01/2021 11:14


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”