23/01/2016, 14.16
EGIPTO
Enviar a un amigo

Entre luces y sombras, Egipto celebra los cinco años de la Primavera Árabe

Para el vocero de la Iglesia Católica, el gobierno busca un relanzamiento apuntando a la agricultura y a la industria. Son fundamentales las inversiones extranjeras y el factor tiempo. Más libertad en la cuestión de las minorías y con respecto a las mujeres. Crítica de los movimientos juveniles, que ven sus ideales de la revolución traicionados. Para el líder del movimiento de Maspero, es necesario contrastar a “cuantos propagan el odio”.

El Cairo (AsiaNews) – Fundamentalismo islámico, ataques terroristas, crisis económica, desocupación, seguridad interna. A cinco años del inicio de la Revolución egipcia, aún son muchos los problemas de un país que, con dificultades, trata de cargar sobre sus espaldas un período complicado de su historia e intenta relanzarse hacia el futuro. Los optimistas –en primer lugar, los cristianos- observan una creciente libertad en favor de las minorías, una mayor participación de las mujeres en la vida pública y en las inversiones gubernamentales  - industria, agricultura – a fin de relanza la nación. Sin embargo, según los críticos, la situación ha empeorado, tanto en temas inherentes a los derechos civiles como en términos económicos.  

La revolución egipcia –parte de las protestas que han caracterizado a Medio Oriente y al Norte de África (Primavera Árabe) – fue emprendida el 25 de enero de 2011; la misma representó un vasto movimiento de masas con episodios de desobediencia civil, manifestaciones públicas e insurrecciones. Con una impronta popular, pacífica, contra el régimen decenal de Hosni Mubarak, tuvo luego momentos en los cuales surgieron hechos violentos, que causaron víctimas entre los manifestantes y entre las fuerzas policiales.

A la Primavera Árabe en Egipto siguió luego el ascenso de los Hermanos Musulmanes al poder, liderados por ex presidente Mohamed Morsi, de inspiración extremista islámica. Y en este período continuó la violencia contra los liberales y contra los cristianos. Morsi, primer presidente en asumir el cargo a través del voto popular, permaneció en el poder hasta el 3 de julio de 2013, cuando fue derrocado por un golpe de Estado militar. Hoy, el país es conducido por el general Abdel Fattah al-Sisi.

Para  el padre Rafic Greiche, vocero de la Iglesia católica egipcia, “luego de cinco años, aún experimentamos muchas turbulencias, libertad y justicia no son implementadas todavía a fondo”. Entrevistado por AsiaNews, el sacerdote explica que “el país camina muy lentamente, los problemas siguen estando, y los líderes actuales deberán hacer un gran esfuerzo para reparar el daño causado por los Hermanos Musulmanes, que han dejado una nación en crisis”. Por otro lado, la realidad de las naciones cercanas, como Siria, Libia y Sudán, “no ayuda a nuestra recuperación”.

El portavoz de la Iglesia egipcia confirma que "la economía es el problema número uno" y la presencia de grupos extremistas - Estado islámico, Al-Qaeda, la Hermandad - activos en la zona hace que la situación empeore. Pero el país "debe permanecer abierto a la inversión del exterior", como China y Rusia, "incluso se necesita mucho tiempo, porque el tiempo es el primer recurso necesario para un relanzamiento". Mientras tanto, el actual liderazgo apunta "sobre la industria y el sector agrícola, ya que el turismo está todavía muy debilitado" y el desempleo, especialmente entre los jóvenes, es alto.

Entre los elementos positivos en los que invertir para el renacimiento de Egipto para el p. Rafic está "la mayor libertad de que gozan los cristianos, las minorías, y la participación de las mujeres. Son pequeños signos de cambio que confirman el proceso de crecimiento y transformación emprendida por el país".
Sin embargo, en el país existen también las posiciones muy críticas no sólo en el nivel de los derechos, sino también desde el punto de vista económico. "De la Primavera Árabe queda el sacrificio de una generación que ha tratado de hacer algo por nuestro país, tratando de mejorar el capital humano de acuerdo con los ideales de justicia y libertad. Pero hoy en día la situación es peor que antes". Así dice Mina Thabet, 30 años, una investigadora de la Comisión egipcia por los derechos y libertades, líder de la Maspero Youth Union. Nacido en octubre de 2011 para denunciar la masacre de los coptos de Maspero, el movimiento cristiano reúne a miles de partidarios y organizó, junto con "Tamarud", el evento de 30 millones de personas a finales de junio de 2013, que ha contribuido a la caída de Presidente Morsi.

"El gobierno restringe las libertades y pone bajo control todos los aspectos de la vida pública - dijo – mientras esperamos y todavía luchamos por los ideales de la igualdad, la justicia, por una nación libre. No hay representación política, pero sí limitaciones y restricciones a los derechos de reunión, la libertad de expresión, incluso la plaza Tahrir [símbolo de las protestas de 2011 contra Mubarak] es inaccesible".

Frente a una situación crítica, la líder de la Maspero Youth Union pide a la gente "a venir a Egipto, ver nuestra belleza, nuestra historia, apoyando a la industria del turismo", que es "uno de los principales recursos del país". Hay ataques de grupos extremistas islámicos, entre ellos el mismo Daesh [acrónimo árabe para el Estado islámico]y ayer han muerto una docena de personas, en su mayoría policías, durante una operación antiterrorista en un suburbio de El Cairo. "La acción es necesaria - concluye - en contra de los líderes religiosos musulmanes y los imanes que usan palabras violentas, que propagan ideas extremistas. Sirve promover la convivencia, la lucha contra el odio que muchos propagan".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Egipto: además de democracia, economía y educación son las bases del progreso (Parte II)
03/06/2021 13:59
Demografía y urbanización: de Mubarak a al-Sisi, Egipto cambia de rostro (Parte I)
02/06/2021 12:19
Tranquilo aniversario de la “Primavera árabe”, en medio de una crisis económica y alertas de terrorismo
27/01/2017 12:24
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”