01/03/2022, 15.26
INDIA
Enviar a un amigo

Guerra en Ucrania: Nueva Delhi evacua a 2.000 estudiantes, 14.000 siguen varados

De los estudiantes universitarios extranjeros, los indios eran los más numerosos. Casi todos estudian medicina porque las tasas son muy bajas en comparación con los institutos privados de su país. Al menos uno de ellos murió en el bombardeo de Kharkiv. El plan de evacuación consiste en cruzar la frontera con un país limítrofe de Europa del Este y después tomar un vuelo a la India.

Nueva Delhi (AsiaNews/Agencias) – Más de 1.500 estudiantes indios han sido evacuados hasta ahora de Ucrania tras el ataque de Rusia el 24 de febrero. Antes de que comenzara la guerra, en la ex república soviética residían 20.000 indios, en su mayoría estudiantes de medicina.

Casi 500 estudiantes regresaron ayer a Nueva Delhi en dos vuelos operados por Air India Express, uno desde Budapest y otro desde Bucarest. Otros 182 estudiantes llegaron esta mañana a Mumbai vía Kuwait, en un avión que despegó de la capital rumana. Desde el 26 de febrero, día de la primera evacuación, la India ha realizado 9 vuelos para traer a sus ciudadanos de vuelta a casa.

Dos días después de la invasión rusa, Ucrania cerró su espacio aéreo bloqueando todos los vuelos civiles. Miles de ucranianos y extranjeros ahora intentan salir del país por tierra, cruzando la frontera con países vecinos como Polonia, Hungría, Rumania y Eslovaquia. Ayer se abrió una ruta a través de Moldavia.

También ayer la embajada india en Kiev anunció que había trasladado a unos 1.000 indios -que antes del conflicto eran el doble- de la capital a la parte occidental del país, en dirección a Lviv, lejos de los combates. De estos, 400 estudiantes abandonaron la ciudad en tren.

Otros cientos de estudiantes están atrapados en búnkeres y refugios temporales en Kharkiv. Uno de ellos murió en el bombardeo ruso.

La Operación Ganga, el nombre que ha dado el gobierno indio al plan de evacuación, continuará en los próximos días, porque todavía quedan miles de indios varados en suelo ucraniano. De los 20.000 que había antes de comenzar el conflicto, solo 4.000 lograron salir en un vuelo antes de que Kiev cerrara el espacio aéreo. Contando también a los ciudadanos evacuados en los últimos días, todavía quedan unos 14 mil indios que deben ser repatriados. La presencia india, con más de 18 mil estudiantes, era la más numerosa en Ucrania, donde antes de la guerra había 76 mil estudiantes universitarios extranjeros 

Muchos futuros médicos eligen Ucrania para estudiar principalmente por dos motivos: la educación es de calidad y las tasas son muy bajas. Ucrania ocupa el cuarto lugar en Europa por el número de títulos y especializaciones de posgrado en el campo de la medicina. Seis años de medicina en este país de Europa del Este cuestan una media de 1,7 millones de rupias (algo más de 20 mil euros). Las universidades públicas de la India serían más baratas, pero los exámenes de ingreso son implacables. Aquellos que deberían recurrir a una institución privada con tarifas muy altas, prefieren irse a otro país. Para volver a trabajar en su patria, los aspirantes a médicos deben superar el Foreign Medical Graduate Exam: de los 4.000 estudiantes graduados en Ucrania que se presentan cada año, solo unos 700 lo aprueban. Pero eso no desalienta a los indios: de hecho, el título está reconocido a nivel europeo, lo que brinda la posibilidad de ejercer la medicina en otros países.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Amenazas siempre más fuertes para "la invasión rusa": cercanos a una verdadera y real guerra
01/09/2014
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”