17/02/2021, 15.35
CHINA-VATICANO
Enviar a un amigo

Harbin: en Cuaresma, ayunar de la TV, los smartphones, internet y las noticias falsas

de Giuseppe Zhao Hongchun

En su carta pastoral con ocasión de la Cuaresma, el P. Joseph Zhao insta a los fieles a renovar su vida bautismal, sugiere un "uso racional de las herramientas de comunicación"; abandonar el "fast food" virtual y optar por leer y copiar los textos de la Biblia.

 

Harbin (AsiaNews) - Ayunar de la televisión, de los smartphones, de internet y de las noticias falsas: este es el consejo "práctico" que el padre Joseph Zhao, administrador apostólico de Harbin (Heilongjiang) da a sus fieles en su carta pastoral con motivo de la Cuaresma. Este ayuno es sólo un elemento negativo de algo positivo: el redescubrimiento del bautismo, y de la Palabra de Dios a través del silencio y el copiado de pasajes de la Biblia.

El padre Joseph tiene 44 años y es sacerdote desde 2004.  En diciembre de 2011 la Santa Sede lo nombró administrador apostólico de Harbin. Pertenece a la iglesia no oficial. El 6 de julio de 2012, sin mandato de la Santa Sede, el gobierno hizo ordenar obispo de la iglesia oficial al reverendo Yue Fusheng, que volvió a la comunión católica en 2018 cuando el papa Francisco levantó la excomunión a algunos obispos oficiales, al firmarse el Acuerdo provisorio entre China y el Vaticano.

 

Queridos hermanos y hermanas en el Señor:

La Cuaresma es el periodo de preparación de 40 días antes de la Pascua. Durante este período, los cristianos purifican sus pensamientos mediante el arrepentimiento, la oración y la abnegación, dispuestos a celebrar la resurrección de Jesús y la nueva vida que hemos obtenido del Espíritu para vivir y morir con Cristo. La Iglesia comienza la Cuaresma con la liturgia de las Cenizas. En este día, esparcimos cenizas sobre nuestras cabezas. Por un lado, este signo, nos recuerda que la vida es como un viaje corto y frágil, porque fuimos cenizas, y volveremos a ser cenizas después de la muerte. Por otro lado, también nos insta a responder a la llamada de Jesús, es decir, a arrepentirnos del pecado y creer en el Evangelio, para obtener la verdadera vida en el Señor.

La Cuaresma es, pues, un tiempo de conversión, y en este período la Iglesia nos pide que utilicemos las armas de la confesión y de la redención para resistir a la raíz del mal: el demonio, los deseos egoístas, el secularismo, y para reconstruirnos en Dios, es decir, para vivir según el sentido de la existencia propio de los hijos de Dios. Porque la justicia y la virtud de nuestra naturaleza humana han sido dañadas y se han vuelto frágiles debido a las consecuencias del pecado original, lo que hace difícil hacer el bien y evitar el mal, y es fácil perder de vista el propósito de la vida establecido por Dios.

Por eso debemos mantener nuestras vidas en el orden establecido por Dios a través de una conversión constante. Durante este período de Cuaresma, debemos reconocer que los 40 días de ayuno no son una mera manifestación externa, sino un poderoso signo de la determinación a cambiar de vida, la del viejo yo. Es más fácil que renunciemos a cualquier disfrute material inapropiado y que ganemos más libertad en nuestros corazones mediante una práctica sincera de la autodisciplina, para que podamos escuchar más fácilmente la voz de Dios y responder a la llamada del amor de Dios.

Un cambio de vida desde dentro hacia fuera es el sano objetivo de la ascesis. De este modo, el sentido de la autodisciplina se refiere no sólo al ayuno según las disposiciones de la Iglesia, sino también a un abandono más amplio, que es la adaptación de la propia vida a su finalidad. Hoy en día, al mejorar el nivel de vida de las personas, vivimos en una época que aparenta ser cómoda y vivaz. Pero para los cristianos, esta era también trae consigo algunos desafíos espirituales, como la creciente demanda de consumo, el cambio de vida de la paz interior a la ansiedad exterior, el compromiso constante con el rápido desarrollo de la sociedad y la virtualización del estilo de vida ... Es un tipo de realidad que nos dificulta volver a nuestro corazón para encontrar a Dios. Por lo tanto, debemos reflexionar seriamente sobre nuestros deseos interiores. ¿Es razonable lo que deseo? ¿Adónde nos llevará? ¿Puede la satisfacción de estos deseos ayudarnos a realizar el objetivo final de la vida? Por eso, al comienzo de esta Cuaresma, hacemos especial hincapié en que los creyentes vivan con un espíritu de conversión total y completa, con un ambiente deseoso de deshacerse de lo viejo para acoger lo nuevo. Todos debemos tener la sinceridad de confesarnos y arrepentirnos, y recordar constantemente el bautismo que hemos recibido, para que este período de Cuaresma se convierta en un período lleno de alegría y esperanza, un período lleno de libertad, de paz, y lleno de la firmeza de los hijos de Dios.

Me gustaría brindar algunas sugerencias concretas para ayudarles a pasar la Cuaresma: además de controlar su dieta, deberían frenar su curiosidad sobre Internet y evitar perder el tiempo. Debemos rezar con mayor seriedad, leer asiduamente la Biblia, practicar el amor al prójimo con generosidad y recibir el sacramento de la reconciliación de la mejor manera posible...

En nuestro tiempo, lo que necesitamos -más que el ayuno alimentario- es el ayuno del ruido, de las noticias falsas y, sobre todo, de las imágenes. Vivimos en la sociedad de la imagen, somos comensales de la imagen. Dejamos que las imágenes entren en nosotros a través de Internet, los teléfonos móviles, la televisión, los medios de comunicación y la realidad misma. Muchas de estas imágenes son poco saludables. Transmiten violencia, engaño, obscenidad y mentiras. Sólo incitan los instintos más malvados de nuestros corazones y el diablo nos tiene bajo su mira y los utiliza para atraernos y destruirnos. Para colmo, lo que defienden es un estilo de vida falso e irreal y la visión aparentemente atractiva de un estilo de vida y sus valores para poner en práctica. Si no instalamos un filtro o una barrera en nuestro corazón, pronto convertiremos nuestra imaginación y nuestra alma en un cubo de basura. Las imágenes malignas no solo no morirán en nosotros, sino que fermentarán: se convertirán en impulsos e imitaciones, perturbando enormemente la dignidad y la libertad innata del ser humano.

Por lo tanto, durante el período de Cuaresma, el uso racional de las herramientas de comunicación y el cultivo consciente de buenos hábitos de lectura y hábitos sociales nos ayudarán a escuchar la voz de Dios y a recibir la invitación a tener una relación de amor con Él. Además, una forma aparentemente sencilla y torpe de practicar la piedad en Cuaresma es copiar la Biblia, el dogma u otro material religioso. En la Escritura están presentes la formación del corazón, la escucha y la oración. Al igual que los ermitaños, que no dan al diablo la posibilidad de tentarlos con un trabajo sencillo y aburrido, para estar continuamente en contacto con la palabra de Dios, necesitamos volver a la sencillez interior y encontrarnos con Dios mismo.

Desde el fast-food virtual de Internet hasta el lápiz y el papel tangibles/reales, la palabra de Dios se convierte en el verdadero alimento de la vida para nosotros. Copiar la Biblia es como los dos discípulos que van a Emmanuel. Caminan con Cristo resucitado y ven el rostro de Dios en sus corazones. La epidemia aún no ha terminado y no podemos abrir la parroquia. Pero durante este tiempo de Cuaresma, ¡debemos caminar juntos con nuestras familias, fortalecer nuestra fe, orar con un solo corazón! Y también, mirar hacia adelante y celebrar el trascendental milagro de la muerte y resurrección del Señor Jesucristo con una nueva mirada del alma!

Queridos hermanos y hermanas, que durante la Cuaresma 2021 tengan una vida feliz y plena en Dios.

 

Padre Joseph Zhao Hongchun

Administrador del Distrito Católico de Harbin

Miércoles 16 de febrero de 2021.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Suprimidas siete iglesias y comunidades en la diócesis de Qiqihar
01/02/2019 11:37
Monseñor Zhao: combatir el virus ‘elevando los corazones’ con la resurrección de Jesús
27/02/2020 13:38
Estima por el Card. Tong, escepticismo en relación al diálogo China-Vaticano (I)
08/08/2016 15:28
Liberaron al obispo de Wenzhou. Los reflectores se centran en el pastor Wang Yi, aún en prisión
11/11/2021 13:15
Pastor protestante: Resistir a las nuevas normas que rigen sobre las actividades religiosas
05/02/2018 17:03