18/06/2015, 00.00
VIETNAM - CHINA
Enviar a un amigo

Intelectuales y activistas contra el Instituto Confucio, usado por Beijing para “asimilar” a Vietnam

de Paul N. Hung

Abierto en diciembre de 2014, éste habría sido explotado por China para “influenciar la cultura” vietnamita. Un estudioso habla de “soft power” usado para invadir un pueblo y una cultura”. La influencia china no es de “beneficio” para Vietnam. Aumenta la controversia la decisión de construir en una provincia del norte un templo dedicado a Confucio. 


Hanói (AsiaNews)- Intelectuales y miembros de la sociedad civil en Vietnam lanzan la alarma por el tentativo de injerencia de China en la vida y en la cultura del país, actuado mediante iniciativas y actividades promovidas por el Instituto Confucio inaugurado el 27 de diciembre del año pasado. Como subraya el célebre histórico Nguyen Nha, que estudió por mucho tiempo a China y sus políticas en los mares del Sudeste asiático, el instituto Confucio “es la vía usada por Beijing para influenciar la cultura vietnamita”. El docente habla de “soft power usado para invadir a un pueblo y una cultura, paso tras paso”; el crecimiento de la cultura y de la influencia china “no son de beneficio para Vietnam”.

Una visión que otros docentes y profesores confirman a AsiaNews, subrayan que la cooperación entre Beijing y hanói “para llevar la visión feudal confuciana a Vietnam, es un gravísimo error” y “hará perder la confianza de la gente” en el gobierno.

El Instituto Confucio es una institución creada por la oficina del Ministerio chino de Instrucción para la difusión de la lengua y de la cultura china. Según las intenciones programáticas, eso debería ser un punto de encuentro entre Oriente y Occidente y haría de plataforma de intercambios culturales. La primera de estas “oficinas” fue abierta en Seúl, en Corea del Sur, el 21 de noviembre de 2004. Hasta hoy hay al menos 480 sedes en todo el mundo; el objetivo de los líderes chinos es alcanzar la cuota 1.000 antes del 2020, si bien el año pasado algunas naciones han decidido cerrar las oficinas.

En Vietnam la sede local está dentro de la universidad de Ciencias Sociales y Humanas en Hanói y está abierto desde el diciembre pasado. En la inauguración estaba presente también el líder chino Yu Zhengsheng, número 4 del Partido comunista de Beijing.

En realidad, según los críticos el Instituto Confucio funciona como órgano avanzado de propaganda del Partido comunista chino, el cual trata de “modificar” la imagen de Beijing a los ojos del mundo. De varias partes surgieron acusaciones de endulzar la visión en los diversos países en los cuales está presente, poniendo un veto-más o menos evidente- sobre iniciativas culturales desagradables para los vértices comunistas de Beijing, aún si organizadas fuera de China.

En la inauguración de la sede vietnamita del Instituto, el rector de la universidad de Hanói dijo que este “contribuirá en modo positivo en reforzar y desarrollar las relaciones entre los 2 países, Vietnam y China”. También el gobierno intervino con una nota en la cual habló de “puente entre las 2 naciones comunistas, amigas entre ellas”. Palabras que no gustaron a los intelectuales, históricos, activistas y patriotas que desde el inicio han denunciado un intervencionismo ideológico” por parte del gobierno chino.

Confirmando los temores de intelectuales y patriotas, en estos días en Vietnam nació una controversia que se refiere justamente al Instituto Confucio. En particular, en el centro del enfrentamiento es la autorización concedida por las autoridades de la provincia de Vinh Phú, en el norte del país, que dieron el permiso para la construcción de un templo dedicado a Confucio, un edificio de un costo millonario y que prevé la expropiación de decenas de hectáreas de terreno utilizados hasta ahora por campesinos pobres de la zona.

Llegados a conocimiento del proyecto, muchos ciudadanos han manifestado contra la construcción del templo dedicado a Confucio. A continuación de las protestas, los vértices de la provincia han afirmado que el proyecto no fue aún aprobado, sin embargo, fuentes del gobierno y personalidades del partido revelan que las autoridades locales habrían ya concedido el “nulla osta” subrayando que “la construcción de un templo dedicado a Confucio es normal en Vietnam”.

Diverso el parecer de la gente, que no considera de hecho normal y descontada la construcción de un similar edificio en su propio territorio. “El Instituto Confucio-concluye Nguyen Van Tuan, intelectual y estudioso de Hanói- abre la vía al gobierno de Vietnam para alcanzar la órbita del partido comunista chino y ser siempre dependiente en el futuro del nuevo imperio”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Los Institutos Confucio y el diálogo Oriente-Occidente
31/08/2020 10:15
Washington: Los institutos Confucio son ‘misiones extranjeras de propaganda’
14/08/2020 12:44
Qufu, sigue aún bloqueada la construcción de una iglesia: le hace sombra a Confucio
29/01/2016 10:15
Institutos Confucio, la influencia de China en las universidades británicas
09/11/2019 16:06
Karachi: separatistas baluchis atacan el Instituto Confucio
27/04/2022 14:09


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”