31/08/2022, 10.50
RUSIA-CHINA
Enviar a un amigo

Invasión de Ucrania: los rusos, decepcionados por los chinos

de Vladimir Rozanskij

En seis meses de guerra, Beijing no ha demostrado ser un socio digno de confianza para Moscú. La población china está poco interesada en lo que ocurre en Ucrania, salvo por la oposición a Occidente. Las industrias y los bancos chinos temen sanciones secundarias de Estados Unidos y Europa.

Moscú (AsiaNews) - China participará en los ejercicios militares rusos "Vostok-2022" en el Extremo Oriente siberiano. La cúpula del ejército chino explicó cuáles son los objetivos de esta participación: "profundizar en la cooperación pragmática y amistosa" y "elevar las capacidades para contrarrestar las distintas amenazas a la seguridad". Expertos y rusos residentes en China, consultados por Sibir.Realii, creen, sin embargo, que en seis meses de guerra en Ucrania China no ha demostrado ser un socio completamente fiable para Rusia, y es poco probable que lo sea en un futuro próximo.

El empresario ruso Mikhail Čertykov lleva unos años trabajando en China. Procede de la región siberiana de Jakasia y se dedica al comercio minorista. Según cuenta, durante los primeros meses de la guerra surgieron fuertes discusiones entre los rusos que vivían en China respecto al apoyo a la invasión rusa. En general, los rusos que viven en el extranjero son mucho menos agresivos que los de su país, en parte debido a la menor influencia de la propaganda estatal. "Aquí en China, la prensa oficial se limita a copiar los comunicados del Kremlin, pero hay diferentes matices: por ejemplo, la propaganda china insiste principalmente en que el conflicto es alimentado por Occidente, con el suministro de armas a Ucrania, mientras que todo se resolvería pacíficamente si Kiev se rindiera al invasor."

Según Čertykov, la población china no está interesada en los detalles de las relaciones ruso-ucranianas, ni en las motivaciones específicas de esta guerra. Se ciñen al concepto de oposición al Occidente colectivo, según el cual Rusia intenta frenar la difusión de los valores occidentales hacia el Este. "Para ellos, Ucrania es como Eritrea para nosotros, de la que sabemos muy poco; decimos que China se sostiene sobre una pata, la económica, mientras que la política está atascada. Occidente se apoya en las dos piernas y, por tanto, supone una amenaza para Beijing". Los chinos, explica el empresario, "sólo intentan mantener el equilibrio,y dicen que no hay que agitar el barco para evitar el naufragio".

Elena es una profesora de idiomas originaria de Jabarovsk y vive en Shanghai. Ella confirma que la guerra en Ucrania no ha alterado en lo más mínimo la vida cotidiana de los chinos. Tampoco se ven mayores iniciativas rusas en las calles de las ciudades chinas. "Para los chinos, la guerra en Ucrania es una imagen en la televisión, y nada más, sobre todo porque sólo se muestran reuniones oficiales o algunas escenas generales del frente, nadie sabe lo que pasó en Bucha o Mariupol... muchos, cuando se enteran de que soy rusa, me muestran sus pulgares hacia arriba, y dicen cosas como "¡Putin es genial!". Y yo no respondo, solo me limito a sonreír amargamente".

El sinólogo ruso Viktor Uljanenko cree que las fuentes de información alternativas siguen siendo accesibles en China, al igual que en Rusia, pero la gran mayoría de la gente sigue creyendo en la propaganda oficial: "La población se relaciona con los acontecimientos ucranianos tal y como se los cuentan desde arriba; la prensa dice que Rusia tiene todas las razones para hacer lo que está haciendo, y que el eterno enemigo sigue siendo siempre Estados Unidos... Sin embargo, la élite gobernante no es tan simplista”.

Uljanenko también se ocupa de los negocios chinos en Rusia. Él cuenta que desde que comenzó la guerra, los exportadores chinos han comenzado a retrasar las entregas, o simplemente a cancelarlas, para evitar que muchos artículos técnicos sean desmantelados para uso militar. Ahora exigen el destino exacto de cada producto antes de aceptar el envío a Rusia.

China no aprueba ni se adhiere a las sanciones contra Rusia, pero a su manera ha introducido una serie de restricciones, a fin de evitar sanciones secundarias. De hecho, los bancos chinos y muchas empresas trabajan según los criterios impuestos por Occidente, y "esta es la posición indicada por las autoridades", señala Temur Umarov, experto del Fondo Carnegie.

“Las instituciones bancarias", añade Umarov, "obedecen al Banco Central, y éste pide tomar en cuenta las sanciones, aunque sus recomendaciones no se publican en ningún documento... China es muy pragmática, y sólo trabaja con socios previsibles". Según todos los entrevistados, China no tiene intención de apoyar militarmente a Rusia, porque no obtendría ninguna ventaja real de ello.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La ira de Moscú contra las nuevas sanciones: ilegales, reaccionaremos
17/07/2014
Moscú juega la ‘carta de los Balcanes’ en Crimea
22/09/2022 10:42
Por las sanciones, se vacían las tiendas rusas: 'Nada será como antes'
16/03/2022 10:26
El costo de la guerra para Moscú
01/03/2022 10:45
La histeria bélica tiene un alto costo para Moscú y Kiev
03/02/2022 11:07


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”