25/02/2020, 16.59
MALASIA
Enviar a un amigo

Kuala Lumpur, el rey busca una nueva mayoría, tras la dimisión de Mahathir

Para formar un Ejecutivo, se requieren cuando menos 112 diputados. Es la primera vez que el rey decidirá quién estará al mando del país. La crisis política sobreviene luego de las indiscreciones sobre la formación de una nueva alianza. El primer ministro había prometido ceder el poder a su aliado Anwar. El fin del gobierno por anticipado arroja un manto de sombra sobre la transición. 

 

Kuala Lumpur (AsiaNews) – Esta mañana, Malasia amaneció sin gobierno, pero “a pesar de las tensiones políticas, el clima general en el país es muy distendido”. Son las declaraciones que brindó a AsiaNews el columnista Anil Netto, al comentar la confusión tras la dimisión de Mahathir Mohamad (foto) al cargo de primer ministro. Anoche, los roces internos en la coalición de gobierno empujaron al premier a presentar su renuncia a la presidencia del Parti Pribumi Bersatu Malaysia (Bersatu), la agrupación política que ahora ha quedado fuera de la llamada alianza Pakatan Harapan (PH).

Abdullah Ri’ayatuddin Al-Mustafa Billah Shah, 16to Yang di-Pertuan Agong (soberano) de Malasia, ha aceptado la renuncia del nonagenario Mahathir, asignándole el cargo de premier interino. Todos los ministros del gabinete fueron relevados de sus respectivas funciones. Entre hoy y mañana, el rey mantendrá coloquios con cada uno de los 221 parlamentarios (a excepción de Mahathir), para dilucidar quién podría liderar una mayoría de cuando menos 112 diputados. Por primera vez en la historia de Malasia, será el rey quien decida quién estará al mando del próximo gobierno nacional. 

La crisis política sobreviene tras las indiscreciones respecto a la formación de una nueva coalición de gobierno por fuera del PH. Ayer, el ministro de Economía, Mohamed Azmin bin Ali, guió el éxodo de los 11 parlamentarios del Parti Keadilan Rakyat (PKR) de Anwar Ibrahim. Muchos leyeron en la jugada un intento de impedir que Anwar llegara al cargo de primer ministro, como se había establecido en los acuerdos electorales sellados con Mahathir. Hace poco menos de dos años, este último - ex premier, en funciones entre 1981 y el 2003 - dejó su retiro para aunar fuerzas con Anwar, su ex delfín, luego devenido rival. En mayo del 2018, los dos derrotaron a la coalición del Barisan Nasional (BN), que gobernaba el país desde 1957, año de la independencia del país. Recientemente, los partidarios de Anwar, actualmente de 72 años, habían comenzado a presionar al anciano premier, pidiendo que se esclareciera cómo se realizaría el traspaso del mando.

“Hace dos años, el Pakatan Harapan (PH) subió al gobierno porque sus promesas de cambio, de lucha contra la corrupción y de superación de las barreras raciales, lograron convencer a los malasios”, explica a AsiaNews Anil Netto, un experto en derechos humanos y justicia socioeconómica. “Sin embargo – prosigue –, las relaciones entre los dos partidos mayoritarios se han caracterizado por las tensiones. En este momento, el país espera entender cuál es la coalición que habrá de surgir tras los coloquios entre nuestro agong y los parlamentarios. Es probable que Mahathir logre formar una nueva mayoría, pero nadie es capaz de prever quién participará de ella”.  

Según Netto, los partidos que hasta anoche se ubicaban en la oposición no serán capaces de proponer al rey un nuevo gobierno. “Es probable que la aguja de la balanza sean los partidos más representativos en los Estados de Sabah y Sarawak”, afirma el columnista. Se trata de dos Territorios federales con la mayor concentración de cristianos. En Sarawak, el cristianismo es la religión mayoritaria (42,6%); en Sabah, es la segunda en cuanto a números de fieles (26,6%), después del islam (65,4%). “Ahora – prosigue Netto – los parlamentarios de los dos Estados tendrán un mayor espacio para negociar un rol de mayor relevancia. Para muchos, estos Territorios son un modelo de armonía y pluralismo”.  

Respecto a la confusión política que rige en Malasia, Netto afirma: “La opinión generalizada es que los políticos deben dejar a un lado sus intereses políticos y concentrarse más en temas como el aumento del costo de vida, que representa una verdadera carga sobre las espaldas de los cristianos. La situación está fluyendo, y lo cierto es que algunos se sienten traicionados. Una vez que se anuncie la nueva coalición de gobierno, pasado mañana, todo será más claro. Sin embargo, hay que subrayar que pese a las tensiones políticas, el clima general es muy distendido. Las Fuerzas de Seguridad mantienen un perfil bajo. Si esta situación se hubiera dado hace 20 o 30 años, hubiera sido un verdadero drama. Creo que es un signo positivo, porque en este momento, la gente se siente de todos modos representada”. (PF)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Kuala Lumpur, Mahathir anuncia su equipo de ministros
19/05/2018 13:53
Elecciones generales: Mahatir dice ‘No a la venta del país a Beijing’
09/04/2018 16:36
Dili, el Primer Ministro Taur Matan Ruak renuncia; la coalición de gobierno se derrumba
25/02/2020 10:02
El sultán Abdullah toma posesión como 16to rey de Malasia
30/07/2019 11:06


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”