24/06/2022, 14.55
LÍBANO
Enviar a un amigo

La carrera de obstáculos del primer ministro Mikati en la formación del gobierno

de Fady Noun

El Parlamento designó al Primer Ministro saliente, que obtuvo 54 votos (sobre un total de 128). El principal rival, Nawaf Salam, no pudo superar los 25 votos. El plan de reformas que debe adoptar el país y el riesgo de un sillón presidencial vacante. Los juegos de poder entre los partidos cristianos y el llamamiento del Patriarca Raï.

Beirut (AsiaNews) - Ayer, el primer ministro saliente, Najib Mikati, fue designado para formar un nuevo gobierno, más de un mes después de las elecciones, que culminaron con un Parlamento sin una mayoría clara. Mikati obtuvo la mayoría de los votos de los diputados presentes (54, sobre un total de 128). Sin embargo, el número de votos conseguido fue inferior a la mayoría simple de 65. Su principal rival, Nawaf Salam, ex embajador de la ONU y una personalidad poco conocida por el público en general, no logró superar los 25 votos. Hay que destacar que la consolidación de Mikati también se ha visto favorecida por la "posición neutral" de la comunidad internacional y de Arabia Saudita, que no han puesto obstáculos en su camino.

La tarea que se avecina para Mikati será fácil y difícil a la vez. Fácil, porque tiene la oportunidad de "jugar en dos mesas" y, a la espera de poder formar un nuevo gobierno, seguirá a cargo de los asuntos corrientes en el papel de primer ministro interino. Maestro de los equilibrios, Mikati podría apoyarse en este factor frente a las reivindicaciones de los distintos bloques parlamentarios.

Sin embargo, la formación de un nuevo gobierno promete ser una tarea compleja: aún faltan cuatro meses para que concluya el mandato del presidente Michel Aoun, que expira el 31 de octubre. Ante la falta de una mayoría parlamentaria clara, al término del mandato, el país podría quedar con el cargo de jefe de Estado vacante. Si fuera este el caso, la Constitución establece que el Consejo de Ministros debe asumir las prerrogativas presidenciales. Y está claro que  esto podría crear un cortocircuito.

Sin anticiparse demasiado y especular sobre los meses venideros, sabemos que el Primer Ministro en funciones dedicará los dos días del 27 y 28 de junio a reuniones con los distintos grupos parlamentarios, en vista de la composición del nuevo gabinete ejecutivo. A sabiendas de que algunas de las figuras actuales podrían ser confirmadas en sus respectivas funciones.

 

Las tareas del próximo ejecutivo

Ni que decir tiene que Mikati se abocará, con el próximo ejecutivo, a la ardua -y para algunos imposible- tarea que ya arrastra desde hace meses: conseguir que se aprueben las ansiadas reformas. Con ellas, se pretende frenar la profunda crisis financiera que ha sumido a la mayoría de los libaneses en una situación de grave pobreza.

Sabemos que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya anunció en abril, bajo su gobierno, un acuerdo de principio para un plan de ayuda de casi tres mil millones de euros, para sacar al Líbano de la crisis. Uno de sus primeros actos será el cierre de este acuerdo, que requerirá un fuerte compromiso para aplicar las ambiciosas reformas necesarias para abordar, en particular, la reestructuración del sector financiero y bancario, además de la lucha contra la corrupción.

La cuestión energética, que forma parte del plan de recuperación del país, será también uno de los obstáculos para la formación del nuevo gobierno. En este asunto, el principal adversario de Mikati es el Movimiento Patriótico Libre (CLP), fundado por el jefe de Estado y dirigido ahora por su yerno, Gebran Bassil. En materia de energía, las relaciones entre el primer ministro en funciones y el CPL son tumultuosas. Prueba de ello es la guerra de comunicados que estalló a finales de mayo con el ministro de Energía y Agua, Walid Fayad, cercano a los exponentes de Aoun.

Mikati acusa a Fayad de retrasar la evaluación de una oferta para la producción de electricidad presentada por Siemens y General Electric. De cara a la formación del nuevo gobierno, la corriente aounista insiste más que nunca en mantener la cartera de energía. Pretende que en los planes de reforma se incluya la construcción de una central eléctrica -considerada superflua- en la costa, en Batroun, su bastión electoral. Además, para su participación, el CPL pone como condición la destitución del gobernador del Banco Central, Riad Salamé, y que se siga investigando la catastrófica explosión del 4 de agosto de 2020 en el puerto de Beirut. Se trata de dos expedientes candentes y difíciles, para los que, sin duda, no basta con pulsar un botón.

Mikati no es el único que teme las demandas del CPL. El Patriarca Beshara Raï también comparte estas preocupaciones: tiene en cuenta que la ausencia de una mayoría clara en el Parlamento podría culminar con un sillón presidencial vacante. Por tanto, en caso de un impasse, el primado maronita invitó a los partidos políticos cristianos, y en particular a las Fuerzas Libanesas (19 escaños en el Parlamento, frente a los 17 del CPL) a unirse al equipo de gobierno.

Por boca de su líder Samir Geagea, las Fuerzas Libanesas -que señalaron a Mikati en las últimas consultas parlamentarias- dijeron que no están interesadas en formar parte de un gobierno de "unidad nacional", al que sólo consideran un "ejecutivo de estancamiento y parálisis". En este contexto, el Patriarca Raï teme que el CPL goce de un monopolio casi exclusivo de la representación cristiana, sabiendo que esta corriente es también el principal aliado cristiano de Hezbolá. El mismo movimiento contra el que el cardenal lleva meses haciendo campaña. El purpurado procura conseguir la proclamación de una conferencia internacional patrocinada por las Naciones Unidas, cuyo tema central sea la neutralidad del Líbano.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Hariri pide el apoyo del Papa para la formación del gobierno libanés
23/04/2021 13:07
Homicidio de Hariri: condenan a cadena perpetua a dos miembros de Hezbolá
17/06/2022 14:36
Beirut, campo de batalla en la lucha de poder entre Irán y Arabia Saudita
03/11/2021 10:23
Bagdad, el sunita Mohammed al-Halbousi presidirá el Parlamento
10/01/2022 13:56
Académico iraquí: el bloque sadrista con suníes y kurdos es un paso ‘positivo’
29/03/2022 14:15


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”