28/01/2022, 10.21
TAYIKISTÁN
Enviar a un amigo

La corrupción en Tayikistán es ‘sistémica’

de Vladimir Rozanskij

La denuncia procede de Transparency International. Dusambé ocupa el puesto 150 -sobre 180- en la lucha contra la corrupción. Se trata de un problema que afecta a todas las ex repúblicas soviéticas de Asia Central y el Cáucaso. Las autoridades tayikas intentan ocultar el fenómeno.

Moscú (AsiaNews) - La sección de Asia Central de Transparency International ha publicado su índice de prevalencia de la corrupción para el 2021, situando a Tayikistán en el puesto 150 -sobre 180- y en el grupo de los 30 primeros países de esta clasificación negativa. Como dice Oltina Mirzobekova, consultora de Transparency, la corrupción en Tayikistán es "de carácter sistémico".

Según esta investigación, la mayoría de los tayikos cree que los sobornos, la malversación de fondos estatales, la incapacidad del gobierno para eliminar el fenómeno, el nepotismo y otros problemas similares se han convertido en algo habitual. Como ejemplos, Mirzobekova cita "la falta de independencia de los órganos judiciales y encargados de defender la ley", "la falta de transparencia en el trabajo de los órganos estatales, que no rinden cuentas a la población" y también "la presencia de conflictos de intereses, especialmente en los escalones altos y medios del poder".

A este respecto, los periodistas de Radio Ozodi intentaron -en vano- obtener declaraciones de la Agencia Estatal de Control Financiero y Lucha contra la Corrupción, pero en años anteriores ya había declarado que no consideraba creíbles estas investigaciones internacionales. En los últimos meses, el presidente Emomali Rakhmon reconoció enormes pérdidas en el dinero público debido a la corrupción -más de un billón de somonis tayikos (unos 80 millones de euros) en 2019-2020, de los cuales 693 millones habían sido reembolsados por el presupuesto del Estado.

Muchos expertos sostienen que las estadísticas no reflejan la situación real, y que existen tramas de corrupción muy extendidas para repartir los fondos del Estado. Se critica al presidente por crear un "gobierno familiar", que crea las condiciones para la corrupción. El jefe de la Agencia Anticorrupción, Sulaimon Sultonzoda, dijo en varias conferencias de prensa que su personal había mantenido "más de 700 entrevistas y reuniones" con funcionarios de ministerios y organismos estatales y regionales, lo que ha permitido reunir un inmenso material documental.

Según Šukrat Latif, un experto en temas sociales, estos anuncios son "mera propaganda, totalmente ineficaz". Por otro lado, sostiene que estas declaraciones son muy poco elocuentes en una situación en la que las personas tienen miedo de denunciar a un funcionario por temor a posibles represalias contra sus familias. 

Un periodista tayiko, Ekub Khalimov, ha llevado a cabo numerosas investigaciones sobre la corrupción, informando de muchos testimonios de personas comunes y corrientes que se reúnen con funcionarios públicos y les entregan sobornos. Por citar un ejemplo, se refirió a "la frontera tayiko-uzbeka, donde los funcionarios de aduanas aceptan sobornos constantemente” y dijo que “los procedimientos suelen ser tan complicados que la gente no tiene más remedio que pagar". El hecho es que "no se puede mantener a una familia de 4-5 personas con un salario de 1.000-1.500 somonis", señala Khalimov.

Otro experto, Musaffar Olimov, investigador de la organización Šark en Dusambé, cree que las cifras de Transparency International son creíbles, "teniendo en cuenta las condiciones de nuestro país, que son difíciles de verificar a fondo". De todos modos, en su opinión, "los problemas de la lucha contra la corrupción dependen de la conciencia social de la gente, ya que para resolver sus propios problemas a menudo actúa en connivencia con los corruptos”. “Tenemos que cambiar esta mentalidad generalizada, empezando por rechazar las propinas de 20 somonis por cualquier petición".

En los últimos 10 años, según las encuestas internacionales, todos los países ex soviéticos han tenido, en general, un problema generalizado de corrupción, especialmente en Asia Central y el Cáucaso. No obstante, las cosas podrían estar empezando a cambiar, a pesar de que los regímenes de poder intentan silenciar cualquier protesta.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Beijing construye bases militares en suelo tayiko para controlar Afganistán
20/10/2021 11:12
Tayikistán celebra la unidad nacional (aún con el Covid)
29/06/2021 11:28
Negociaciones entre Dusambé y Biskek por cuestiones de fronteras
14/04/2022 11:24
Una bloguera de Dusambé, multada por ofender a un hombre
10/12/2021 10:30
Persecución de uigures: denuncian a Dusambé por apoyar a Beijing
18/06/2021 12:30


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”