25/01/2014, 00.00
CHINA
Enviar a un amigo

Liu Guandong, activista para la finalización de un único partido, bajo proceso en Guangzhou

de Wang Zhicheng
El fundador del Southern Street se batió contra la censura en los diarios y por la publicación de las riquezas de los dirigentes. Wang Gongquan, rico empresario y amigo de los disidentes confesó "crímenes" contra el orden público. Se sospecha haya sido torturado. En internet mensajes de simpatía hacia los arrestados. Campaña para expedir postales de augurios por el Año nuevo chino al Premio Nobel Liu Xiaobo.

 

ngzhou (AsiaNews)- Con un enorme despliegue de personal de seguridad, inició ayer el proceso contra Liu Yuandong, 36 años, líder del movimiento que pide poner fin al Partido único en China. Liu es acusado de disturbar el orden público porque junto a sus compañeros invitó a personas a manifestar en la calle y exponer carteles contra el monopolio del poder del Partido comunista.

Liu está también acusado de haber apoyado el paro de los periodistas del Soutthern Weekly de Guangzhou hace un año, cuando una editorial del diario- que pedía reformas y democracia- fue censurado.

Liu es el fundador del grupo Southern Street que, si bien no es muy numeroso, sufrió rápidamente una pesada represión, dado que el gobierno teme su difusión. Entre los pedidos del grupo está aquel para combatir la corrupción, los líderes del partido debería hacer públicas sus riquezas.

Por el mismo pedido, en Beijing en estos días se está celebrando el proceso contra Xu Zhiyong, también él acusado de disturbar el orden público. Xu es el líder reconocido del movimiento de Nuevos ciudadanos. Entre sus sostenedores está Wnag Gongquan, un empresario de suceso, muy crítico hacia la dirigencia. Wang, también él arestado por haber organizado una junta de firmas a favor de Xu, no fue procesado. Pero el sito de la Cote intermedia n.1 de Beijing difundió la noticia que él se reconoció culpable junto a Xu de "haber organizado e incitado a actividades criminales, como el reunir personas para "disturbar el orden en un espacio público".

Según algunos militantes y abogados por los derechos humanos la confesión de Wang fue obtenida bajo tortura.

Según diversos observadores, con esta serie de procesos contra los líderes de grupos minúsculos, el Partido está actuando un precepto de Deng Xiaoping, según el cual "es necesario sacar la hierba mala cuando empieza  a crecer", antes que se convierta en una planta que no se pueda extirpar.

Para el partido comunista, estos grupos que pueden en el tiempo reunir todo el malestar de la sociedad civil, cansada de la corrupción y de las injusticias cometidas por el Partido-Estado.

Un hecho que hay que notar es que en internet el proceso de Xu y la situación de Wnag está registrando la simpatía de muchos clientes.

Mientras tanto, en Shanghai, centenares de militantes han lanzado una campaña para enviar tarjeta postales de augurios por el Año nuevo chino al Premio Nobel, Liu Xiaobo, que está pagando una pena de 11 años de cárcel.

Liu, de 57 años, un fino crítico literario y profesor universitario, está entre los que apoyan la Carta 06, un manifiesto para la aplicación de los derechos humanos en China. Por esto- y por algunos artículos que alaban a la democracia, publicados en la web- él fue condenado por "incitación a la subversión contra el poder del Estado".

Su mujer Liu Xia, que tiene permiso para ver a su marido sólo una vez por mes y por poquísimo tiempo y con la presencia de guardias, está en arresto domiciliario.

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El lobby de los intelectuales pide más libertad. Las zancadillas de los rivales de Xi Jinping
02/08/2016 19:26
Proceso secreto y en silencio para Xu Zhiyong, quien llama a poner fin a la corrupción del Partido
18/01/2014
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Cristianos de Hong Kong rezan por Liu Xiaobo y su esposa. Cardenal Zen: Decir la verdad como él
08/07/2017 14:54
Bao Tong: Liu Xiaobo fue un gran patriota chino
26/07/2017 14:56


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”