15/02/2022, 14.25
AFGANISTÁN-QATAR
Enviar a un amigo

Los talibanes buscan legitimidad. Las monarquías del Golfo son más cautelosas

Qatar sigue actuando como principal mediador entre el Emirato afgano y el resto del mundo. Sin embargo, ningún país quiere otorgarle reconocimiento internacional. Tras el encuentro, los comunicados de ambas partes son divergentes. India y Pakistán quieren evitar que se extienda la crisis humanitaria y se ha llegado a un acuerdo sobre el envío de alimentos.

 

Kabul (AsiaNews) - Han pasado seis meses desde la caída de Kabul y la trágica retirada de Estados Unidos, que dejó Afganistán en manos de los talibanes. Mientras la situación humanitaria sigue empeorando (más de ocho niños desnutridos llegan diariamente al hospital de la capital, según informa la Unicef), los talibanes siguen buscando legitimidad a nivel internacional. Ayer una delegación encabezada por el Ministro de Relaciones Exteriores Amir Khan Muttaqi voló a Doha, Qatar, para reunirse con funcionarios y representantes del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

Los dos comunicados que se emitieron tras la reunión tienen un tono diferente: “Los participantes expresaron respeto por la soberanía nacional, la independencia, la unidad, la integridad territorial de Afganistán y la firme posición de no injerencia en los asuntos internos”, reza la declaración de los talibanes. En un documento más pormenorizado, el CCG reconoce la independencia y la integridad territorial de Afganistán, pero también subraya "la importancia de la reconciliación nacional y de una solución política consensuada, que satisfaga las aspiraciones del pueblo afgano, tenga en cuenta los intereses de todos los componentes de sociedad y respete las libertades y los derechos fundamentales, incluido el derecho de las mujeres al trabajo y la educación”. Frases diplomáticas de circunstancia, pero que no figuran en el documento de los talibanes.

A partir de hoy y en los próximos días los autoproclamados funcionarios del gobierno talibán se reunirán con representantes de la Unión Europea y de las misiones diplomáticas que operan en Qatar en representación de Afganistán.

Se confirma así el rol de Doha como mediador entre los estudiantes coránicos y el resto del mundo. Es probable, dicen los observadores, que los talibanes pidan a Doha que también intervenga ante EE. UU. para recuperar el dinero del gobierno afgano anterior, que sigue bloqueado en los bancos estadounidenses. En los últimos días Washington anunció que entregaría solo la mitad de los 7.000 millones de dólares congelados tras la reconquista talibán de Afganistán. Antes del 15 de agosto de 2021, casi el 80% del presupuesto del país dependía de aportes internacionales.

El problema de fondo sigue siendo el mismo desde hace seis meses: cómo ayudar a la población afgana sin financiar directamente al gobierno talibán, cuyos miembros figuran en la lista de Naciones Unidas de los terroristas más buscados del mundo.

Los demás países de la región, de forma similar a las monarquías del Golfo, no parecen dispuestos a reconocer al gobierno talibán, pero quieren evitar que la catástrofe humanitaria se extienda cruzando sus fronteras. Según un informe reciente de Save the Children, en este momento el 18% de las familias afganas se ven obligadas a enviar a sus hijos a trabajar. Cerca de 23 millones de personas se encuentran en condiciones de inseguridad alimentaria aguda y otros 9 millones en estado de emergencia, según datos del Programa Mundial de Alimentos (PMA). Eso significa que casi 32 millones de personas, sobre una población de 41,7, padecen hambre. En el último mes, solo en la provincia noroccidental de Ghor, más de 95 niños murieron de sarampión y desnutrición.

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, reiteró en una reciente entrevista a la CNN, que “la única opción que tiene el mundo en este momento es colaborar con los talibanes para que la situación mejore”.

Tras un estancamiento que duró varios meses, Islamabad y Delhi han llegado a un acuerdo para enviar alimentos a la población afgana: en la próxima semana llegarán 50.000 toneladas de trigo en camiones afganos a través de la frontera indo-paquistaní de Wagah-Attari y serán redistribuidos por el Programa Mundial de Alimentos, con el cual la India ha firmado un memorando de entendimiento. Inicialmente, India y Pakistán querían enviar ayuda en sus propios vehículos.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Kabul: otra explosión en una escuela coránica
01/12/2022 17:22
Kabul: murieron casi 14.000 bebés por falta de alimentos desde principio de año
31/03/2022 13:01
Doha se encargará de representar a EEUU en Kabul
13/11/2021 12:26
Conferencia de Tashkent: normalizar Afganistán para detener el terrorismo
28/07/2022 15:08
Islamabad y Delhi discuten por el envío de ayuda a Kabul
01/12/2021 14:33


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”