30/01/2017, 11.08
EEUU - ASIA
Enviar a un amigo

Manifestaciones y críticas en todo el mundo a raíz del decreto de Trump sobre los inmigrantes

Desde el 27 de enero y por lo menos durante tres meses, queda prohibida la entrada a las personas que provengan de Yemen, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria e Irak. Por 120 días quedarán bloqueados todos los programas para el acogimiento de refugiados. Manifestaciones en la Casa Blanca y en los aeropuertos de los EEUU. Irán: la elección de Trump “es una gran regalo para los extremistas”. Malala Yousafzai, premio Nobel por la Paz: América da la espalda a su pasado de acogida de refugiados y emigrantes. 

Washington (AsiaNews) - Una avalancha de críticas y distintas manifestaciones, tanto en el territorio del país como en el exterior, han caracterizado al fin de semana pasado, en respuesta al decreto ejecutivo firmado el 27 de enero por el presidente Donald Trump, con el cual él cierra las fronteras por tres meses a todos los viajeros que provengan de siete países puntuales, y por 120 días a todos los refugiados del mundo.  

El decreto prohíbe a los viajeros de Yemen, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria e Irak entrar en territorio americano por tres meses.  

Hasta hace dos días, parecía que el decreto también afectaría a los poseedores de la “green card” (la visa de “residente permanente”), pero en el día de ayer se les dio vía libre a éstos.

Trump enseguida salió a defenderse de las críticas de aquellos que lo acusan de haber impuesto una veda de los “Países musulmanes”. Él dice que los países afectados son “peligrosos” y destaca el hecho de que otros 49 países musulmanes no han sido tocados por el decreto. Pero los críticos subrayan que entre los países “peligrosos” no figuran Arabia Saudita, Los Emiratos, Pakistán, Afganistán, que son los países de donde provenían los autores de los últimos atentados del 2016.

Miles de manifestantes se reunieron frente a la Casa Blanca y en algunos aeropuertos en Nueva York, Los Ángeles, Seattle, San Francisco (v. foto). Todos critican la clausura de las fronteras querida por el presidente como algo  que no es digno de América. Algunos procuradores de Nueva York, California y Pennsylvania han decidido luchar contra este “decreto inconstitucional”, y varios jueces ya han obtenido la liberación de algunos emigrantes que habían quedado demorados en los aeropuertos y que corrían el riesgo de ser detenidos o deportados.

Muchas compañías aéreas mundiales han comenzado a no emitir tickets para personas de los países afectados por la prohibición, aunque ellos posean una visa válida para los EEUU.  

Diversas personalidades políticas de Europa han criticado la medida de la administración de Trump. Entre éstos figuran Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia. La Casa Blanca responde que el decreto sirve precisamente para evitar que en los EEUU ocurran atentados terroristas como los sucedidos en París, Bruselas y Berlín.

Irán –que tiene a muchos connacionales suyos bloqueados en los aeropuertos de los EEUU, o que no pueden viajar- ha anunciado que aplicará medidas de reciprocidad para con los Estados Unidos. El  presidente Hassan Rouhani declaró que “hoy, ya no es tiempo de construir muros entre las naciones. Los dirigentes de los EEUU han olvidado que hace algunos años incluso el muro de Berlín se derrumbó. Es necesario suprimir los muros entre los pueblos”. El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, destacó, en cambio, que la elección de Trump “es una gran regalo para los extremistas”.

El vocero del ministerio indonesio de Relaciones Exteriores también dijo estar “profundamente disgustado” por la medida americana. “Nosotros pensamos que la misma influirá de manera negativa en la lucha mundial contra el terrorismo y en el modo de acoger a los refugiados”.

El premier turco Binali Yildirim dijo que “no resolveremos el problema de los refugiados levantando muros”.

La joven pakistaní Malala Yousafzai, premio Nobel por la Paz, dijo  tener “el corazón destrozado al ver que América da la espalda a su orgulloso pasado de acogimiento de refugiados y emigrantes”.  

La Liga árabe, por boca de Ahmed Aboul Gheit, dijo tener una “profunda preocupación” por las medidas de Trump. Las nuevas normativas “son una restricción injustificada a la entrada de ciudadanos de distintos países árabes, que tiene como consecuencia la suspensión en la aceptación de refugiados sirios”.

Él espera que la administración de los EEUU pueda “revisar su posición, dadas las consecuencias negativas que la misma podría acarrear en lo que respecta al cuidado de la unidad de la familia humana, y en la continuación de un diálogo entre la sociedad árabe y la sociedad americana”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
El decreto de Trump contra siete países islámicos no es favorable para los cristianos
01/02/2017 15:39
Trump, Marine Le Pen y el Oriente Medio: el Líbano contra los muros y las divisiones
22/02/2017 14:09
Trump: Israel y Sudán normalizarán las relaciones diplomáticas
24/10/2020 10:59
Biden quiere ‘reparar’ las alianzas dañadas por Trump. Preocupación en Beijing
21/01/2021 14:17


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”