05/04/2022, 12.25
OMÁN
Enviar a un amigo

Mascate: El Covid deja más de 300.000 desocupados, la mayoría inmigrantes

Duro impacto de la pandemia en el mercado laboral, que cuenta con poco más de 2,6 millones de personas. De los que han perdido su empleo, sólo 7.000 son ciudadanos locales. La emergencia afecta a los trabajadores extranjeros, incluidos los cristianos, según cuenta el Vicario de Arabia. Perspectivas de crecimiento para el futuro.

Mascate (AsiaNews) - En los últimos dos años, desde el comienzo de la pandemia de Covid-19 en febrero de 2020, más de 300.000 personas perdieron su empleo en el Sultanato de Omán. La gran mayoría son trabajadores inmigrantes y están desempleados debido a las dificultades económicas provocadas por la emergencia sanitaria mundial. Las autoridades locales tratan de salvaguardar la fuerza laboral local a costa de los trabajadores extranjeros. 

El ministro de Economía, Said bin Mohammed Al-Saqri, brindó cifras actualizadas. En una entrevista con Oman TV, habló del "enorme impacto" de la pandemia, que tomó a todos por sorpresa. “No cabe duda de que la economía se encuentra entre los sectores más afectados, especialmente el sector privado”, agregó. La baja demanda, frenada por los cierres y las restricciones impuestas tanto en el Sultanato como en otras partes del mundo para contener la propagación del virus, "ha dejado sin trabajo a más de 300.000 personas". De ellos, unos 7.500 son ciudadanos de Omán”.

Los datos muestran una vez más el enorme impacto del Covid-19, a nivel sanitario y económico, sobre la población inmigrante y la mano de obra extranjera, tanto en el Sultanato como en muchas otras naciones del Golfo y de Oriente Medio en general. Una urgencia que subrayó en los últimos días el Vicario de Arabia. En diálogo con AsiaNews, mons. Paul Hinder, comentó que un gran número de extranjeros que se han quedado sin empleo son cristianos. "El gobierno ha puesto en marcha una política destinada a fomentar el empleo de los locales" y por ello es "esencial" ayudarles a encontrar un trabajo, dijo. 

Times of Oman informa de que, entre principios de año y el 16 de marzo, despidieron a más de 475 trabajadores locales, sobre todo en los sectores de la subcontratación y la construcción. Citando datos del Centro Nacional de Estadística e Información (NCSI), Gulf News añade que en 2021 más de 58.000 expatriados abandonaron el sultanato, aunque el número total ha ido en aumento desde octubre del año pasado. Para el ministro, varios sectores prometen prosperar gracias al aumento de capitales y las inversiones del exterior, y se estima que la economía crecerá un 4% en 2022.

Mascate experimenta el crecimiento demográfico más rápido de los últimos 50 años, con una tasa superior al 9% anual.  El aumento en el número de nacimientos y la caída en  las defunciones han sido posibles gracias al fortalecimiento del sistema sanitario. En 2020, la fuerza laboral apenas superaba unos 2,6 millones de personas, según el Banco Mundial: las cifras incluyen a los autóctonos y a los inmigrantes mayores de 15 años, así como a los empleados y a los desempleados. La economía nacional se basa en gran medida en la agricultura, la pesca y el comercio exterior. Desde el descubrimiento del petróleo en 1964, los ingresos procedentes del crudo han representado alrededor del 40% del Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, en los últimos años el gobierno ha impulsado el desarrollo de sectores ajenos al petróleo, especialmente el gas natural.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Para impulsar el empleo, Omán reduce el número de trabajadores extranjeros
25/01/2021 11:14
Los católicos de Omán celebran la primera ordenación sacerdotal
25/03/2022 12:37
Doha, Copa Mundial 2022: cientos de trabajadores migrantes llevan meses sin cobrar su salario
13/06/2020 08:00
Trabajo juvenil, en crisis: cada vez son más los surcoreanos graduados que se van al exterior
14/05/2019 16:28
Hong Kong, 'tolerancia cero' contra el Covid: las trabajadoras filipinas pagan el precio
21/02/2022 14:23


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”