29/02/2016, 14.43
VIETNAM
Enviar a un amigo

Misioneras de la Caridad en Vietnam: El espíritu de Madre Teresa con los hermanos pobres

de Nguyen Hung

El próximo 4 de septiembre se festeja el Jubileo de los Voluntarios de la Misericordia. El día es también el aniversario de la muerte de la beata albanesa y quizás sea el día de su canonización. La Misioneras de la Caridad de Cristo en Vietnam fueron fundadas en 1975, pero en 1995 los comunistas las expulsaron del país. Volvieron hace diez años, ahora trabajan con huérfanos, pobres prostitutas y enfermos de sida.

Ho Chi Minh City (AsiaNews)- Reviviendo el espíritu de Madre Teresa, “estamos orgullosas de ser Misioneras de la Caridad de Cristo. Somos parte de la familia religiosa de la Iglesia vietnamita y servimos a los pobres y a los menos afortunados con los votos públicos de caridad, pobreza y obediencia, dedicándonos con todo el corazón al servicio de nuestros hermanos”. Lo dicen a AsiaNews las Misioneras de la Caridad de Cristo de Ho Chi Minh City, orden religioso nacido del carisma de Madre Teresa, cuyas hermanas festejarán el próximo 4 de septiembre el Jubileo de los Voluntarios de la Misericordia, en el día del aniversario de la muerte de su fundadora que quizás sea también el día de su canonización.

Las Misioneras de la Caridad de Cristo son una institución nacida en Vietnam después que el gobierno prohibió la presencia de las hermanas de Madre Teresa. Luego, ellas se convirtieron en la rama local del instituto internacional.

El ligamen entre Madre Teresa y Vietnam nace en julio de 1973, cuando el entonces arzobispo de Saigón, mons. Nguyen Van Binh, invita a la religiosa a enviar siete seminaristas indios para ayudar y servir a los pobres del lugar. El 30 de abril de 1975, a la caída de Saigón (rebautizada Ho Chi Minh City) bajo las fuerzas comunistas, los religiosos fuero obligados a huis a Hong Kong, pero el arzobispo se mueve para formar un grupo estable de religiosas locales que sigan la espiritualidad de Madre Teresa, las “Misioneras de la Caridad de Cristo”.

De 1991 a 1995, la hermana de orígenes albaneses va a Vietnam cinco veces. La primera visita es al gobierno de Hanói, la segunda es al arzobispo de Ho Chi Minh City, donde se queda una semana para encontrar a las hermanas vietnamitas y aconsejarlas en su trabajo con los pobres y los menos afortunados. Durante la tercera visita, en 1994 Madre Teresa trabaja junto a las ocho hermanas que dirigen el orfanato de la calle Tú Xuong 38 en Ho Chi Minh City, donde se alojan a miles de niños abandonados de diversas provincias del país.

Durante su última visita, en diciembre de 1995, Madre Teresa recibe la advertencia de parte del partido comunista: todas las hermanas de la congregación deben irse antes del 23 de diciembre. Algunas hermanas recuerdan las palabras de la Madre: “Aceptaremos la voluntad de Dios y aprenderemos de ella lo que Dios quiera de nosotros. El mundo está lleno de bombas, que no pueden llevar la paz y la felicidad a las personas. Sólo el amor y la misericordia de Dios lo pueden. Sonrían, sonrían al menos cinco veces al día a las personas que no quieren hacerlo. ¡Háganlo por la paz!”.

En junio de 2006, una delegación formada por la hermana Nirmala (sucesora de Madre Teresa después de su muerte), sor Lysa (vice superiora general) y sor León (responsable de las congregaciones asiáticas), verifica el trabajo de la Misioneras de la Caridad de Cristo y aprueba su fusión con las Misioneras de la Caridad internacional, pero manteniendo el nombre originario. El 28 de febrero de 2008 llega la aprobación de la Santa Sede para la Constitución permanente de las Misioneras de la Caridad de Cristo en Vietnam.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Una vida dedicada a los pobres: la Iglesia vietnamita recuerda al Pbro. Joseph Đinh Huy Hưởng
16/08/2016 14:28
Seminaristas de Saigón: con los últimos, inspirados por la Evangelii Gaudium
28/07/2018 14:36
Uttar Pradesh, el ejército desaloja un orfanato de las Hermanas de Madre Teresa
07/01/2022 12:05
Ho Chi Minh City: el amor de los feligreses de Thanh Đa por la Madre Teresa
22/08/2016 12:08
Saigón, el compromiso de la Iglesia por las familias y los emigrantes
30/08/2018 16:14


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”