31/10/2022, 15.14
LAOS
Enviar a un amigo

Nueva represa en el Mekong: desplazan y reubican a 10.000 habitantes de 26 aldeas

de Steve Suwannarat

Se construirá cerca de la antigua capital Luang Prabang, patrimonio de la Unesco. E una zona con riesgo sísmico. Las sucesivas represas para la producción de energía hacen que el curso del Mekong sea completamente artificial. Beneficia más a los compradores extranjeros de energía que a la población local.

 

Vientiane (AsiaNews) - La construcción de una nueva represa obligará a desalojar a 10.000 habitantes de 26 aldeas, que serán reubicados en nuevos asentamientos en otras zonas, provistas de mejores servicios de salud y educación, pero con mayores dificultades en términos de empleo y cohesión social.

La operación también es significativa en el plano simbólico, porque la planta se construirá cerca de Luang Prabang, la antigua capital que es patrimonio mundial de la Unesco. Los responsables de la nueva esclusa, la mayor del país con 1.460 megavatios de capacidad de producción eléctrica, son la vietnamita PetroVietnam Power y la tailandesa CK Power.

Pero el complejo estará ubicado en una zona sísmica. Si se produjera un fuerte terremoto cuando esté terminado y funcionando en 2027, podría poner en peligro la ciudad que simboliza la identidad religiosa e histórica de Laos, junto con sus 60.000 habitantes.

Una atención más inmediata requiere el hecho de que la represa representa una nueva amenaza para el Mekong, en cuyo curso y el de sus afluentes en territorio laosiano ya hay cerca de ochenta represas para la producción de energía.

La estructura estará situada a pocas decenas de kilómetros río abajo de una planta ya planificada en Pak Baeng, y río arriba de la planta de Xayaburi, que se terminó de construir en 2019 y actualmente es la más grande en funcionamiento. Cuando se haya finalizados el proyecto, en una parte importante de su curso superior el río quedará reducido a una serie de inmensos vasos comunicantes que harán su curso completamente artificial. Servirá para responder a las necesidades energéticas de los países vecinos, Tailandia, Vietnam, Myanmar y China, pero también de otros que están mucho más lejos, como Malasia y Singapur.

A pesar del potencial de explotación de sus aguas y de otros recursos naturales, la "batería de Asia", un país de 236.800 kilómetros cuadrados habitado por 7,3 millones de personas, se encuentra muy lejos de gozar de una prosperidad generalizada.

Si bien la ejecución de proyectos energéticos aporta algunos beneficios a la población local gracias a la afluencia de personal e iniciativas relacionadas con la construcción, y contribuye también a reducir las emisiones de carbono, en general Laos paga un costo extremadamente alto por esas construcciones.

Tras décadas de explotación, el país no solo es más pobre y atrasado que los estados vecinos sino también el más controlado por intereses extranjeros, por medio de presiones, la corrupción y una deuda externa que ha llegado al 88% del PIB. Incluso, para poder seguir pagándola, el gobierno vendió en 2020 el control de su red eléctrica por 600 millones de dólares a una empresa china.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Vientián: el dique que colapsó tenía en sus cimientos ‘tierra, en lugar de cemento'
29/05/2019 17:19
Colapso de la represa: en medio del monzón, continúan las tareas de rescate. Hay 26 muertos
26/07/2018 12:20
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Protestan contra un dique chino-camboyano, Phnom Penh arresta a 11 activistas
16/09/2014
Colapsa represa en construcción y se teme una masacre: hay cientos de desaparecidos
24/07/2018 13:43


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”