26/10/2021, 15.14
ASIA
Enviar a un amigo

ONU: el 2020 fue el año más caluroso en Asia (INFOGRAFÍA)

Así lo afirma un informe de la World Meteorological Organization. Las consecuencias del cambio climático en el continente son catastróficas: el incremento de las temperaturas provoca inundaciones, enfermedades, inseguridad alimentaria y desplazamientos, además de cuantiosas pérdidas económicas.

Roma (AsiaNews) - El 2020 fue un año particularmente caluroso para Asia: la temperatura media fue 1,39°C superior a la del período 1981-2010. Así lo afirma un informe sobre el estado del clima en Asia elaborado por la World Meteorological Organization y publicado hoy. Según el organismo de las Naciones Unidas, el año de la pandemia fue el más caluroso en términos absolutos, en base a los datos que tenemos a disposición. Además, la tendencia indica que las temperaturas seguirán elevándose. 

Las olas de calor fueron más intensas durante los meses de verano: en Verjoyansk, en el mes de junio, el mercurio marcó  38°C, una temperatura récord, jamás antes registrada al norte del círculo polar ártico. 

Los datos muestran que las consecuencias del cambio climático son catastróficas en Asia: si consideramos solamente las inundaciones y los temporales del 2020, la cifra de personas afectadas es de 50 millones, con más de 5.000 muertos. Los datos son inferiores a la media anual de las dos últimas décadas, de 158 millones de personas afectadas y unos 15.500 muertos. 

En Afganistán, en agosto de 2020, se inundaron 14 provincias, dejando un saldo de cuando menos 1.550 casas arrasadas y 2.400 con graves daños. Hoy los responsables de la intervención humanitaria y de la resiliencia climática también están particularmente preocupados por el deshielo, esencial para garantizar la disponibilidad de recursos hídricos en tiempos de sequía. Si se cumplen los pronósticos y los glaciares de la región (incluido el Himalaya) perdieran hasta un 40% de su masa antes del 2050, al menos 750 millones de personas se verían afectadas. 

Por otro lado, debido al cambio climático, el continente se está alejando de la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU: la seguridad alimentaria ha disminuido, y en 2020 la malnutrición afectó a 48,8 millones de personas en el sudeste asiático, a 305,7 millones en el sur de Asia y a 42,3 millones en Asia occidental. El resultado es que la mitad de la población desnutrida del mundo está en Asia, con un aumento del 20% en el sur de Asia. La elevación de las temperaturas también favorece la proliferación de enfermedades, y el informe señala que en algunas regiones ha aumentado la incidencia de enfermedades diarreicas y brotes de dengue.

Las pérdidas económicas, que frenan el desarrollo de las naciones asiáticas, se calculan en cientos de miles de millones de dólares: 205 millardos en China, 75 millardos en India y 71, 5 millardos en Japón. Si se considera el tamaño de la economía, el cambio climático ha erosionado 7,9% del PIB en Tayikistán, 5,9% en Camboya y 5,8% en Laos. Si solo nos detenemos en las inundaciones, éstas costaron a India y China 22.600 y casi 20.000 millones de euros respectivamente. 

Los refugiados a causa del clima ya son una realidad en Asia. China, India y Bangladés incluso han registrado cada uno entre 4 y 5 millones de desplazamientos por motivos climáticos. En el campo de refugiados de Cox’s Bazar, que aloja sobre todo a rohinyás que huyeron de Myanmar en 2017, los monzones provocaron avalanchas y desprendimientos que obligaron a la gente a migrar una vez más.

El ciclón Amphan, que devastó las costas del subcontinente indio en mayo del 2020, es un ejemplo perfecto de cómo los eventos extremos afectan todos los ámbitos de la vida humana. El tifón generó 2,4 millones de desplazados en la India y otros 2,5 millones en Bangladés. Muchos refugiados no tuvieron acceso a los centros de evacuación, porque la acción humanitaria se vio obstaculizada por la pandemia de Covid-19. La emergencia sanitaria obligó a los gobiernos de estos países a decretar cierres generalizados. Esto impactó, entre otras cosas, en las cadenas de suministro de alimentos. En Bangladés, Amphan arrasó con 176.000 hectáreas de tierras de cultivo y 14.000 cabezas de ganado, alterando el funcionamiento de los mercados locales y causando mayores dificultades en el abastecimiento.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Un nuevo estudio demuestra que se ha subestimado el aumento del nivel del mar
07/07/2021 14:16
Erosión costera: un quinto de la población de Bangladés, en riesgo de inundación
12/11/2019 12:58
Hanoi: la falta de agua amenaza al país
31/08/2021 13:33
En Japón, la ola de calor no se detiene: más de 30 muertos y miles de personas hospitalizadas
20/07/2018 10:30
Tamil Nadu, los aluviones detienen Chennai: al menos 188 victimas
02/12/2015


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”