15/11/2018, 15.01
MALASIA
Enviar a un amigo

P. Mariasoosai: Yo fui llamado a trabajar en la viña de Melaka (III)

El nuevo sacerdote diocesano de 42 años recibió el bautismo recién a la edad de 14 años. Después de un seminario de Life in the Spirit, “trató de recibir cualquier tipo de formación religiosa”. A pesar de las resistencias iniciales, decidió entregarse a Cristo. “¿Por qué debería contentarme con algo menos que el amor de Dios?”.

 

Kuala Lumpur (AsiaNews/HeraldMalaysia) – La Iglesia malaya festeja la ordenación de tres nuevos sacerdotes: el p. Martinian Lee Hock Chuan (37 años), el p. Paul Sia Chau Kiang (62) y el p. Alexuchelvam Mariasoosai (42). A continuación, la última de las tres historias. Aquí es posible encontrar los links del primero y del segundo testimonio. (Traducción de AsiaNews).

Como en la parábola de los trabajadores de la viña (Mt 20,1, 1.16), “era uno de aquellos que estaban sin hacer nada porque ‘ninguno los había contratado para trabajar la jornada”. Fue ordenado el 6 de noviembre, el p. Alexuchelvam Mariasoosai, de 42 años, describe así su vida antes de una conversación con Mons. Paul Tan Chee Ing,obispo emérito de Melaka-Johor.

El prelado tuvo un rol fundamental en el discernimiento vocacional del nuevo cura diocesano. “Mons. Paul – recuerda el p. Alexuchelvam – era como el dueño que, salido de casa una vez más hacia las 5 de la tarde, pide a los desocupados que estaban en la plaza: ‘¿Por qué están aquí todo el día ociosos?’. Mi respuesta habría sido similar a aquella de los personajes de la parábola. Por esto, es como si el obispo me hubiese dicho: “Vé tú también a trabajar a mi viña’”.

“Recibí el bautismo sólo alrededor de los 14 años- prosigue el sacerdote- pero no participé en la vida de la Iglesia hasta los 18 años, cuando participé en un seminario de Life in the Spirit”. Organizado por la Renovación carismática de la parroquia de S. Ignacio en Petaling Jaya (Selangor), el simposio marcó el cambio en el camino de fe del p. Alexuchelvam. “Desde aquel momento en adelante, traté de recibir cualquier tipo de formación religiosa ofrecido por la Iglesia”, afirma.

Los amigos comenzaban a pensar que el joven, que ya tenía 20 años, estuviese destinado al sacerdocio, pero el p. Alexuchelvam rechazaba tal idea. “Pensaba que fuese una cosa ridícula. Un cura me desafió y me dijo que estaba escapando de mi llamada. Lloré, pensando honestamente de haber ya dado todo a Cristo. Sentía que mi vocación era ocuparme de mis padres”.

No obstante las resistencias iniciales, después de algunos años el p. Alexuchelvam decidió donarse a sí mismo a Cristo. Aún antes de Mons. Tan, fue el p. Simon Yong contribuir en modo decisivo en el recorrido del nuevo sacerdote de Melaka-Johor. “Creyó en mi vocación, cuando yo había dejado de hacerlo por causa de los muchos obstáculos”. Sin embargo, solo después de una charla con el obispo emérito él partió hacia Roma, para entrar en el Colegio Beda.

“Mi lema -concluye- es ´Ya que Tu gracia vale más que la vida’ (Sal 63,4). Aquello que perseguí, conscientemente y no, durante toda mi vida, es amor. Dios me encontró y me mostró el verdadero amor; por lo tanto, ¿por qué debería contentarme con algo menos que el amor de Dios? Es el amor de Dios que quiero y aquí, en la tierra, busco compartirlo con los demás”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Melaka, ordenación de tres sacerdotes. P. Lee: La renuncia al matrimonio, para ofrecer todo a Dios (I - video)
13/11/2018 13:00
El largo camino vocacional del p. Sia, nuevo sacerdote de Melaka (II)
14/11/2018 13:57
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Dos nuevos sacerdotes para Hong Kong: la vocación nace del testimonio
22/08/2016 12:33
Purak, 162 religiosos de Malasia y Brunéi, reunidos para hablar sobre la vocación
21/02/2019 12:13


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”