10/01/2022, 11.24
INDONESIA
Enviar a un amigo

Papúa, emergencia por inundaciones: 8 muertos y 7.000 evacuados

de Mathias Hariyadi

El desbordamiento de numerosos ríos a causa de las lluvias torrenciales ha dejado zonas enteras de la provincia bajo el agua. En los últimos días, la emergencia golpeó a Sumatra (con tres niños muertos y 32.000 evacuados) y el norte de Aceh. La deforestación y la tala ilegal en vastas zonas favorecen las inundaciones.

Yakarta (AsiaNews) - Ya son ocho las víctimas fatales de las fuertes inundaciones de los últimos días que azotan Jayapura, la capital de la provincia de Papúa, en el extremo oriental del archipiélago indonesio. Las lluvias torrenciales comenzaron el 7 de enero y provocaron el desbordamiento de los ríos, el colapso de diques en diferentes puntos, desencadenando importantes desprendimientos de tierra en varios distritos. Como consecuencia, casi 7.000 personas fueron evacuadas. 

Entre las áreas afectadas por las inundaciones y que actualmente siguen parcialmente bajo el agua figuran Jayapura Utara (Jayapura Norte), Jayapura Sur, Abepura, Heram y Muara Tami. La capital de la provincia, Jayapura, está dividida en dos zonas: las tierras altas, donde se encuentra el aeropuerto de Sentani, y las tierras bajas, donde se encuentran la mayoría de los complejos residenciales y las oficinas gubernamentales y de la administración pública. 

Las fuertes inundaciones azotaron las zonas bajas, atravesadas por tres ríos cuyo desbordamiento dio lugar a la emergencia. 

La situación también es crítica en la isla de Sumatra, tras una semana de mal tiempo: hasta el momento hay 32.000 evacuados y tres víctimas, todos niños. Las lluvias torrenciales que caen desde el 31 de diciembre han provocado inundaciones en al menos cuatro distritos y han anegado gran parte del sector oriental, que lleva mucho tiempo bajo el agua. Al menos 11.000 casas quedaron sumergidas, y los habitantes buscan ponerse a salvo en lugares improvisados, alojamientos temporales, edificios públicos e incluso mezquitas. 

En algunas zonas, las aguas han empezado a retirarse pero sigue vigente el estado de emergencia y los equipos de rescate tienen dificultades para llegar a las áreas afectadas. Las autoridades de Aceh del Norte, una de las zonas más castigadas, han declarado el estado de emergencia hasta el 15 de enero. De momento, la prioridad sigue siendo salvar vidas y ayudar a las poblaciones más necesitadas. Sin embargo, algunos han comenzado a evaluar la magnitud de los daños y temen graves repercusiones en sus actividades. Con gran preocupación, Muhammad Hatta, un habitante de la aldea de Lhoksukon, en la provincia de Aceh, confirmó a al-Jazeera que "la economía local ha quedado destruida". 

Una de las principales causas de las inundaciones que azotan varias zonas de Indonesia es la progresiva deforestación registrada en los últimos años. En diálogo con AsiaNews, Jafar, que también vive en el pueblo de Lhoksukon, dijo que "las inundaciones masivas se han convertido en un problema común en la región de Aceh del Norte en los últimos años" y "la deforestación ha agravado las consecuencias del fenómeno". Nur, ex director ejecutivo de la rama local de Walhi (el fondo indonesio para el medio ambiente), está seguro de ello: "Sin lugar a dudas, las devastadoras inundaciones que dejaron 15 subdistritos sumergidos están relacionadas con la deforestación".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Asia Pacífico: Las catástrofes naturales tuvieron un costo de 50 millardos de dólares
11/01/2022 13:02
Colombo, inundaciones: 25 muertos, siete heridos y un desaparecido. Más de 200.000 personas afectadas
11/11/2021 14:20
Un nuevo estudio demuestra que se ha subestimado el aumento del nivel del mar
07/07/2021 14:16
Tifón Molave, nueve víctimas y más de un millón de desplazados entre Filipinas y Vietnam
27/10/2020 12:15
El Líbano levanta la emergencia por incendios: tres víctimas, bosques en llamas y solidaridad
17/10/2019 10:43


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”