03/08/2022, 14.24
TAIWÁN-ESTADOS UNIDOS-CHINA
Enviar a un amigo

Pruebas de bloqueo militar: la respuesta de Beijing a la visita de Pelosi a Taipei

de Emanuele Scimia

Los chinos anuncian cuatro días de ejercicios aéreos y navales cerca de la isla "rebelde". Tres zonas de exclusión invaden las aguas territoriales de Taiwán. La decisión de Pelosi ha colocado a Xi Jinping en una posición incómoda: el presidente chino debe apaciguar la ira de los nacionalistas chinos. Riesgo de escalada.

 

Roma (AsiaNews) - Cuatro días de ejercicios aeronavales y de misiles en seis áreas marítimas cercanas a Taiwán, donde se prohíbe el paso de buques y aviones no autorizados. La respuesta "fuerte" y "decidida" de China comunista a la visita a Taipei de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., es una prueba técnica de bloqueo militar: una de las opciones que maneja China en un posible escenario de invasión de la isla, a la que Beijing considera una provincia "rebelde" que debe ser reconquistada incluso por la fuerza.

Las maniobras militares deberían comenzar mañana, cuando Pelosi haya salido de Taiwán. La llegada ayer a Taipéi de la dirigente demócrata -número tres en la jerarquía de poder en Washington- provocó la inevitable reacción de los chinos, que hablan de injerencia en sus asuntos soberanos. La amenaza de Xi Jinping en su reciente encuentro virtual con Joe Biden ("el que juega con fuego, acaba quemándose") no parece haberse materializado, al menos por el momento.

Como señalaron varios analistas, con el anuncio de los próximos ejercicios China ha realizado el movimiento más provocativo en más de 20 años, desde que disparó misiles cerca de Taiwán en 1996 en coincidencia con las primeras elecciones presidenciales locales. Nathan Ruser, del Instituto Australiano de Política Estratégica, señala que, según los cánones de las Naciones Unidas, las operaciones chinas de los próximos días pueden entrar en la definición de "estado de agresión". Tres de las seis zonas de interdicción que informa la prensa china invaden las aguas territoriales de Taiwán (ver foto 2).

Sin embargo Beijing ha evitado por el momento tomar acciones más amenazantes, como interceptar el avión en el que viajaba Pelosi, lo que habría creado una crisis instantánea con EE.UU.

En estas situaciones el mayor riesgo siempre es el de un accidente debido a un error de cálculo de una de las partes involucradas. Una de las áreas designadas para los ejercicios chinos se encuentra a menos de 20 kilómetros de Kaohsiung, la segunda ciudad más grande de Taiwán. No muy lejos de la zona, navegando por el mar de Filipinas, se encuentra el portaaviones estadounidense Ronald Reagan con su grupo de combate; en el norte de Taiwán, cerca de Okinawa, Washington ha desplegado además el barco anfibio USS Tripoli.

Los chinos podrían aumentar la presión sobre Taipei en las próximas semanas. Además de las maniobras militares, Beijing ha impuesto sanciones al sector agroalimentario taiwanés. No se descartan otras prohibiciones a las importaciones desde la isla, pero el principal temor de los taiwaneses es que las Fuerzas Armadas chinas comiencen a violar sistemáticamente la " línea media" que divide informalmente el Estrecho de Taiwán, en un intento de China de hacer realidad su pretensión de que esas aguas se encuentran bajo su soberanía nacional y no son "internacionales".

Washington y Beijing se han colocado en una posición en la que es inevitable el actual estado de alta tensión. Biden había dicho que no estaba de acuerdo con el viaje de Pelosi (o por lo menos fingía estarlo), pero ante las amenazas chinas Washington no podía dar un paso atrás: se habría arriesgado a parecer débil frente a sus aliados y socios en la región.

Por su parte, Xi siempre debe responder a la franja nacionalista del régimen y de la población: la decisión de Pelosi lo  ha colocado en una posición incómoda y la orden de realizar ejercicios militares es lo mínimo que se podía esperar. Sin embargo, introducir barcos y aviones chinos en las aguas territoriales y al espacio aéreo de Taiwán constituiría una peligrosa escalada.

 (Foto 2, Focus Taiwan y Xinhua)

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
P. Didonè, misionero camiliano: 'Los taiwaneses no quieren acabar como Hong Kong'
06/08/2022 13:03
Gigante de los microchips: detendremos la producción si China invade Taiwán
02/08/2022 21:06
Misiles chinos caen cerca de Taiwán. Japón en alerta
04/08/2022 13:25
Las maniobras militares chinas alrededor de Taiwán amenazan el comercio mundial
05/08/2022 14:00
El embajador chino en París insiste: los taiwaneses deben ser 'reeducados'
09/08/2022 12:55


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”