16/08/2016, 14.28
VIETNAM
Enviar a un amigo

Una vida dedicada a los pobres: la Iglesia vietnamita recuerda al Pbro. Joseph Đinh Huy Hưởng

de Thanh Tin

El sacerdote dedicó 48 años de su vida a la pastoral y cuidado de los pobres, leprosos, montagnards, niños abandonados, jóvenes madres solteras y estudiantes. Pasó diez años en prisión por haber sido capellán de las tropas vietnamitas del sur durante la guerra. Desde 2006 fue director de Caritas Saigón. Miles de personas continúan dándole las gracias: “Cualquier dificultad que tuviéramos, el  padre ‘Ut’ siempre estaba con nosotros”.

Hanói (AsiaNews) – A cinco años de su muerte, la Iglesia vietnamita recuerda al Pbro. Joseph Đinh Huy Hưởng, más conocido como “Ut”, sacerdote que dedicó su vida a sostener a los pobres, leprosos, a las jóvenes madres solteras, a los niños huérfanos, a los enfermos de SIDA, a los montagnards, sin hacer ningún tipo de distinción entre cristianos y no cristianos.  Muchísimos fieles, en el norte, en el centro y sur de Vietnam, rogaron por él el 9 de agosto, fecha del aniversario de su muerte: “Estamos verdaderamente agradecidos al padre Joseph Đinh Huy Hưởng.  Siempre que nos encontrábamos en dificultades, él siempre estaba allí para ayudarnos, tanto desde el punto de vista material como espiritual”.

“Ut” nació el 6 de mayo de 1940 en la diócesis de Phát Diệm, y se convirtió en sacerdote en la diócesis de Saigón (luego Ho Chi Minh City) en  1969.

Para servir a los soldados católicos durante la guerra de Vietnam, en 1972 se enroló en el Ejército. Fue capellán de las tropas de la República de Vietnam (aliada de los EEUU), impartiendo los Sacramentos incluso en el campo de batalla. Antes de la victoria de los vietnamitas del norte, recibió una propuesta para abandonar el país y dirigirse a los EEUU, pero no quiso aceptar. Su elección de permanecer allí le costó diez años de trabajos forzados (1975-85).

Una vez liberado, si bien fue mantenido bajo arresto domiciliario, volvió a servir a los pobres, y desde 1995 fue párroco de Đức Tin, en la periferia de Ho Chi Minh City. En el año 2006 el Card. Jean Baptiste Pham Minh Mẫn lo nombró a cargo de la Comisión para el trabajo social y caritativo de la diócesis. En los años siguientes colaboró con dos sacerdotes, dos hermanas y tres feligreses para ayudar a miles de pobres de la zona.

Después de 1975, año en que el gobierno revolucionario comenzó a arrestar a todos los religiosos presentes en el país y a clausurar toda congregación y seminario, el Pbro.  Joseph Đinh Huy Hưởng se ocupó de establecer contacto con los hermanos redentoristas y de ayudar a ordenarlos de manera secreta. Uno de ellos, el Pbro. Vincent Phạm Trung Thành, cuenta: “En 1990 yo, junto a otros tres, fuimos donde el padre Joseph Đinh Huy Hưởng para ser ordenados sacerdotes. Luego, una serie de hermanos redentoristas recibieron el ministerio en estas condiciones. En total fuimos 34 hermanos los ordenados. Desde ese momento, se abrió una nueva etapa en las vocaciones redentoristas”.

Desde el año 2009, a causa de una enfermedad cardíaca, el padre “Ut” tuvo que mudarse a un hogar situado en Phát Diệm. Pero su escasa salud no lo detuvo: emprendió el Fondo de caridad Du Sinh (Quĩ Bác Ái Du Sinh), para sostener a los pobres y abandonados de Vietnam.

Muchísimos fieles del distrito de Cần Giờ y de las parroquias de Ho Chi Minh City lo recuerdan con afecto: “Hemos tenido que afrontar muchas dificultades: tifones, niños pobres o huérfanos, enfermos. El padre Hưởng siempre nos ayudó con amor. Gracias a él, aún contamos con atención médica gratuita de la diócesis”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Misioneras de la Caridad en Vietnam: El espíritu de Madre Teresa con los hermanos pobres
29/02/2016 14:43
Ho Chi Minh City, el drama de los huérfanos de la pandemia
20/09/2021 13:31
Ho Chi Minh City: el amor de los feligreses de Thanh Đa por la Madre Teresa
22/08/2016 12:08
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Año lunar 2016: la Iglesia vietnamita desciende al campo por los pobres y los huérfanos
26/01/2016 13:41


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”