10/10/2016, 16.31
ISRAEL - PALESTINA
Enviar a un amigo

Activista pacifista en Jerusalén: detrás de los disparos y las muertes, hay una frustración que alimenta la violencia

Musbah Abu Sbaih, de 39 años, abrió fuego contra civiles y militares. Murió un policía y una mujer de 60 años. Activista Adel Misk: aumenta el resentimiento hacia la política de la ocupación. Hay un clima de “creciente presión” que alimenta los “estallidos de violencia”. Son problemas de índole política, que no están conectados con la religión. 

Jerusalén (AsiaNews) – Tras el ataque en Jerusalén, en el cual dos personas perdieron la vida- además del atacante –“hay una frustración creciente” de los palestinos “en relación a la política de ocupación” promovida  por Israel (y que ha sido reforzada en el último período). Es cuanto afirma a AsiaNews  Adel Misk, médico y activista pacifista palestino, al comentar el último episodio del largo reguero de sangre vinculado a la tercera intifada (de los cuchillos), iniciada un año atrás. Siendo vocero de The Parents Circle, una asociación que reúne a cerca de 250 israelíes y 250 palestinos, todos ellos familiares de víctimas del conflicto, él agrega que “hay un clima de creciente presión” que alimenta estos “estallidos de violencia”.

Ayer, dos ciudadanos israelíes, - Levana Malihi, de 60 años, y el policía Yosef Kirma – murieron poco después de ser hospitalizados. Ambos fueron alcanzados por los proyectiles disparados por el palestino  Musbah Abu Sbaih de 39 años, que para algunos sería miembro de Hamas, y que hoy es celebrado como un “león” y un “mártir” en la lucha contra la ocupación. Otras cinco personas resultaron heridas, algunas de ellas de gravedad.

Testigos locales refieren que el hombre descendió de un automóvil blanco, estacionado frente a una parada del tranvía en Ammunition Hill, en las cercanías del memorial de la  “Batalla por Jerusalén” de la Guerra de los Seis días, y que abrió fuego. Luego volvió a subirse al automóvil y se dirigió a la estación de Shimon Hatzadik, donde disparó contra la multitud por segunda vez.

En ese momento intervinieron las fuerzas de seguridad israelíes, que lo mataron luego de un breve intercambio de disparos; en el tiroteo también resultaron heridos dos agentes.

Fawzi Barhum, vocero de Hamas, afirmó, según su parecer, que el atentado “no es más que una reacción natural a los crímenes” cometidos contra los palestinos por parte de Israel,  en particular a los ocurridos “en la mezquita de al Aqsa” de Jerusalén. Misbah Abu Sbeih era oriundo de Jerusalén oriental y, en un mensaje que la TV al-Aqsa difundió tras su muerte, habría exhortado a todos los musulmanes a seguir su ejemplo. Un volante que fue distribuido por Hamas en Cisjordania lo define con deferencia, refiriéndose a él como “el león de Jerusalén “por su compromiso en la defensa de la mezquita de al-Aqsa”.

 

El atacante es “un hombre de 39 años de edad, que vivía en Jerusalén Oriental, que tenía una familia y frecuentaba la mezquita de al Aqsa” explica Adel Misk a AsiaNews. “En el pasado –agrega- ya había sido detenido y alejado de la mezquita por estar involucrado en las llamadas actividades anti-israelíes”. “Recientemente fue condenado a cuatro meses de prisión –prosigue el activista- y ayer debía entregarse a las autoridades para hacer su ingreso a la cárcel”.

Éstos son episodios ligados “al clima de presión” que se respira en los territorios, agrega el médico palestino, el cual alimenta la “radicalización de personalidades como la de Musbah Abu Sbaih, que si bien estaba ligado a la religión, no era ciertamente un fanático”. Presión, ocupación, resentimiento, generan una combinación explosiva que degenera en ataques contra objetivos israelíes, tanto militares como civiles.

Ahora, las autoridades israelíes están emprendiendo “la campaña de represalias contra la familia” –prosigue Adel Misk-, que se consuma en la demolición de la casa, en la expulsión y en nuevos arrestos”. “En las últimas horas –agrega- la policía detuvo a la hija del hombre porque esta mañana, en una entrevista, habló bien de su padre. Es un ciclo continuo, en cuya base está la ocupación militar, que provoca un descontento”.  

Desde octubre pasado, luego de una serie de provocaciones de algunos judíos ultra-ortodoxos que fueron a rezar a la Explanada de las Mezquitas, se han multiplicado los incidentes y choques en Israel y en los territorios palestinos, en el marco de la llamada “intifada de los cuchillos”. Hasta ahora fueron muertos al menos 237 palestinos, 35 israelíes, dos norteamericanos, un sudanés y un eritreo. La mayor parte de los palestinos murió cuando intentaba acuchillar o disparar a peatones y soldados. Otros fueron muertos durante manifestaciones o en enfrentamientos con los militares.  

A pesar de la violencia, el médico y activista invita a los ciudadanos de los países occidentales y a los fieles de todo el mundo a seguir yendo –en peregrinación o como turistas- a Tierra Santa. “Debéis venir sin miedo –afirma- porque aquí los peregrinos son siempre bienvenidos, y jamás han sufrido episodios de violencia. Éstos son actos que están conectados con la frustración, el descontento, y que son fruto de problemáticas vinculadas a la política, y que nada tienen que ver con la religión”. Esperamos que la situación no se degenere, concluye, y “rezamos juntos para que estas cosas no sucedan más, y para que al pueblo palestino le sea reconocido el derecho a vivir en su propia tierra”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Tel Aviv, un asaltante palestino fue condenado a cadena perpetua por el homicidio de dos israelíes
29/11/2016 10:09