09/12/2015, 00.00
INDIA
Enviar a un amigo

Arzobispo de Gandhinagar: el Jubileo de la Misericordia y la ley anti-conversión

de Nirmala Carvalho
Una ley aprobada en 2003 por el gobierno de jefe de ministros, Narendra Modi prohíbe las conversiones del hinduismo a otras religiones sin el permiso de un juez. Mons. Thomas Ignatius Macwan: “Somos libres de celebrar los ritos; los problemas sugen con los bautismos”. En el Año de la Misericordia somos “alentados a ir al encuentro de los pobres, los necesitados, los enfermos”. La experiencia personal en el Congreso eucarístico de Mumbai.

Mumbai (AsiaNews)- La tarea que “Cristo nos ha dado es la de ir a estar en medio de la gente y ponernos al servicio de los demás. Pero en este escenario, servir al prójimo se convirtió en un  desafío. La Iglesia de Gujarat necesita cumplir su trabajo en el cuidado de los pobres, de los marginados y de los oprimidos. Tiene necesidad de donarse a las personas para las cuales trabaja”. Lo dijo a AsiaNew, Mons. Thomas Ignatius Macwan, arzobispo de Gandhinagar, a propósito de la severa ley anti-conversión, vigente en Gujarat, que impide a los fieles hindúes convertirse a otra religión sin el permiso de un juez. “Nosotros debemos ser capaces de desarrollar nuestro ministerio con la firme conciencia de que el Señor está con nosotros”.

Mons. Macwan afirma. “Estamos buscando un modo de resolver la cuestión. Jesús es misericordia y el Año de la Misericordia habla justamente de los valores importantes del Evangelio, de la Iglesia y de su misión. Nosotros buscamos la justicia para todos, pero, como el Papa Francisco nos recuerda, la justicia es sólo el inicio. El verdadero objetivo es la misericordia.

Hablando sobre los actuales desafíos de la Iglesia en su Estado, el arzobispo explica. “Nosotros somos libres de celebrar nuestras funciones, sin restricciones. Hasta los funcionarios administrativos son mus disponibles en la relación con nosotros. Año tras año, hemos creado muchos lugares religiosos en Gujarat, donde se encuentran cuatro diócesis. Aquí la Iglesia es floreciente”.

Pero la libertad de culto no basta. “Las dificultades- continúa- surgen en el caso del bautismo de los catecúmenos, porque las leyes draconianas, aprobadas por el entonces gobierno de Narendra Modi, nos impiden acoger en nuestra comunidad a nuevos bautizados, a menos de que un juez nos dé su aprobación”.

En Gujarat está vigente una Ley anti-conversión, considerada un verdadero y liso “ataque a la libertad religiosa”. Aprobada en 2003, cuando Modi era jefe de ministros del Estado y luego modificado en sentido aún más restrictivo en 2006, la norma está dirigida a impedir, sobre todo, las conversiones del hinduismo al cristianismo. Si un hindú quiere volverse cristiano, debe presentarse ante un juez del distrito para obtener su permiso. Caso contrario, su conversión es anulada. La policía controla constantemente a las instituciones cristianas, pidiendo verificar incluso los registros de los bautismos. No se pide, en cambio, ninguna verificación, si la conversión es al hinduismo.

La norma sobre las religiones va justamente contra la misericordia: “Por una parte, tenemos al Señor Eucarístico, por otro lado, la misión de servir al Señor a través de nuestros pobres hermanos y hermanas. La misericordia se demuestra en nuestras acciones de amor en relación con los pobres, de los sin techo, de los enfermos. Este Año de la Misericordia, así como el Congreso Eucarístico apenas concluido, nos alienta a ir al mundo y amar a los pobres y necesitados con entusiasmo cada vez mayor. Porque esto es lo que quiere el Señor”.

A propósito del Congreso eucarístico nacional realizado en Mumbai del 12 al 15 de noviembre, el arzobispo dice: “Fue realmente una gran esperanza de comunión de la Iglesia en la India, con muchísimos obispos provenientes de las 113 diócesis esparcidas por todo el territorio”. Y concluye. “Para mí fue un momento de verdadero enriquecimiento. Volví a casa entusiasmado y feliz. El Congreso tocó en modo profundo mi corazón, y me hizo meditar sobre mi ministerio, desde el momento que yo mismo tengo necesidad de una continua cercanía al Señor Eucarístico. Cuando recibimos a Cristo dentro nuestro, es satisfecha la promesa que Él nos hizo: “Yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo”.

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: La Eucaristía influencia a los bautizados, pero también a la ciudad terrena
10/11/2018 13:42
Los católicos de Taiwán hacia el Congreso eucarístico nacional: “En Tí está mi fuente”
19/02/2019 13:40
Cardenal Gracias: ¡El Congreso Eucarístico no termina, porque el encuentro con Jesús no muere!
20/11/2015
Congreso de Mumbai, curado por milagro sacerdote de 81 años. “Fui curado por la Eucaristía”
19/11/2015